Argentina cara en dólares: el fenómeno que sufren las ciudades de frontera

Compartí esta noticia !

Por Esteban Rafele. Las ventas de naftas y bienes de consumo masivo en las localidades de frontera cayeron sensiblemente más que en el resto del país en los últimos meses e incluso comienza a revertirse la tendencia y más argentinos cruzan a hacer compras a Paraguay y Brasil, según empresas y comercios que operan en zonas limítrofes y que dejaron de recibir oleadas de vecinos que venían a hacer tours de compras.

El fenómeno fue bastante rápido. Algunos detallan caídas desde fines de noviembre, cuando el triunfo de Javier Milei en el balotaje desató aumentos de precios en supermercados como previa al cambio de política económica. Otros refieren cambios a partir de enero. Pero lo concreto es que las empresas que operan en todo el país reportaron retracciones entre 20 y 40% superiores a las que registran en otras localidades.

El punto de inflexión fue la suba del tipo de cambio oficial que dispuso el gobierno de Milei a partir de diciembre. Eso provocó dos cosas. La primera, el cierre de la brecha cambiaria, que favorecía a quienes cruzaban desde países limítrofes para comprar productos o llenar el tanque muy barato. Como en supermercados y estaciones de servicio los bienes seguían al tipo de cambio oficial, el cambio al dólar blue los favorecía con holgura.

Pero al cierre de la brecha se sumó la disparada de la inflación. En cuatro meses, los precios de la nafta se duplicaron. En los supermercados pasó algo similar con algunos productos básicos, como aceites, arroz y derivados del trigo.

Un litro de leche, un paquete de fideos o uno de arroz ya salen en la Argentina lo mismo o más que en países limítrofes. Así, la ventana cambiaria que permitía un importante flujo comercial en las localidades de frontera se cerró de forma abrupta.

Te puede Interesar  Búsquedas: Crucero del Norte convoca a mujeres de entre 25 y 35 años para chofer de larga distancia

Se revierte la tendencia

Incluso, quienes operan en localidades limítrofes con Paraguay y Brasil notan que comienza a haber, en los comercios de cercanía, ofertas de productos que provienen de esos países, ya que los comerciantes encuentran más conveniente traerlos desde el otro lado de la frontera. Los intercambios en zonas limítrofes son porosos y rápidos. Los cambios de tendencia cuentan quienes lo ven impactados en sus números, no dan aviso.

En grandes cadenas de supermercados confirmaron estos movimientos del consumo. Una marca detalló que las ventas cayeron, en los últimos meses, un 20% más que en sucursales similares, pero no ubicadas en zonas fronterizas. En otra relataron que la caída en la facturación de las zonas de frontera es 35% superior al resto. La tendencia se replica en localidades cercanas a Chile (Mendoza o Bariloche, por ejemplo), a Bolivia (ciudades de Salta y Jujuy), a Brasil y a Paraguay (Iguazú, en Misiones, pero también Clorinda, en Formosa, y otras). Incluso pasa en localidades de Entre Ríos que limitan con Uruguay, en donde el costo de vida es más alto.

Los últimos aumentos de nafta quitaron atractivo a los automovilistas de los países vecinos que cruzaban a llenar el tanque. En enero, una de las redes de estaciones de servicios más importantes del país detectó que las ventas en bocas de frontera caían diez puntos más que en el resto de la Argentina. Mientras que la caída a nivel país rondó el 15% anual, en las estaciones limítrofes llegó al 25% promedio.

Según los últimos datos disponibles en el sitio Global Petrol Prices, la nafta cuesta en la Argentina casi 1 dólar por litro (u$s 0,974, aunque en Misiones ese precio es incluso más elevado). En Paraguay, el precio es de u$s 0,84; en Brasil, u$s 1,16. En Uruguay cuesta casi dos dólares.

Te puede Interesar  Paritaria mercantil: se acordó un aumento no remunerativo de 17,6% para febrero

Las Estadísticas de Turismo Internacional (ETI) del Indec mostraron que, en enero, la llegada de visitantes siguió en ascenso, aunque el ingreso de “excursionistas” (que cruzan, pero no hacen noche en el país) se moderó y la entrada de visitantes de algunos países limítrofes se contrajo.

La cantidad de excursionistas aumentó 10,2% anual, aunque el ingreso por vía terrestre fue el que menos creció (8,2%). La cantidad de viajes desde Bolivia y Paraguay cayeron 8,8% y 4%, respectivamente.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin