Concejal posadeño fue denunciado por “acoso laboral”

Se conoció esta tarde una denuncia por acoso laboral, presentada por una empleada del Concejo Deliberante de Posadas, contra el edil Daniel Amarilla (Unión Popular). El denunciado negó las acusaciones.

La joven denunciante dijo que “por contestarle en un grupo de whatsapp el comenzó a perseguirme, tratarme como a una loquita. Luego me desafecto de mis tareas y ahora hace dos meses que no me certifica y no me deja trabajar. Yo solo quiero trabajar y que no me joda más este tipo”.

La joven empleada del Concejo Deliberante explicó a Economis que comenzó a trabajar en el legislativo en el año 2015. “Ingresé directamente a planta gracias a Daniel Amarilla, que es amigo de toda la vida de mi padre. Como no había tareas dentro del Concejo, trabajaba en el local partidario y el Concejal me certificaba”.

La joven de 24 años trabajó desde su ingreso fuera del edificio del Concejo Deliberante, siempre bajo las ordenes de Daniel Amarilla, quien le certificaba las actividades para que pueda presentar los comprobantes laborales ante Recursos Humanos del Concejo.

La trabajadora explicó que el problema “es por como es Daniel, burlón, soberbio. Trata mal a las personas en especial a las mujeres. Un día le pare el carro en público y ahí comenzaron los problemas”.

“El trato con él nunca fue bueno”, contó la joven. Dijo que el edil la maltrataba en público, objetaba su trabajo y que luego de confrontarlo él hace todo lo posible para que ella no pueda seguir trabajando. Aún con los maltratos verbales, ella comentó que “él me decía siempre que tenía suerte, porque era la hija de su amigo”.

Indicó que “luego de la campaña de las PASO en agosto, le conteste en un grupo de whatsapp y eso generó su enojo”. Luego de ese cruce virtual donde había otros trabajadores y militantes, una semana después de las primaria ella comenta que “él me desafecto del local, me dijo estoy haciendo cambios quédate tranquila”.

Ella comentó que confiada esperó las nuevas directivas del edil, pero comenzó a no responderle los mensajes, ni las llamadas y luego terminó bloqueándola de sus contactos. “Yo le llamaba para saber como iba a seguir trabajando”.

“Hace dos meses no me certifica, fui a pedirle explicaciones pero no me atiende. Incluso fui con gente del Sindicato (SOEMP) y el no me dejó entrar a su oficina”, relató. Explicó que en Recursos Humanos del Concejo le advirtieron que ella debe “marcar tarjeta o presentar las certificaciones laborales”, pero para ello debería obtener del concejal Amarilla una nota donde la desafectaba de su equipo de trabajo.

Ella intentó conseguir eso, para poder ubicarse en otras áreas de trabajo. Pero según la denunciante “el no me facilitó eso, cuando fuimos a pedirle dijo que el 22 de noviembre presentó la nota a Recursos Humanos. Pero cuando fuimos a preguntar me explicaron que el presentó una nota al Presidente del HCD donde pedía un sumario hacía mí, por incumplimiento laboral”.

“Amarilla anda amenazando a mis compañeros, les prohíbe que hablen conmigo. A los que trabajan para otros concejales, el también los amenaza”, dijo. Pidió que “se termine esta persecución. No tengo una respuesta y no puedo trabajar”.

Explicó que “aún no me han afectado el sueldo, pero con el pedido de sumario no se que va a pasar”. Afirmó que ella solo quiere “trabajar y cumplir mis tareas. Quiero que no me joda más ni Daniel Amarilla, ni su esposa”.

 

Comentó que primero fue a hacer una denuncia policial y luego realizó una presentación en el Ministerio de Trabajo. La joven pide que se le levante el sumario y le permitan cumplir tareas dentro del Concejo Deliberante.

Lamentó que esta situación haya llegado tan lejos y contó que esto “ha afectado mi relación con mi esposo e hijos, estoy muy preocupada con esto y me tiene muy alterada”.

El Concejal Amarilla, que deja su banca el próximo 10 de diciembre dijo a Economis que “me entero de la denuncia por ustedes, no fui notificado de nada aún”. Reconoció que la joven trabajaba para él, incluso que la ayudo a entrar en planta permanente como un “favor a un amigo de toda la vida”.

Pero desconoció la denuncia porque “ella nunca trabajo, yo siempre le certifique y ella no cumplía ninguna tarea”. Describió a la joven como “una forra, que armaba puterío”. Reconoció que en agosto tuvo un cruce con la joven y por ello “la saque de los grupos”.

Afirmó que ahora se abrió un sumario y el presentó todo el informe sobre la joven. Queda en manos de la presidencia del Concejo resolver la cuestión. Explicó que puede hacerlo el actual Alejandro Velázquez o el próximo que asuma el 10 de diciembre. Que cada parte tendrá que presentarse a defenderse y luego se tomará una definición.

Por este sumario al joven puede quedar cesante y perder el puesto de trabajo, explicó el edil.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password