Devolviendo resultados: fila1on fila2 fila3on fila4on

Arde la interna de Cambiemos: Morales advirtió que si Macri es candidato, “le voy a poner una paliza en las elecciones”

El gobernador de Jujuy Gerardo Morales habló sobre la interna de Juntos por el Cambio y aseguró que le gustaría que Mauricio Macri se presente en las elecciones primarias para dirimir la candidatura presidencial de la oposición el año que viene. “Le voy a ganar, le voy a poner una paliza en las elecciones si es candidato”, afirmó.

En una entrevista con Infobae, el mandatario provincial y a la vez titular de la Unión Cívica Radical también advirtió que “el Frente de Todos en el gobierno es una anarquía” por las disputas en el seno de la alianza de gobierno, pero reconoció que la vicepresidenta Cristina Kirchner al “mantener silencio en relación a las medidas que se toman en economía, contribuye”.

El precandidato presidencial se refirió además a la polémica que se generó la semana pasada entre Facundo Manes -que también aspira a competir por la primera magistratura- y el líder del PRO, luego de que el neurocientífico planteara cuestionamientos sobre el “populismo institucional” y la existencia durante la gestión de Cambiemos de espionaje ilegal. “Ya vamos a hablar con Facundo, cuando baje la espuma”, adelantó.

“Creo que va a haber una oportunidad para que Juntos por el Cambio gobierne, y hay que prepararse con responsabilidad. En la medida, en el caso de que se dé esa situación, que yo creo que es muy factible. Después, lo que hay también es una crisis de liderazgo, en el PRO fundamentalmente. En el PRO, un líder natural es Mauricio Macri pero bueno, la irrupción de Patricia Bullrich, de Horacio Rodríguez Larreta…”, consideró el jujeño.

– ¿Macri es un líder natural?

Del PRO sí. Es el jefe del PRO. No es el jefe de Juntos por el Cambio, obviamente. No es el jefe del radicalismo ni de la Coalición Cívica.

– No sé si a Horacio Rodríguez Larreta le va a gustar mucho esa definición.

Bueno, no sé. Es la visión que yo tengo de ver actitudes y situaciones en el PRO. Tiene un rol central y además dentro de la coalición no se le puede desconocer un rol importante a quien fue presidente. También es un tema que no es para cortarse las venas. Es el ruido de liderazgo, de disputas sobre espacios -legítimas- y tiene que ver con que, en algún momento, se van a acomodar. Marzo o abril del año que viene, yo creo, vamos a estar más acomodados y sabiendo quiénes compiten en definitiva por la Presidencia en las PASO.

– ¿Son conscientes de que el espectáculo que da la oposición cuando se pelea lo equiparan a lo que pasa en el kirchnerismo?

No tenemos nada que ver y yo creo que no se iguala, porque no estamos en el gobierno y nosotros tuvimos una cohesión. El Frente de Todos en el gobierno y con la responsabilidad que tienen son realmente una anarquía. Ese es uno de los problemas que tiene el país, nuestra economía, que es la ruptura del Frente de Todos. La gran diversidad ideológica irreductible que tienen y que les quita autoridad a la hora de gobernar, que debilita el liderazgo del Presidente, a lo que él aporta bastante, también.

Sí me parece que, cuando terminamos enrollados en esto, nos alejamos de la agenda de la gente. Porque la verdad la gente está en otra cosa, con la inflación que tenemos. En Juntos por el Cambio tenemos que enfocarnos en trabajar en el plan de gobierno y en ver qué aportes desde el Congreso podemos dar.

Tampoco con posiciones tan irreductibles, sino tratando de que se pongan en marcha planes de mediano y largo plazo, ya en este gobierno, y aportar propositivamente. No es responsabilidad nuestra lo que pasa ahora.

– ¿Y qué pasa ahora?

Nosotros le dejamos un barco navegando, lo hundieron. Las empresas públicas, el déficit era de 1.700 millones de dólares y ahora está en 5.300 millones de dólares. En menos de tres años le metieron casi 4.000 millones de dólares de déficit a las empresas públicas. Designaron 16.000 trabajadores nuevos en empresas quebradas. El déficit de energía que dejamos, en enero del 2020, era de 4.400 millones de dólares, ahora el déficit de energía va a cerrar en 15 mil millones de dólares. En tres años le metieron 10.000 millones más.

– El Gobierno habla de que fue la pandemia y, después, encima, vino la invasión de Rusia a Ucrania.

No. ¿Por qué no aumentaron las tarifas conforme aumentaban los salarios? En Jujuy tengo que aumentar la tarifa por la distribución y ellos tienen una cosa (de rechazo) con no aumentar en el área metropolitana, especialmente, donde se paga cinco veces más barata la luz que en el interior. Hay una cuenta que no han sabido manejar. La hundieron, tiraron manteca al techo.

Toda esta crisis tiene que ver con la política. Está más claro que nunca que el problema económico es la política, por eso tuvieron que poner un político en el Ministerio de Economía y que el Presidente bajó a un segundo plano. Está Sergio Massa no sólo gobernando Economía, sino gobernando el Gobierno.

Es la mejor expresión del problema grave que tiene el Frente de Todos. Eso nosotros no lo hicimos cuando nos tocó gobernar. Tenemos ruidos, diferencias. Ruido que hace un radicalismo más fortalecido, que no va a ser furgón de cola, que ya no va tener el rol secundario, sino que va a tener una relación simétrica en Juntos por el Cambio, eso hace ruido.

Hace ruido la disputa de Horacio con Patricia, dentro del PRO, pero no tiene nada que ver con lo que pasa y la responsabilidad que tiene el Frente de Todos, que ganó la elección en el 2019 y que tiene la responsabilidad de gobernar.

– Con esta crisis política de la coalición de gobierno y las variables complicadas ¿qué economía espera de fin de año?

No sé. Hay que ver qué medidas estructurales se toman de acá a fin de año. Lo que a mí me preocupa es que todavía sigue habiendo un corset sobre determinadas actividades. En un programa de gestión de residuos sólidos urbanos en Jujuy licitamos la compra de maquinaria pesada para los centros ambientales y la compra de camiones y los proveedores no se presentan porque hay partes que en la complementariedad de la industria automotriz que tenemos con Brasil, les venían para algunos camiones 100 partes por mes, ahora les llegan 15. Creo que hay que armar urgente mesas sectoriales para ir viendo los problemas.

– ¿Y en la actividad minera?

Hay problemas. Por ejemplo, con el litio tenemos compañías que tienen que importar repuestos para arreglar maquinaria pesada para la producción o para la producción del carbonato de litio y no pueden importar. Eso va a ralentizar el crecimiento y la actividad económica. Hay que ver qué medida se van tomando. Hasta acá se tranquilizó un poco y lo que yo vi con el Departamento de Estado de EE.UU. y el Fondo Monetario, en esta gira que hicimos con los gobernadores Norte Grande, que tanto el Departamento de Estado como el FMI quieren apoyar a la República Argentina. De hecho, el acuerdo que se logró con el Fondo fue un acuerdo en cuotas, un acuerdo bastante laxo. Pero siempre con las autoridades del FMI que hablamos (nos decían) “hay que cumplir las metas mínimas”. Pero no quiero hacer futurología con una economía tan inestable como tenemos ahora.

– ¿Cómo está encarando el gobierno el gobierno el problema de la inflación y la carrera con los salarios? Moyano ya planteó que quiere 130 por ciento de aumento.

Eso es gestión y le toca al Frente de Todos encarar ese tema y ordenar las negociaciones paritarias para tratar de cubrir los salarios ante el impacto de la inflación. Cada sector de la economía tiene su negociación en particular, es un tema que le toca al gobierno nacional administrar.

Con una inflación tan elevada y con reclamos justos y algunos excedidos, pero en la mayoría justos, si tenés una inflación del 90%, 95 o 100% y pedís 130 es que no querés arreglar, querés el conflicto. También tiene que haber racionalidad porque no da para la soga, seguimos tirando la soga y nos perjudicamos todos.

– Exacto…

Tiene que haber un punto de equilibrio ahí, pero eso es gestión de gobierno. Por eso es muy importante que el Frente de Todos deje de pelearse entre ellos. La pelea en Juntos por el Cambio es como de maquillaje, porque no hay ninguna cuestión profunda que estemos viviendo. Estamos mucho mejor de lo que aparecemos en los medios.

Estamos trabajando bien en un plan económico, están bien nuestros equipos de trabajo, pero el Gobierno tiene la responsabilidad de gobernar. Uno no puede llegar a un Ministerio y están todos loteados. Hay algunos ministros que mandan, pero mandan parcialmente, porque no se pueden meter en otra secretarias porque dependen de este o del otro, o de tal organización.

– ¿Como gobernador le pasa eso?

Claro. Eso es un problema y eso inmoviliza a un gobierno. Este es el gobierno más ineficaz del peronismo. Mira que el peronismo siempre es pragmático y va para adelante y ejecuta. Ahora no, está desdibujada esa característica, uno puede hacer una valoración bien o mal, pero es lo que pasa.

– Este artefacto que se armó, con Cristina Kirchner vicepresidenta, Alberto Fernández presidente y ahora Sergio Massa ministro de Economía ¿tiene alguna forma de arreglarse o naturalmente es un artefacto diseñado para no funcionar?

Yo creo que el artefacto está mal.

– ¿Y cómo se resuelve entonces?

Y bueno, tienen que hacer esfuerzos y aportar todo lo que pueda la vicepresidenta y el presidente.

– ¿Está ayudando la vicepresidenta?

En este momento, que mantenga silencio en relación a las medidas que se toman en economía, contribuye. Por lo menos que se corra un poco me parece que puede ayudar. Pero no me quiero meter mucho en la psicología del Frente de Todos, porque no soy psicólogo y bastantes problemas tenemos, aunque de otro tipo, en Juntos por el Cambio y no soy quién pare decirles nada.

– Hablemos del viaje a EE.UU. Cuando las conversaciones son franca ¿qué preocupación recibió? ¿qué mensajes les transmitieron los funcionarios norteamericanos y del FMI?

Primero, preocupación por la situación económica, la inflación y el tema del cumplimiento de las metas para ordenar la economía. En el Fondo Monetario y en el Departamento de Estado también, en cuanto a una relación más estable. Lo que he visto es que tienen mucha predisposición de ayudar al Gobierno, de ayudar al país. Es un dato. En el Fondo Monetario, tres veces el segundo del FMI dijo en una reunión que hay que cumplir el programa, hay que cumplir las metas. Están como atentos a que, mínimamente, algo se vaya haciendo para ordenar la economía, las cuentas del Estado, que es la primera tarea que tienen que hacer. Eso ya es responsabilidad de ellos y después bueno preocupación con China.

La mirada sobre el Norte Grande

Tenemos que pensar el país con cabeza en el AMBA, que tiene un gran problema y que ya es inmanejable para un gobernador solo, por eso el Estado nacional siempre tiene que articular, pero hay que pensarlo también con cabeza de un país federal. Hay que poner las dos cabezas para pensar con esas dos lógicas. Darse vuelta y mirar el interior también, que tiene un gran potencial. No hay ninguna provincia que sea inviable. Jujuy no es inviable, ninguna.

– ¿Formosa?

Formosa tampoco. Ninguna provincia es inviable. Yo creo que esos son los temas estructurales. El día que resolvamos esos problemas, que va a ser de acá a cuatro años una parte; a ocho años otra parte, ese día vamos a resolver la inflación.

Está claro que la primer tarea es las medidas macroeconómicas, pero algunos ortodoxos quedan enredados en la política monetaria, en la macro y en la política cambiaria, que hay que resolverlo y es prioritario, pero es contingente. Pero si paralelamente no resolvemos estos problemas estructurales y ponemos en marcha un master plan de minería, master plan de energía, master plan de inversiones productivas, de educación para el trabajo, de ciencia y tecnología, de biotecnología, si no ponemos en marcha estos planes estructurales, vamos a tener inflación como hace 75 años que tenemos. El más exitoso va a bajar la inflación a 1,5% por mes.

Vamos a resolver el problema el día que, en lugar de tener un déficit de 15.000 millones de dólares en energía, bajemos a cero ese déficit e ingresemos USD 20.000 millones por la cuenta de energía. No puede ser que la única cuenta de ingreso de dólares importante sea la soja. Tiene que ser la energía y la minería, la industria. El día que resuelvas eso y no tengas esos déficit, vas a tener una política fiscal que te permita bajar los impuestos y generar mucha más sinergia en la producción. Esos son temas estructurales.

Lo que no puede ocurrir es que pasan ocho años, nos damos vuelta, y seguimos como estamos y perdemos tiempo. Somos unos necios y eso nos viene pasando. ¿Por qué nosotros, en nuestra gestión de Cambiemos, no hicimos los ductos? ¿Por qué no los hizo Cristina? ¿Por qué recién los estamos haciendo ahora?

– En términos políticos hay cuestiones urgentes que requieren definiciones políticas. Pregunto por el tema de las PASO y la posibilidad de que sean anuladas. ¿Está seguro que no se va a escapar ningún voto radical que apoye eso?

No. Los votos radicales no se escapan. Los radicales que votaron por el Consenso Fiscal lo hicieron conscientemente. Como también los votos radicales que yo espero que voten por el presupuesto. Espero que todos votemos por el presupuesto por la situación económica tremenda que vive el país, con gente que está jodida, hay gente en la lona. Que no votemos el presupuesto, yo no estoy de acuerdo.

– En el PRO muchas ganas de votar el presupuesto no tienen…

Y yo no estoy de acuerdo con eso. Lo que digo entonces es que no se escapan los votos. Ahora, con el tema de las PASO estamos en contra de la derogación, porque obviamente hay más expectativas de que gane Juntos por el Cambio a que gane el Frente de Todos la próxima elección. Igual, puede pasar cualquier cosa y nadie tiene ganado nada. El Gobierno plantea la derogación de las PASO para complicarnos, cuando ve varios candidatos.

– ¿Y cree que los van a complicar, que van a poder derogar las PASO?

No. No nos van a complicar. Primero, vamos a hacer todo lo posible para que no se deroguen, pero si se derogan haremos una interna abierta, y chau. Con afiliados de todos los partidos que integramos la coalición y ciudadanos independientes.

– ¿Con esa definición no están dando por hecho que no van a poder frenar al kirchnerismo?

No, creo que no va a poder frenar el Gobierno las PASO, no va a juntar el número.

– ¿Y con la reforma de la Corte Suprema, la ampliación?

No. Tampoco. Con el tema de la Corte estamos en desacuerdo.

– ¿Tampoco cree que se puede escapar ningún voto radical? Porque el kirchnerismo está tratando de convencer a alguno.

No. No está en la agenda. Sería bueno que le pongan tanta pila a la agenda económica, para resolver los problemas a la gente.

– Se enteró de las declaraciones de Mauricio Macri de que la sociedad viene fracasando hace 70 años. Hubo muchas críticas en redes. ¿Usted coincide con esa mirada?

No escuché esas declaraciones, no las vi y me entero por usted. A ver: hace 75 años que venimos con problemas recurrentes de inflación. Más que fracaso, seguimos consolidando un país unitario, que sólo piensa en el área metropolitana y que piensa bastante poco en los desarrollos estructurales del interior para frenar los procesos migratorios internos y para poner toda la potencialidad que tiene este país inmenso para generar riqueza y para que salgamos de estos problemas.

Dije recién lo de la minería y lo de la energía. Estamos para vender la energía al mundo y luego de que se acabe la ventana de los combustibles, porque a Vaca Muerta le tenemos que sacar todo el beneficio posible, después vamos a ser la Arabia Saudita del hidrógeno verde que le podemos vender al mundo.

Realmente estamos predestinados a tener uno de los mejores lugares en el mundo en lo que el mundo está demandando.

– Me suena al “estamos condenados al éxito” que decía Eduardo Duhalde.

No. Es que si seguimos así, peleándonos, no vamos a salir. En los últimos años lo que ha complicado la situación de la República Argentina es la grieta, la pelea, alejarnos de la agenda de la gente. Aspiro a una democracia con más diálogo, con respeto por las diferencias, donde se profundicen obviamente los pensamientos que cada uno tiene y uno los exprese y haya disensos, pero donde haya respeto y diálogo.

En los últimos años, el gran fracaso de la República Argentina ha sido la grieta y la pelea irreductible sobre posiciones y la falta de diálogo y tener el pensamiento de que se gobierna para los cuatro años que te tocan. Hay que gobernar para lo que te toca y para las generaciones que vienen y no importa, quién es el que viene después.

– Macri acusó al radicalismo de populista y Manes dijo que el propio Macri había ejercido un populismo institucional. ¿Es populista el radicalismo?

No. El radicalismo es un partido moderno. El radicalismo en un partido eficiente. Las tres provincias que gobernamos, a mí me llevó tres años, pero resolví 32 años de déficit fiscal. Lo mismo ha hecho Corrientes, lo mismo Mendoza. Gobernamos más de 400 municipios. A nosotros no nos van a correr con eso.

– ¿Macri no los va a hacer correr, dice?

No sé. El que sea. No nos van a correr con ese tema. Somos un partido con los pies sobre la tierra, pero que tampoco está enredado en la ortodoxia de las 10 manzanas de la City porteña, que cree que está convencido que hay que tomar medidas importantes, drásticas para ordenar la macroeconomía, pero hay que ver la micro y hay que tener un proyecto de desarrollo y federal.

– Macri dice que en Aerolíneas no hay que poner un peso más. ¿Qué piensa de ese tipo de ideas?

¿Y como no lo hemos hecho cuando estábamos en el Gobierno? Preguntale eso cuando lo veas. Me parece que se puede administrar con eficiencia y hay cosas que hay que hacer de otra manera.

– También planteó que el presupuesto hay que bajarlo 20 o 30%, apenas llega. Dice que este presupuesto es mentiroso y hay que bajarlo 20 por ciento.

No sé. No sé cuál es el plan de él. Tenemos mucho que hablar todavía para discutir el plan económico. Hay que tomar medidas para promover las pymes, para promover la industria, para promover las producciones. Hay un paquete de ideas que son productivistas y desarrollistas que hay que tomar paralelamente.

– La semana que viene Macri presenta su segundo libro, que se titula “Para qué”. ¿Compró el anterior “Primer tiempo”? ¿Va a comprar este nuevo?

No lo compré el anterior, no lo leí y a este no sé. Ya en algún momento, cuando tenga tiempo, leeré los dos tomos.

– ¿Pero como presidente no, ya fue?

No, pero bueno, yo no lo voy a jubilar. Él tiene todo el derecho a ser candidato. Además, a mí me gustaría que sea candidato, así le gano bien. Me gustaría, porque le voy a ganar, le voy a poner una paliza en las elecciones si es candidato.

Creo que él es un líder y tiene un rol indiscutible dentro de Juntos por el Cambio. Ya pasó el tiempo y tiene que dejarle espacio a otros referentes de su partido, del radicalismo y de otros partidos, donde resolveremos nuestras internas en las PASO. Ese yo creo que es el lugar que debiera tener y aportar desde su experiencia.

Él en ejercicio del gobierno hay cosas que pudo hacer y otras que no y es así la gestión. A veces uno idealiza cosas y cuando llega las puede hacer. Yo puse en marcha una gran transformación en Jujuy, tomé decisiones.

– ¿Macri no?

Macri hizo cosas, sí hizo cosas y dejó el barco navegando. No podemos negarle eso.El déficit de las empresas públicas era 1.700 millones de dólares y hoy es 5.300 millones de dólares. El déficit en energía era USD 4.400 millones y hoy es de USD 15.000 millones.

– La última, la del final. ¿Le gustaría un vicepresidente del PRO o le gustaría una fórmula pura?

Sí. No tendría ningún problema en que alguien del PRO me acompañe.

– ¿Tiene alguna figura que le guste?

Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta me caen bien los dos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE