Artigas y el INYM

Compartí esta noticia !

José Gervasio Artigas fue el Protector de los Pueblos Libres durante la década revolucionaria e independentista de 1810. Impulsó un proyecto de organización federal, igualitario y, en suma, alternativo al que impulsaba la elite de Buenos Aires, que pugnaba por imponer su mirada unitaria y centralista a todo el territorio. En ese contexto, la provincia de Misiones adhirió con ahínco a las ideas artiguistas y se sumó a la lucha revolucionaria bajo el liderazgo del Comandante General Andrés Guacurarí, hijo adoptivo de Artigas y actual prócer provincial.

¿Qué tiene que ver Artigas con el INYM? Mucho más de lo que podemos sospechar. Pues vamos al punto. En 1815, momento de consolidación de la Liga de los Pueblos Libres, Artigas sancionó el “Reglamento provisorio de la provincia Oriental para el fomento de la campaña y seguridad de sus hacendados”, más conocido como el “Reglamento de tierras”. 

En él, el Protector proponía una especie de reforma agraria que distribuyera la tierra entre la población con el objetivo de aumentar la producción y transformar la vida de miles de personas, que dejarían de ser simples peones a propietarios. ¿Para qué? Bueno, entre otras cosas, para garantizar la seguridad de los hacendados, o sea, de la élite. Para Artigas la única manera de acabar con las tensiones sociales y los problemas de inseguridad en la campaña oriental era mediante el otorgamiento de derechos a los sectores bajos de la población.

Se trata de una de las medidas más radicalizadas de su propuesta y en donde queda más expuesto su idea de igualdad. En especial en el artículo 6°, que establecía quiénes serían los sujetos plausibles de recibir estas porciones de “tierra disponible”. Allí se inmortalizó una frase que describe al artiguismo: “Los más infelices serán los más privilegiados”, sentenció el Protector. ¿Quiénes eran los más infelices? El mismo reglamanto lo especifica, como para que no queden dudas: “En consecuencia los negros libres, los zambos de igual clase, los indios y los criollos pobres, todos podrán ser agraciados con suertes de estancia si con su trabajo y hombría de bien propenden a su felicidad y a la de la Provincia. Serán igualmente agraciadas las viudas pobres si tuvieren hijos y serán igualmente preferidos los casados a los americanos solteros y estos a cualquier extranjero”. De esta forma queda claro que el proyecto confederal de Artigas privilegiaba la defensa de los sectores populares.

Te puede Interesar  Ferias Francas: los puntos sobre las íes

En la actual disputa por la presidencia del Instituto Nacional de la Yerba Mate asistimos a una lucha similar, en donde los más infelices no siempre fueron los más privilegiados. Frente al poder económico y de lobby de las grandes yerbateras, en especial de la correntina Las Marías, resiste todo un conglomerado de pequeños y medianos actores, la gran mayoría de ellos afincados en nuestra provincia de Misiones. Estos sectores, que van desde chacareros con 5 o 10 hectáreas de yerba hasta las tradicionales cooperativas que unen en forma solidaria a decenas de productores, son los más infelices de esta cadena productiva. 

El gobierno de Misiones, heredero de aquella gesta artiguista del pasado, se mantuvo siempre del lado de los más infelices, defendiendo sus intereses y resistiendo las presiones de la gran industria por desregular la producción. Con la llegada al gobierno de Javier Milei y sus socios del macrismo, el rancio puertismo se sintió otra vez en el poder y comenzó a actuar como si realmente ellos hubieran sido los depositarios de la voluntad popular en las pasadas elecciones presidenciales. Hace unos días se conoció la designación de un empleado de Puerta a la presidencia del INYM. Su nombramiento confirmó la intención del gobierno nacional de liquidar al organismo y avanzar en la desregulación de la cadena productiva de la yerba mate, algo que puede ser fatal para los más infelices. La reacción del misionerismo fue inmediata, con una carta pública difundida por el ministro del Agro en donde se rechazó de plano la designación de esta persona al frente de la institución. Del mismo modo actuaron los productores, quienes ratificaron la necesidad de continuar con una política que regule las relaciones asimétricas entre los gigantes de la industria y el resto de los actores. Por estas horas se comenta que Nación daría marcha atrás con el nombramiento, lo que sería un importante triunfo para Misiones. Un triunfo de los más infelices, esos que desde los tiempos de Artigas procuran convertirse, de una vez por todas, en los más privilegiados.

Te puede Interesar  La coyuntura de la segunda quincena de Enero

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin