Alfredo Schiavoni ratificó que insistirán con la desregulación en la Mesa Yerbatera

El Presidente del PRO Misiones, Alfredo Schiavoni habló sobre la idea de la desregulación del mercado yerbatero y afirmó que “el Estado no puede meterse indefinidamente en el mercado, pero no puede retirarse de la fijación de precios”. Como propuestas afirmó que desde Cambiemos hablan de “equilibrar oferta y demanda”, regular “cupos y plantaciones”y reconvertir yerbales improductivos.
En dialogo con Radio República el referente de cambiemos explicó que “si el Estado tiene que intervenir en un mercado es porque un problema hay”. Recordó cuales fueron los motivos para la creación de la CRYM en 1936, por los desajustes cíclicos de la producción yerbatera entre la oferta y la demanda y funcionó hasta la década del ´90.
Recordó que “en 1992 se liberó, se  desrregulo totalmente la actividad y en el año 2002 se creo el INYM prácticamente con el mismo fin que tuvo la CRYM para regular la relación entre la oferta y la demanda para equilibrar el precio”.
Schiavoni remarcó que “la yerba es un producto muy particular, no es un commoditie tiene un mercado limitado. Somos pocos países los que la consumimos y es muy sensible la producción a cualquier desequilibrio que exista entre la oferta y la demanda”
“Nosotros entendemos que no puede el Estado intervenir permanentemente en el Mercado, pero también entendemos que el tejido social de Misiones está muy vinculado a la actividad yerbatera, no así en Corrientes. Cualquier medida en el sentido de alejar al Estado del control de la actividad implica dejar equilibrado el mercado, por mucho tiempo porque de otra manera tendría un costo social muy alto para los misioneros”, indicó.
Comentó que “en esa linea estamos trabajando, queremos que el marco de esa discusión es la mesa de competitividad de la yerba y tenemos una serie de ideas o medidas para debatir”.
El referente de Cambiemos explicó que “en primer termino hay que trabajar para equilibrar la oferta y demanda, a partir de la producción. Si nosotros seguimos plantando yerba indiscriminadamente cuando el mercado a abastecer siempre es el mismo, obviamente va a sobrar yerba y los precios se vienen para abajo. Los productores no tienen la rentabilidad que pretende”.
Como medidas a plantear en el debate, Schiavoni indicó que “no descarto que en las medidas que estamos barajando se hable de limitar nuevas plantaciones de yerba mate. También no descarto la posibilidad de substituir yerbales de baja productividad, si tengo un yerbal que produce 4000 kilos por hectárea por año no puede pretender vivir de ese yerbal, porque es una producción marginal”.
“Hay mucho por trabajar, hay muchas expectativas en la provincia en la producción de cítricos como el pomelo, porque en el mundo va a faltar pomelo (para jugo) por los próximos 20 años”. Explicó que vienen trabajando con la cooperativa citrícola de Alem (CTM) en nuevas plantaciones de pomelo para satisfacer la demanda creciente en el mundo.
Otro de los puntos analizados por Schiavoni es que “la yerba se seca en su totalidad de leña de bosques implantados, y ahí tenemos una posibilidad de producir no yerba sino combustible” para el mercado yerbatero. Otra propuesta que estudian es la realizada por APAM de “remplazar yerbales improductivos por plantaciones de palta, que tiene un mercado en el mundo”.
Estas propuestas buscan equilibrar la oferta y la demanda y además se trabaja en abrir nuevos mercados para la yerba, pero reconoció que “es difícil en los términos que nosotros consumimos la yerba, por ahí con otros caminos como la yerba en saquitos puede ser, pero los volúmenes en que se puede comercializar son realmente poco significativos para la producción”.
Schiavoni también habló sobre las tarifas y reconoció que “toda la sociedad sufre el ajuste o el sinceramiento de las tarifas, el poner blanco sobre negro que las tarifas deben atender a un costo de generación, esto es racional. Y de la manera como veníamos antes regalando la energía, el gas y el agua no podíamos seguir. No hubo inversiones en esos sectores porque se estaba subsidiando las tarifas”.
Aclaró que “el sistema esta planteado con tarifas sociales para aquellas familias que no pueden afrontar los aumentos y se están barajando varias alternativas para que las tarifas sean más accesibles a las familias de bajos recursos. Esto está vigente desde el primer momento del siceramiento”.
Consideró que “la reacción es como con cualquier medida que implique un aumento de lo que se venía pagando. A nadie le gusta, sobretodo cuando están acostumbrados por más de 10 años a que las tarifas no respondían a los costos sino a una cuestión política, pero eso no se puede sostener en el tiempo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password