Al final el BCRA bajó poquito la tasa y el dólar retrocedió a $19,80 en Posadas; el real sigue a $6,50

El dólar retrocedió de $20 a $19,80 en las casas de cambio de la ciudad de Posadas, luego de que el Banco Central sorprendiera al mercado y a los analistas ayer a la tarde con una baja de tasas más modesta de lo que se esperaba.
Como se sabe, la baja de tasas que decidió el BCRA ayer fue de apenas 75 puntos básicos (0,75%) lo cual fue, como mínimo, la mitad de lo que se esperaba. El razonamiento era el siguiente: si las tasas bajaban más, una parte de la gran masa de dinero que está colocada en Lebacs, pases y otros instrumentos en pesos con alto rendimiento, podrían haber ido al dólar en un santiamén haciendo subir su cotización.
En la city porteña algunos operadores, se dice, ya tenían la información antes de que se comunicará la decisión del BCRA y por eso el dólar comenzó a bajar incluso antes de que se difundiera la nueva tasa de referencia y el comunicado oficial que la fundamenta.
Por eso en Posadas, el dólar bajó de $20 a 19,80 en las dos casas de cambio de la ciudad. En tanto, el real continuó a $6,50 en ambos casos, para quien busca adquirir esas monedas. En el Banco Macro, el real se vendía a $7,20.
Perspectivas de un dólar tranquilo
Pero lo más importante es que, hacia el futuro inmediato, los analistas y operadores ven un dólar más “planchado” o incluso bajando algunos centavos más, teniendo en cuenta que la decisión del Banco Central garantiza que continuará, de alguna forma, esta política de “súper tasas”.
En otras palabras, los inversores seguirán colocando su dinero en Lebacs, Pases (un mercado reservado solo para bancos en operaciones con la entidad monetaria) y otros instrumentos, en detrimento de las colocaciones en dólares.
El análisis de lo que pasó
La expectativa que había ayer por esta decisión del BCRA trascendió ampliamente el ámbito del mercado financiero. Hoy fue tapa de todos los diarios y motivo de innumerable cantidad de análisis financieros, económicos y por supuesto políticos.
Vamos a resumir las principales consideraciones que se escuchan por estas horas en torno a lo decidido por Federico Sturzenegger y su comité de política monetaria.

  1. A pesar de las presiones del ala política, Sturzenegger mantiene su independencia y muestra que hace lo que quiere (o casi). Este razonamiento indica que el titular del BCRA se salió con la suya y dejó “pagando” al ala política encabezada por Marcos Peña y su vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.
  2. El Gobierno tiene en claro que va a convivir con la inflación mucho más de lo que pensaba. Por eso la modificación de la meta de inflación hace dos semanas y ahora el comienzo de un ciclo de relajación monetearia (baja de tasas) en medio de una inflación que no merma (mañana se conoce el dato de diciembre y estaría por encima del 2%).
  3. El mercado financiero sigue apostando a la “fiesta de Lebacs”, una bicicleta financiera muy polémica, sobre todo en un año donde el Gobierno, según afirma, quiere encarar políticas de austeridad.

Aquí van algunas observaciones de Economis que agregamos a estos análisis
a. Sturzenegger no puede bajar las tasas abruptamente aún cuando quiera. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que el dólar se dispararía. Está encerrado en lo que se conoce como una “trampa de liquidez” en el mercado financiero. Un Frankestein que él mismo creó con la enorme cantidad de Lebacs que fue emitiendo todos los martes y que ya suman 1,1 billón de pesos (millones de millones).
b. El BCRA logró desviar el foco de atención sobre la ineficacia de su política monetaria en controlar la inflación. Mañana se conoce el dato de diciembre del Indec y dejará en evidencia que a dos años de implementada esta política monetaria, sigue siendo muy poco efectiva. Ya desde fines del 2016 el BCRA prometía que la inflación iba a estar por debajo del 1% mensual promedio.
Pero ahora la discusión es otra, si Sturzenegger resiste a la presión política del Gobierno. Esta afirmación, da por sentando que Sturzenegger es el único que hace algo por la inflación y que lo que hace, es lo único que sirve y que da resultados (algo que no parece corroborarse en los hechos).
c) Esta discusión entre el ala política y Sturzenegger no está zanjada. Habrá más capítulos de esta puja. Y no sería raro pensar en que la cuerda se tensará hasta acabar cortándose el hilo por lo más delgado, es decir, la salida del actual titular del Banco Central.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password