Con caída de ventas, exportaciones y suba de costos, Arauco Argentina tuvo sus peores resultados en los últimos 10 años

 

A tono con la economía y un sector industrial que no pasó un buen 2016, Arauco Argentina registró el año pasado pérdidas por primera vez en 10 años.

Según el balance presentado la semana pasada en la Bolsa de Buenos Aires, la ex Alto Paraná registró pérdidas por $222 millones, ya que debió realizar un pago al contado a la AFIP de 248,5 millones de pesos para zanjar una larguísima disputa por la mala liquidación del impuesto a las Ganancias que ya llevaba 10 años en los tribunales.

Sin este pago, Arauco hubiera registrado una ganancia muy pequeña, cercana a los $30 millones, casi un resultado neutro para una compañía de semejante envergadura. Hubiera sido, además, el nivel más bajo de ganancias de los últimos diez años, según el relevamiento que realizó Economis de los estados contables de la firma controlada por el Grupo Arauco desde el 2007.

A tono con lo que pasó con otras empresas industriales, el 2016 estuvo signado por una caída en las ventas –que no fue dramática- tanto al mercado interno como en las exportaciones de este gigante que vende, fundamentalmente, pasta celulósica tiop fluff a su filial brasileña. Arauco estuvo afectada por la recesión en Brasil y la caída de los precios internacionales de la celulosa.

Quizás, el mejor negocio de la compañía en el flojo 2016 fue el millonario pago a la AFIP gracias a la moratoria impositiva que incluyó el blanqueo de capitales lanzado por el ex ministro Alfonso Prat Gay. La firma evitó así un probable revés en la Corte Suprema de Justicia (ya tenía fallos en contra en primera y segunda instancia) que parecía inminente y le hubiera significado el pago de $891 millones en concepto de capital, intereses y multas. Es decir, se ahorró de pagar $642 millones, en caso de que la CSJ le hubiera fallado en contra.

Resultados

Según las cifras informadas a los inversores, Arauco generó ventas por $6.200 millones en 2016, lo cual implicó una mejora de 20% contra los $5.158 millones que generó el año anterior.

Los costos de la compañía en cambio subieron más, casi un 27%, de $3.459 millones a $4.388 millones, según explicó en su balance en el rubro “costo de mercadería vendida”, donde incluye materia primas, insumos, gastos en personal, transporte, etc.

La compañía vendió 118.000 toneladas de pasta celulósica, contra 124.000 que colocó en 2015. Del total, 63.800 fueron se exportaron, principalmente a Brasil y China. En tanto, se vendieron 183.000 toneladas de pasta fluff, cuando el año pasado se habían colocado 183.000 toneladas (en este rubro se vendieron 114.000 toneladas a Brasil).

En el mercado de la madera, también hubo caídas. Arauco Argentina vendió 232.000 metros cúbicos de madera, contra 242.000 del ejercicio anterior. En tanto, colocó 335.000 metros cúbicos de tableros MDF y MDP (estos los produce en Zárate, provincia de Buenos Aires), contra 369.000 m3 del 2015.

Las ganancias operativas (antes de impuestos) subieron un 7%

La diferencia entre lo generado por ventas y los costos operativos generaron ganancias brutas (antes de impuestos, amortizaciones y otros ítems) que ascendieron a $1.812 millones, con un incremento del 7% respecto de los 1.700 millones del año anterior.

Este es el parámetro principal para medir la salud del negocio de Arauco, que tuvo un retroceso respecto al año anterior, bien a tono con la economía argentina, pero que tampoco implicó una caída dramática.

“Los negocios presentaron resultados razonables”, señaló el directorio, encabezado por el vicepresidente Pablo Mainardi, en una nota a los accionistas comentando los resultados del año pasado.

El análisis del directorio parece ser que el año fue flojo –a tono con el resto de la industria en un año de recesión-, pero lejos de ser desastroso.

Respecto al 2017, las perspectivas son cautelosas para la principal industria de Misiones, controlada por el grupo chileno Arauco. El directorio cita el nivel de actividad a finales del 2016, que lejos estuvo de ser auspicioso, y la situación económica en Brasil, que tuvo otro año muy malo, a lo que se suma una caída en los precios internacionales de los productos forestales.

“Considerando el nivel de actividad comercial en el mercado interno al cierre del ejercicio, la situación económica que se observa en Brasil, sumado a un deterioro en los precios internacionales y regionales de celulosa, determinan variables que pueden influir en los niveles de rentabilidad futura de nuestras operaciones”, señaló el directorio.

En los últimos tiempos, Arauco no exporta todo lo que puede sino que vuelca más pasta celulosa y tableros MDF al mercado interno, donde encuentra mejores precios.

Economis realizó una revisión de los balances presentados por Arauco Argentina en los últimos diez años. El 2016 fue el único año con pérdidas, por el pago extraordinario a la AFIP. Sin este pago, hubiera ganado unos $30 millones, y hubiera sido el año con menores ganancias en ese período.
La empresa de origen chileno tiene en Misiones una planta de celulosa (Puerto Esperanza), otra de tableros MDF (Puerto Piray), un aserradero y 235.000 hectáreas de bosques, la mitad de ellos son nativos.

MB

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password