Cinco consejos para ayudar con las tareas escolares en la infancia

Compartí esta noticia !

El regreso a las aulas y la rutina, luego del receso invernal, genera la necesidad de organización y planificación. Entre retomar las clases escolares y las actividades extracurriculares surge la cuestión de cómo acompañar a los chicos en sus responsabilidades y que adquieran un hábito de cumplimiento con sus tareas. 

Falta de motivación, atención, concentración y paciencia son algunas de las problemáticas a las que se enfrentan los padres a la hora de ayudar a los chicos en las actividades que quedaron pendientes para completar en casa. 

Frente a esta situación, José Rivascoach certificado por la Federación Internacional de Coaching (ICF) quien además está especializado en familia e impulsa una “Escuela de Padres” en Puerto Rico, recomienda 5 aspectos a tener en cuenta para crear el hábito y la responsabilidad de realizar las tareas escolares diarias

  1. Debemos estar atentos a posibles factores internos que dificulten la realización de tareas para reforzar y estimular lo antes posible aquellas áreas que vayamos identificando.
  2. Otros factores a tener en cuenta son los ambientales, como el lugar de estudio. Conviene que siempre se estudie en un mismo lugar, tranquilo y silencioso, con buena iluminación y los materiales necesarios. Debe estar limpio, ordenado y libre de distracciones. También, hay que observar detalles como el escritorio y la silla para observar la postura.
  3. Es importante establecer conductas de forma permanente, es decir, lograr hábitos de estudio. Por ejemplo, reforzar la importancia de que en clase esté atento, recomendar que tome nota (esto ayudará a que no se distraiga tan fácilmente), entre otras. Deben entender que en ese momento no se pueden realizar otras actividades.También, pueden preparar juntos un calendario para que pueda visualizar el tiempo, cantidad de estudio, días de exámenes y tareas a entregar. Es recomendable que incluyan en esa misma planificación actividades para hacer durante el tiempo libre. Así aprenderá a que se puede disfrutar de otros espacios si sabemos organizar el tiempo.
  4. No olvidar el tiempo de descanso. Dormir favorece la memoria y el aprendizaje. Saltar horas de sueño podría representar un gran obstáculo. También debemos asegurarnos de que se alimenten bien y por supuesto tomar agua suficiente para estar bien hidratados.
  5. Por último, procurar que el tiempo de estudio sea conforme a la edad del niño o de la niña. Por ejemplo, de 3 a 6 años, lo recomendable son 10 a 15 minutos, 30 minutos a los 8 años, 45 minutos a los 10 años y períodos de una hora a partir de los 12 años. Aunque es cierto que las técnicas podrían variar, está probado que las mismas mejoran el proceso de aprendizaje. Lo importante es encontrar la que mejor funcione con nuestros hijos.
Te puede Interesar  Dónde voto: consultá el padrón electoral

Para concluir, es importante reconocer cuáles son los obstáculos que están dificultando la atención de los chicos en la tarea, y prestar atención a las condiciones que hagan del estudio un hábito saludable y recurrente.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin