Aliado para el mate: cómo se gestó eTermo, el producto que de “fracaso rotundo” pasó a ser reconocido a nivel mundial

La historia de este producto nace con el resultado del primer concurso de diseño argentino realizado por la marca en 2017. Luego se emprendió la creación del eTermo con la colaboración del estudio xCruza, con el objetivo de resignificar y renovar la experiencia de esta popular infusión, integrando diseño, tecnología y tradición.

Según comentaba Dante Choi, Presidente de Goldmund S.A. a Enretail, la marca decidió incursionar en el desarrollo de este producto para ir un paso más adelante de las propuestas existentes en el mercado como las pavas con corte mate. “Quisimos introducir un producto aún más innovador, lo que debía hacer era conservar el calor”, expresaba.

“Lanzamos dos modelos de pava de acero inoxidable con función termo y con la tecnología de vacío. Estábamos seguros de que iba a ser un éxito comercial y fue todo lo contrario, un fracaso rotundo”, compartía el ejecutivo. “Eso sucedió porque la pava era una pava normal y muy pesada, entonces cada vez que el usuario tenía que servir el mate, era imposible cebar”. Además, “tenía pico cebador, por lo que era muy difícil cebar el mate. Eso fue un fracaso”.

En 2017 la marca organizó el primer concurso de diseño donde se presentó un chico que era estudiante de Diseño Industrial con la idea de un termo eléctrico. “Lo que el chico presentó fue una idea, un dibujo, pero de ahí a plasmarlo y poder sacarlo al mercado, había un trecho muy largo”, decía Dante Choi. “Nos encontramos con muchas dificultades técnicas”.

Una pava normal tiene una base, se conecta sobre ella y tiene un termostato en esa base. El primer proyecto fue desarrollado de la misma manera. “Después nos dimos cuenta que de esa manera se perdía la portabilidad, el producto no es portátil, o puede serlo, pero hay que proteger la base. Tuvimos que hacer un producto que tuviera la base incorporada. El espacio es muy chico, uno tiene que poner la resistencia, todos los controles electrónicos, etcétera, y eso, además, tiene que tener protecciones eléctricas, y todo en un espacio muy chico, algo que fue realmente muy difícil”, detalla el ejecutivo. “Esa fue la primera dificultad”.

La segunda es que este es un producto que tiene que tener certificado IRAM y la norma dice que el producto no se tiene que caer en una inclinación de 15°. “Tuvimos que hacer una base más amplia y tener un diseño acorde. Ahora, si uno hacía una base mucho más amplia, era muy fácil cumplir la norma de 15°, pero iba a dejar de ser un producto portátil. Entonces, tuvimos que trabajar muchísimo con el diseño”. Uno podía decir “la base la podríamos haber hecho más angosta”, pero si lo hacías mas angosto, la resistencia iba a ser de menor potencia, por lo cual iba a necesitar mucho tiempo para hervir el agua”.

Y la dificultad más importante fue que un termo normal recibe agua caliente, pero en este caso, este termo recibe agua fría y tiene que elevar la temperatura, lo que significa que se produce una presión interna. “Hacía falta exponer una válvula que dejara escapar el vapor, pero preservara el calor y que fuese hermético al mismo tiempo”, explicaba Choi. “Al mismo tiempo, la gente se quejaba de los termos normales porque muy pocos tienen pico cebador y todo el mundo lo quería. Además de que el tapón nuestro tenía que tener la válvula de seguridad, tenía que tener pico cebador. Eso nos demandó mucho trabajo”.

Finalmente, desarrollaron un tapón que se divide en dos y la válvula de seguridad está abajo. “Era tan difícil resolver estas cuestiones técnicas que pensamos abandonar muchas veces, de hecho, lo hemos abandonado. Insistimos, perseveramos, trabajamos y pudimos encontrar la solución. Encontramos un montón de problemas técnicos e hicimos muchos focus group para poder desarrollar el producto. Como no había antecedente, fue muy difícil resolver las cuestiones técnicas. No fue fácil, demoró cinco años poder desarrollar el producto. Hoy es una innovación absoluta y un éxito comercial rotundo”.

El producto

El eTermo es un termo que acompaña al amante del mate a donde vaya. Es una combinación entre una jarra eléctrica y un termo tradicional, pero con una estética completamente cuidada, así como una propuesta de múltiples colores que lo distingue. E integra todos los elementos y funciones para la preparación del mate: calienta y mantiene el agua, posee una tapa que funciona de vaso térmico y mate, y una bombilla que está incorporada al mango.

“Lo que quisimos es ofrecer la mayor practicidad al usuario, la posibilidad de calentar el agua en cualquier lugar, la libertad de poder calentar, llevar este termo de viaje y conseguir agua caliente a la temperatura deseada para el mate”.

Las personas normalmente entienden que un producto con diseño es un producto bonito. “Personalmente, decía Choi – entiendo que un buen diseño nos modifica la vida, nuestros hábitos y la identidad. Un diseño para productos durables de uso cotidiano, como un electrodoméstico, tiene un impacto directo porque no solamente tiene que ser un producto hermoso, atractivo visualmente, sino simple para el uso y tiene que amalgamar con nuestra vida cotidiana. Trabajamos con esa premisa”.

La producción 

Goldmund está terminando de montar una planta de Hurlingham donde va a fabricar este producto. “Ya hemos traído todos los equipamientos y maquinarias necesarias para hacerlo”, contaba el ejecutivo. “Hemos tenido una inversión muy fuerte en términos de matricería. Solamente para armado de nuestra planta, para producir este producto, se han invertido más de 50 millones de pesos hasta el momento. Nos falta invertir mucho más si queremos sacar el producto pintado tal cual como viene importado, que es el desafío que tenemos”.

En términos de proyección, Guido Lombardi, Director Comercial de la compañía, manifestaba: “Argentina es el mercado más importante. En paralelo estamos exportando a Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia, próximamente hacia el norte y proyectos en Europa”.

“Hoy estamos en el retail como principal canal, pero en paralelo estamos en ferretería, outdoor, e investigando nuevos canales para poder comercializarlo”, agregaba. “Originalmente, se hizo toda una campaña de preventa en distintos medios, sobre todo digitales. Después, esto se amplió cuando llegó el producto al canal, con promociones y distintas actividades propias en cada punto de venta. Hoy se están poniendo exhibidores y se está trabajando en locales propios de clientes para poder impulsar el producto, ya que los mismos clientes lo piden”.

Por último, Lombardi expresaba: “Es un producto desarrollado por argentinos, con diseño argentino. Estamos apostando a que lo conozcan todos, que todo el canal lo pueda tener, que llegue a todo el país y que la gente realmente compare y vea el producto que ofrecemos, respecto de los que hoy son líderes de la categoría o los que la gente más desea. Estamos muy convencidos, confiados, sabemos lo que tenemos, lo que vendemos, la calidad y lo que puede llegar a hacer. Toda la inversión que hacemos para poder tener un precio económico, respecto de lo que es el producto, es para lograr que todos puedan tenerlo y hacer de ellos un negocio propio”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password