Seguridad, Ultimas Noticias

Asuntos Internos dejará de depender de la Policía y reportará al ministerio de Gobierno

Asuntos Internos dejará de depender de la Policía y reportará al ministerio de Gobierno
Compartí este articulo en:

La idea venía madurando hace tiempo. En el camino de la profesionalización de la fuerza de seguridad provincial, la transparencia es un objetivo impuesto por el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, que el gobernador Oscar Herrera Ahuad quiere reforzar. 

Por eso se decidió mudar la dirección de Asuntos Internos de la fuerza policial bajo la órbita directa del ministerio de Gobierno. Los policías que la integren no dependerán de la cadena de mando de la fuerza, sino de la autoridad política que ejerce la subsecretaría de Seguridad. 

De este modo, los oficiales y agentes que se dedican a la investigación, no temerán por un eventual traslado o castigo de superiores que puedan ser afectados por sus trabajos, señalan en la cartera de seguridad. 

La dirección de Asuntos Internos dependerá de un personal civil aunque seguirá integrado por los efectivos policiales y en el organigrama, el jefe será de la fuerza. Pero las investigaciones deberán ser reportadas a la autoridad política y ya no uniformada. 

La Policía está alineada con la decisión ya expresada por el ministro Marcelo Pérez. El flamante jefe, Zenón Víctor Cabrera, explicó a Radio Identidad que Asuntos Internos pasará a depender del ministerio de Gobierno como una medida de transparencia y de proteger a los buenos policías. 

En las últimas semanas fueron varias las acciones policiales que estuvieron bajo la lupa, especialmente en el tema seguridad y violencia. Asuntos Internos es el ente que debe ocuparse de vigilar el accionar de esos policías con libertad. 

Otro punto de que se debe revisar es que son varios los efectivos recibidos de abogados que terminan defendiendo policías bajo sospecha de algún delito. Se analizó el tema con el Colegio de Abogados y con la misma cúpula de la Policía. En el Gobierno consideran que esa actitud roza lo antiético, ya que podría deducirse que un efectivo defendido por otro, cuenta con ventajas.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*