Bajo la presidencia de Argentina, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU inició la 40º sesión del EPU

Bajo la presidencia argentina, representada por Federico Villegas Beltrán -el embajador de nuestro país ante los organismos internacionales en Ginebra-, el día 24 de enero se dio comienzo al 40° período de sesiones del Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU) con todos los Estados miembro que conforman el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y que se desarrollará hasta el día 4 de febrero próximo.

Se trata de un mecanismo que consiste en una revisión universal de la situación de derechos humanos de todos los Estados miembro de la organización, cuyo objetivo central es ofrecer a cada Estado la oportunidad de declarar qué medidas ha adoptado para mejorar la situación de los derechos humanos en el país y cumplir con sus obligaciones en la materia, siendo un procedimiento institucional previsto como uno de los pilares centrales del sistema universal de promoción y protección de derechos humanos.

Con este mecanismo, la situación de derechos humanos de todos los países miembro de la ONU es revisada cada 5 años. Argentina comenzará su próximo período de examen en octubre. De este modo, 42 Estados son revisados cada año durante 3 sesiones del Grupo de Trabajo dedicadas a 12 Estados cada una.

Durante esta sesión, celebrada desde el 24 de enero y hasta el 4 de febrero de 2022 próximo, se analizarán las situaciones de Togo, Siria, Islandia, Venezuela, Lituania, Zimbabwe, Uganda, Sudán del Sur, Moldavia, Timor Oriental, Sudán y Haití.

En ese sentido, Argentina y otros Estados miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU realizaron recomendaciones a Venezuela e Islandia, que eran los únicos países que se trataba en la sesión finalizada este martes 25 de enero, mientras que mañana será el turno de Lituania y Zimbabwe.

Con respecto a Islandia las recomendaciones argentinas fueron ratificar la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas; Establecer una Institución Nacional de Derechos Humanos y Ratificar el Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica (Convenio de Estambul).

Por su parte, en el caso de Venezuela, las recomendaciones argentinas mantuvieron consistencia con las posiciones que nuestro país viene expresando tanto en el Consejo de Derechos Humanos como en otros foros multilaterales y regionales con respecto a ese país. Así, propusimos que se coopere plenamente con el Consejo de Derechos Humanos y con todos sus mecanismos, incluyendo los Procedimientos Especiales relevantes, y se implemente íntegramente las recomendaciones hechas por la Alta Comisionada en sus informes; se concrete el llamado de la Alta Comisionada a que se conduzcan investigaciones prontas, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes sobre las alegaciones de violaciones a los derechos humanos, se lleve a los perpetradores ante la justicia y se garantice una reparación adecuada a las víctimas; se refuerce la instalación de una misión permanente de la Alta Comisionada en el país, dotada de los recursos humanos y materiales que le permitan desarr ollar su s tareas adecuadamente; y se ratifique la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.

El embajador Federico Villegas Beltrán, Representante Permanente de la República Argentina ante los Organismos Internacionales con sede en Ginebra, fue elegido Presidente del Consejo de Derechos Humanos para el presente año. De este modo, se constituyó en el primer funcionario de nacionalidad argentina en presidir este cuerpo, más allá de la participación que en el pasado hayan tenido otros funcionarios argentinos en el Sistema de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos.

Como Presidente del Consejo de Derechos Humanos es su responsabilidad dirigir las sesiones y, por lo tanto, debe asumir los compromisos atinentes a esa función. Al mismo tiempo, como miembro del Consejo de Derechos Humanos, la Argentina sigue conservando su banca, y cuando asume posiciones nacionales, debe expresarlas desde la banca. Atento a que el Embajador argentino se encuentra ejerciendo la Presidencia, la banca es ocupada por uno de los funcionarios del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación, que integran la Representación argentina en Ginebra, y que deben actuar en el marco de las instrucciones impartidas por el Gobierno Nacional a través de la Cancillería y bajo la conducción del Representante Permanente.

Nuestro país, desde su establecimiento, reconoció la relevancia del Examen Periódico Universal como principal ámbito de diálogo con otros países y de identificación de las áreas de protección de derechos humanos que necesitan ser reforzadas. Por ello, participa en los EPUs de todos los Estados y efectúa recomendaciones. Asimismo, el fortalecimiento de dicho mecanismo es parte de los compromisos de nuestro país como miembro del Consejo y como actual presidente del mismo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password