¿A quién rezamos?

La recepción con los brazos abiertos del femicida Fabián Tablado, puso el foco sobre la Asociación Filipos, un movimiento integrado por distintas iglesias evangélicas cristianas, que ayuda a las personas en situación de calle. La asociación que cobró notoriedad inesperada, es apenas una de las 3.385 religiones registradas en Misiones, la tercera provincia del país con mayor número de creencias. De ese número, 2.519 iglesias son evangélicas (74,42 por ciento del total) en sus distintas vertientes. La tierra colorada no es sólo diversa en cuanto a las múltiples nacionalidades que conviven, sino también a quien le reza cada uno.

La Iglesia Católica sigue siendo la que más fieles tiene, pero las de mayor expansión son las iglesias evangélicas, en sus distintas vertientes, que se multiplican a partir de una forma de organización distinta. Hay de todo en la viña del señor: cultos que prohíben a las mujeres el uso de pantalones, la televisión en los hogares y algunas otras con prácticas que desafían la letra del Código Penal. El patriarcado sigue, en algunos casos, tan fuerte como hace un siglo.

Los datos de Misiones coinciden con el mapa argentino. Según la encuesta de religiones y creencias en la Argentina realizada en 2019, la adscripción religiosa de la población residente en Argentina revela que el catolicismo conserva una mayoría atenuada en el marco de un campo religioso cada vez más pluralizado: el 62,9% de los habitantes se definen católicos/as. El 18,9% se considera sin filiación religiosa y el 15,3% se define como evangélico/a. Los Testigos de Jehová junto con los mormones representan al 1,4% y el resto de las religiones conforman un 1,2% de la población.

El decrecimiento del catolicismo en Misiones es el reflejo de un marcado ascenso de los cultos evangélicos en la región (entre 2008 y 2019 las identificaciones pasaron del 10,8% al 23,1%, en el NEA). En 2008 el 84.8 por ciento se identificaba como católico, mientras que en 2019 ese porcentaje bajó a 67,4 por ciento en el NEA.

El análisis por rango de edades evidencia una situación contrastante. El catolicismo decrece entre los más jóvenes mientras que supera el 80% en la población de mayor edad. Inversa es la situación de los evangélicos y los sin filiación religiosa: no superan el dígito entre los más adultos y se robustecen a medida que la población es más joven. Uno de cada cuatro argentinos entre 18 y 29 años no se identifica con ninguna religión.

El catolicismo recibe una adhesión homogénea entre los distintos niveles educativos. En este tópico, la discordancia se plantea entre los y las evangélicos/as, que aumentan su volumen entre quienes tienen menor nivel de instrucción (alcanza el 26,2% entre los sin estudios).

En Misiones la Iglesia Católica tiene tres diócesis, una en Posadas y las otras en Oberá e Iguazú. También hay otras dos ramas. La Católica Ucraniana ejerce el rito Bizantino, con seis iglesias en Posadas, Apóstoles, Oberá, Jardín América, San Vicente y Andresito y dos comunidades religiosas. 

Con el mismo rito, también está en Misiones la iglesia ortodoxa rusa del patriarcado de Moscú, cuyo obispo es Leonil Soldatov. Hay dos iglesias en Oberá y una en Tres Capones.

La confesión religiosa con más organizaciones en Misiones es la Evangélica Pentecosal, con 975, seguida por la Cristiana Evangélica con 818 y los Bautistas, con 235. Los adventistas son 161. También hay 138 organizaciones evangélicas luteranas. Hay 81 organizaciones de Testigos de Jehová. Las organizaciones cristianas apostólicas son 34 y hay 55 mormones, además de tres budistas y dos del Ejército de Salvación.

Hay cinco organizaciones espiritistas y seis africanistas umbandistas. También hay una organización de la Fe Bahai y una de Pueblos Originarios, además de dos Iglesias Gnósticas y dos organizaciones del judaísmo. 

¿Qué religión se expande? “La fe evangélica no es una religión, es una arista, es decir es una confesión dentro de lo que es el cristianismo. Entonces, sí avanzan, vienen avanzando desde hace un tiempo hacia acá, bastante, pero tiene una orgánica distinta a lo que es la Católica Apostólica Romana, la Ucraniana Bizantina y la Ortodoxa Católica que son parte de las cristianas católicas”, responde la secretaria de Culto de Misiones, Rosana Barrios, licenciada en Teología y en proceso de un doctorado en Derecho Canónico. Barrios además es ingeniera en Sistemas y viene de una familia con tradición católica con opción por los pobres. Su padre fue sacerdote jesuita hasta que dejó los hábitos antes de la última dictadura. 

Rosana Barrios es licenciada en Teología y en proceso de un doctorado en Derecho Canónico.

Para Barrios, la clave de la expansión de la iglesia evangélica es que se compone de organizaciones flexibles. “Tiene que ver con la orgánica, la Iglesia Católica responde al Papa, ellos no responden a ninguno que tenga una organicidad con cabeza visible, por ejemplo, está Jimmy Swaggart que no vive acá y otros pastores muy conocidos, pero no tienen un líder espiritual concreto al cual respondan en organicidad, eso depende de la afinidad. Nos pasa acá en Misiones, que de la misma iglesia se desprenden diez. El pastor presidente se pelea con su junta directiva, o su consejo interno de pastores y pide inscribirse en el Registro Nacional de Cultos, se les permite porque es libre ese trámite, se le tramita y piden otra personería jurídica. Algunos juntan cinco, otros 50, algunos pueden llegar a juntar 100 mil personas”.

“Esas diferencias muchas veces tienen que ver con lo doctrinal, hay Iglesias de Misiones que no quieren que sus mujeres, las damas que integran la confesión religiosa, usen pantalón, por ejemplo.  Eso lleva a que una misma rama de la misma iglesia se sienta como invadida, entonces deciden solicitar un nuevo registro de culto y armar con su propia idiosincrasia particular, otra iglesia”, detalla.

La expansión de los cultos evangélicos también puede encontrar explicación en un aggiornamiento a los tiempos modernos. “Tiene que ver con que la iglesia está trabajando con un  formato de puertas abiertas. Antes había mucho prejuicio, religiosidad, dogma, doctrinas que no tienen que ver con respaldo bíblico, sino con normas de algunas denominaciones -la iglesia de Cristo es una sola-, que de acuerdo a la génesis de esos grupos, aplica determinadas reglas”, describe Rodolfo Günther, especialista en comunicación cristiana. 

Ese formato se aplica incluso en la Asamblea de Dios, que supo ser de lo más ortodoxa. Los fieles advierten que mucha gente se acerca a las iglesias evangélicas por necesidad de contención. “Baja autoestima, problemas económicos. La iglesia es una casa de enfermos, por eso demuestra más apertura”, detallan. 

Barrios destacó que Misiones es rica en religiones porque hay una “búsqueda constante de la trascendencia, de buscar algo más, de lo espiritual”. De eso se desprenden de otras religiones, en la búsqueda continua de querer sentirse respaldado o por motivaciones personales. “Yo pensé que eso existía fuera de la provincia, me especialicé en todo lo que es realidad latinoamericana religiosa en Colombia, pensé que sucedía en otros lugares. Y cuando me tocó ocupar el lugar de servicio en el que estoy, pensé que esto no pasaba, que había solo cristianos, judíos, umbandas, pero no pensé que había otros. Sin embargo, hay múltiples expresiones religiosas”. 

Entre esas múltiples expresiones, la Católica es la más difundida, pero hay ritos espiritistas u ortodoxos. Otros que rozan el límite de lo prohibido, en cuanto a los sacrificios ofrecidos. Prácticas a puertas cerradas, pero que las hay, las hay.  Además de la Iglesia Católica, dentro de la rama cristiana, se encuentran el Judaísmo, el Budismo, Testigos de Jehová, además de las iglesias pentecostales, mormones, adventistas y las asambleístas. Fuera de las cristianas, aparecen africano umbandista, kimbandista, descendientes afros, bahá’í, espiritismo y ocultismo.

En nuestro auditorio se puede hacer tranquilamente un recital de rock”, explica David Decena, un pastor de 32 años de Eldorado. “La iglesia tiene una tarea intergeneracional, explica el joven religioso, como elemento central de la expansión de la iglesia evangélica en Misiones.   

“Todos tenemos una necesidad espiritual, que no puede satisfacer el bienestar económico, o un proyecto personal. Hay algo espiritual que sólo puede ser satisfecho por Dios o cuando tenemos un encuentro con él. La gente a veces no sabe qué está buscando, pero está buscando a Dios. La Iglesia trata de llevar a la sociedad a este tipo de experiencias. La necesidad que hay es muy grande con los problemas que pasan en el país o en el mundo, donde no se vive un tiempo sencillo. La Iglesia está enfocada en esta transformación”, argumenta. 

Decena sostiene que el patrón de crecimiento de la fe evangélica en Misiones obedece también a que la iglesia “está muy movilizada, en las calles, en las cárceles, en la escuela, en los lugares de trabajo, en las plazas”. 

“Ese es su lugar. Jesús tuvo un ministerio itinerante y no limitó su mensaje a un templo, sino que sacó su mensaje a la gente. Abarcar lo diverso de la sociedad, desde el empresario al laburante. Que el mensaje pueda tener el lenguaje de cada ámbito de la sociedad. No nos quedamos quietos. La búsqueda es poder alcanzar a más. No que todo el mundo sea evangélico, sino que otros puedan conocer lo que conocimos y nos transformó la vida”, define Decena. 

También describe cómo se relaciona la Iglesia con los jóvenes. “Hay que hablar el lenguaje de los pibes, de la calle. Debemos poder transmitir lo que ellos están viviendo. Por mucho tiempo la Iglesia estuvo limitada por el lenguaje, pero entendimos que la forma puede cambiar, pero nunca la esencia. Le damos arte, música, de todos los estilos, audiovisuales. En nuestro auditorio se puede hacer tranquilamente un recital de rock. Lo único que no cambia es la esencia”. 

Gervasio Silva, párroco de la iglesia Jesús Misericordioso de Posadas, probablemente la de mayor densidad poblacional de toda la región (noventa mil habitantes según el censo de hace 12 años), trabaja codo a codo con la juventud. Sonrisa ancha, guitarrero y hábil con las redes sociales, se aleja de los estereotipos y de ese modo se relaciona con los jóvenes. “Son para la iglesia un grupo etario de atención prioritaria. En los últimos años esta atención de la Iglesia se profundizó con la Exhortación Apostólica Christus Vivit, Cristo Vive, dedicada especialmente a los jóvenes, un documento del Papa Francisco que analiza la realidad en la que viven los jóvenes y al mismo tiempo llama a la Iglesia a convertirse en un Iglesia jóven. En este sentido dice el Papa: “Pidamos al Señor que libere a la Iglesia de los que quieren avejentarla, esclerotizarla en el pasado, detenerla, volverla inmóvil. También pidamos que la libere de otra tentación: creer que es joven porque cede a todo lo que el mundo le ofrece, creer que se renueva porque esconde su mensaje y se mimetiza con los demás”.  En efecto, para Francisco la Iglesia  “es joven cuando es capaz de volver una y otra vez a su fuente”. Una iglesia que no muestra o anuncia a Cristo es una Iglesia que aleja a los jóvenes que sí se sienten atraídos por la persona de Jesús. Para muchos jóvenes, Dios, la religión y la Iglesia son palabras vacías, en cambio, son sensibles a la figura de Jesús, cuando viene presentada de modo atractivo y eficaz”, explica el sacerdote. 

En este camino nos encontramos en la diócesis de Posadas buscando siempre la forma de llegar a los jóvenes con el mensaje de Jesús pero expresado en un lenguaje que les sea comprensible. Hemos reflexionado en diversas instancias sobre esta temática, sobre todo en las dos últimas asambleas diocesanas donde el tema central de reflexión es la acción pastoral de la Iglesia dirigida a los jóvenes. Hemos reflexionado acerca de nuestras carencias a la hora de salir al encuentro de la juventud, y de las estructuras que a veces tenemos en nuestras parroquias que no nos permiten llegar a tantos jóvenes. Pero también identificamos la valiosa presencia de una pastoral juvenil creciente en las distintas parroquias de la diócesis”, detalla. “En lo que respecta a mi comunidad, en la parroquia Jesús Misericordioso,  la tarea es ardua y constante. Es sorprendente la presencia de muchos jóvenes en diversas actividades pastorales que realizamos, aún cuando como pastor debo reconocer que no siempre puedo darles toda la atención que merecen. Los jóvenes buscan reunirse y expresar su fe de diversas maneras, en grupos juveniles, de oración, Scout, catequesis, grupos misioneros, o actividades como retiros y campamentos, donde pueden expresarse a partir de sus dones y talentos. Hace muy pocos días quedé maravillado con una presentación del “Padre nuestro” versión freestyle que hicieron los chicos del grupo juvenil. En fin, tratamos de tener una Iglesia abierta que recibe a todos y a todos anuncia el mensaje de Jesús”, destaca.

El padre Gerva no se amilana por el avance de otras expresiones religiosas. “Cada persona tiene libertad de expresar su fe como mejor le parece. Nuestra mirada está puesta en cumplir con nuestra misión de anunciar el evangelio de Jesús. Es normal que en un pueblo profundamente atravesado por la religiosidad, como lo es el pueblo misionero, la fe se exprese de diversas maneras”.La religiosidad a la que alude el sacerdote atraviesa territorios y edades, pero es en la juventud donde se expresa de manera más ferviente: “Hay interés, hay muchísimo interés. Por fin de semana en la provincia, tenés 2 o 3 campamentos, en Posadas y hay 77 municipios. En todas las comunidades, todos los fines de semana hay reuniones juveniles, llámese ministerios de música, grupos juveniles, movimientos, hay una idiosincrasia muy amplia en el abanico del estado confesional de la juventud. Existe y mucho”, detalla Rosana Barrios. Llamativamente, la mayor concentración de religiones se da en Posadas y Oberá.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE