“Yaguá la Caza”: una iniciativa para desalentar la cacería en Misiones

Compartí esta noticia !

Más de quince artistas se suman y dan vida a la campaña “Yaguá la Caza”, una iniciativa impulsada por la Fundación Vida Silvestre Argentina que tiene como objetivo desalentar la cacería en Misiones. Los trabajadores y trabajadoras de la cultura asumieron su compromiso con el cuidado de la fauna y el ambiente, y se convirtieron en portavoces de una problemática que pone en riesgo los animales del monte, el ambiente y el bienestar de las personas.  

La caza furtiva, sumada a la deforestación y el atropellamiento, son las principales causas que afectan negativamente a la fauna misionera y ponen en riesgo a especies muy amenazadas, como el yaguareté”, señaló Lucia Lazzari, coordinadora de paisajes terrestres de la Fundación Vida Silvestre Argentina. “Desde Vida Silvestre realizamos diversas acciones sobre esta problemática en la provincia, ya sea mediante apoyo en equipamiento, tecnología y capacitaciones a los guardaparques, actividades de extensión y educación ambiental en escuelas y comunidades rurales, y acciones de concientización”, agregó Lazzari. 

La actividad de cacería, cualquiera sea su finalidad, está prohibida por ley en Misiones. Sin embargo, y pese a los esfuerzos de control, vigilancia y prevención realizados por las y los guardaparques provinciales y nacionales en Misiones, continúa siendo la principal amenaza que afecta a los animales de la selva misionera y a la integridad del ambiente.  

La campaña “Yaguá la Caza” -yaguá es un término coloquial de rechazo o desaprobación– posee como objetivo desalentar la cacería, para ello, se ha convocado a trabajadores de la cultura de Misiones, el país y la región para que sean los portavoces de la campaña. Los mensajes de los artistas se difundirán en diversas plataformas de redes sociales, medios de comunicación y servicios de mensajería instantánea. A su vez, emisoras de radio de diversos puntos de la provincia se están sumando a la campaña mediante la difusión de los mensajes adaptados al medio. 

Te puede Interesar  Efecto octubre: hubo récord en el consumo de asfalto vial en junio

La cacería, una problemática que no reconoce fronteras 

El Bosque Atlántico del Alto Paraná, o Selva Paranaense, es compartida entre Argentina, Brasil y Paraguay. Así como se comparte el paisaje, muchas especies de la fauna están en constante circulación, como el yaguareté. Pero no sólo la biodiversidad del bosque es compartida por los países, sino que también la problemática de la cacería es un desafió en los tres territorios. 

En solo un año, en la región mencionada del Bosque Atlántico, los equipos de guardaparques identificaron y destruyeron más de 78 campamentos de cazadores furtivos. A su vez, se encontraron e inutilizaron más de 221 estructuras de caza, como sobrados –sitios de espera- y saleros. En diversos procedimientos, los equipos de guardaparques de los tres países informaron que más de 34 armas y 6 vehículos utilizados para fines furtivos se secuestraron, al tiempo que 20 cazadores fueron detenidos y/o multados. 

Desde Vida Silvestre, en Argentina, y desde las oficinas de WWF Brasil y WWF Paraguay, trabajamos junto a los equipos de guardaparques y autoridades ambientales de los tres países. Directamente, estamos apoyando a 13 áreas protegidas, de las cuales 9 son de Misiones, mediante capacitaciones, recursos y tecnología para hacer más efectivos los esfuerzos y tareas en pos de desalentar y controlar esta problemática que afecta a la fauna, el bosque y a las personas”, finalizó Lucía Lazzari.     

Conocé más en: www.vidasilvestre.org.ar/yagualazcaza 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin