Brasil: Relativa calma en la Rocinha; la violencia se desplaza a zona selvática de Río

Mientras reina una frágil tranquilidad en la favela que estuvo inundada por la violencia la semana pasada, los jefes narco estarían atrincherados en una zona de vegetación densa ubicada en lo alto de los morros.

Desde el domingo 17/9, Río de Janeiro está otra vez sumida en la violencia. En este caso se trata de enfrentamientos armados entre bandas rivales de narcos en la favela de la Rocinha, ubicada en un cerro en una zona rica y turística de la ciudad, donde viven alrededor de 70.000 personas. Debido al riesgo que suponen los choques violentos, los habitantes de la Rocinha estuvieron guardados en sus casas, mientras que las escuelas y los centros de salud permanecían cerrados.

Según el comisario de la policía, Antonio Ricardo Lima, el recrudecimiento de la violencia surgió a partir de una pelea entre pandillas: “Esto es una guerra entre dos bandidos que habían sido aliados y ahora, al querer tomar el monopolio en el mercado de drogas, iniciaron esta guerra”, aseguró. “Aparentemente la guerra opone al exjefe del tráf ico en esta favela, Antonio Francisco Bonfim alias ‘Nem’ -preso desde 2011- disconforme con su sucesor Rogério Avelino da Silva ‘Rogério 157′”, explica el portal de El Espectador.

Tras 5 días de enfrentamientos y a pedido del gobernador de Río, Luiz Fernando Pezaos, el viernes 22/9 el Gobierno brasileño decidió desplegar 950 soldados y militarizar la Rocinha por tiempo indeterminado. Además, según un artículo de ANSA, la favela habría recibido también 10 carros blindados de las Fuerzas Armadas. “Los grupos criminales nunca serán derrotados por el uso de la fuerza bruta. Ellos siempre ganan a la policía en eso. ¿Vamos a seguir insistiendo en eso? No puede haber ninguna victoria si no se apuesta por inteligencia e investigación”, dijo Silva Ramos, del Centro de Estudios sobre la Seguridad y la Ciudadanía a AFP.

Las fuerzas locales, con el refuerzo del Ejército, decomisaron el viernes 23 fusiles, 8 granadas, 101 cargadores de fusil, 6 bombas d e fabricación casera y más 2.500 unidades de munición, señaló la la Secretaría de Estado de Seguridad de Río. Además, informaron, los combates y tiroteos registrados durante más de una semana dejaron al menos tres muertos y 18 detenidos, según el balance difundido el lunes 25/9 por las autoridades brasileñas. “Hay una estabilización en la comunidad de la Rocinha”, aseguró el ministro de Defensa, Raul Jungmann. La favela no habría registrados incidentes ayer, por primera vez en 8 días, dijo a la emisora de radio CBN.

Pero con la situación en la Rocinha relativamente contenida (aunque la favela sigue ocupada por policías y soldados, y las escuelas y centros de salud permanecen cerrados), la guerra narco se expandió ahora hacia la Floresta da Tijuca, una zona semiselvática en lo alto de los morros, donde estarían atrincherados algunos narcos de la favela de la Rocinha, según la agencia de noticias ANSA. “Esa floresta está ubicada en lo alto de una colina de vegetación semiselvática perteneciente al bioma llamado Mata Atlántica, que atraviesa la ciudad y cuenta con laberintos bien conocidos por los delincuentes que controlan a la Rocinha, la comunidad pobre más famosa de Brasil”, explicó ANSA. Mientras tanto, “en las calles de la Rocinha se observaba una relativa calma al cumplirse el quinto día de la ocupación militar ordenada por el presidente Michel Temer.”

Según el comisario de la Policía Federal de Brasil, Carlos Eduardo Thome, el jefe narco de la Rocinha, Rogerio Avelino da Silva, alias “Rogerio 157”, ya habría iniciado negociaciones para entregarse, según la agencia ANSA Latina. Trascendidos indican que habría huido de la Rocinha. No se descartaba que se encontrara en la Floresta de Tijuca o en alguna favela cercana dominada por otros narcos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password