Derrota del oficialismo en Diputados: De Vido evitó su expulsión por 20 votos

Compartí esta noticia !

Por Noelia Barral Grigera, El Cronista. El Gobierno no consiguió expulsar a Julio De Vido de la Cámara de Diputados. Tras casi nueve horas de sesión, le faltaron 20 votos para lograr los dos tercios de los presentes que exige la Constitución para excluir a un legislador del Congreso. Aun así, intentará capitalizar políticamente el resultado, señalando a quienes votaron en contra de la exclusión.

El diputado, que se defendió en el recinto, aseguró ser “víctima de un plan sistemático de marketing”. Al terminar la votación, algunos de sus compañeros se acercaron a saludarlo, pero no hubo grandes festejos.

El proyecto de exclusión sumó 138 votos a favor, con apoyo masivo de Cambiemos, el Frente Renovador, el interbloque Progresistas, el Movimiento Popular Neuquino y un puñado de respaldos del Bloque Justicialista.

Quienes sostuvieron a De Vido sumaron 95 voluntades (nueve más que las necesarias en un escenario de asistencia perfecta en la Cámara) entre el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), el Frente Cívico por Santiago, el Movimiento Evita, Compromiso Federal, el Frente de Izquierda, bloques provinciales y algunos integrantes del bloque Justicialista. Esa bancada, referenciada en los gobernadores peronistas no kirchneristas, se partió en cuatro a la hora de votar: de sus 17 integrantes, cuatro apoyaron la exclusión (Diego Bossio entre ellos), cinco la rechazaron, uno se abstuvo y siete se ausentaron, incluyendo al presidente de la bancada, Oscar Romero.

Las abstenciones fueron solamente tres: Juan Carlos Giordano, del Frente de Izquierda; Sergio Ziliotto, del bloque Justicialista, y Silvia Frana, del PJ-FpV, que sorprendió a sus compañeros de bloque. Los ausentes fueron 20. Además de los siete justicialistas, faltaron tres del PJ-FpV, tres del Frente Renovador (incluidos Facundo Moyano y Marco Lavagna), los tres misioneros y otro puñado de legisladores de bloques provinciales.

Te puede Interesar  Gobernadores van por una nueva Corte "federal" y rediscutir subsidios al transporte

De Vido, que no había participado del debate en comisiones por su situación, votó en contra de su exclusión y se defendió en el recinto. El ex ministro denunció un “plan sistemático de marketing escrito con precisión en muchos libros del asesor extranjero del presidente (Mauricio) Macri”, Jaime Durán Barba. Y aseguró que siempre actuó “de la mano de la ley”. “Conmigo no lo van a lograr, desde el lugar en el que tenga que estar, seguiré batallando en contra de este programa neoliberal”, advirtió.

Inmediatamente después de él habló la diputada que diseñó la estrategia para expulsarlo del Congreso, Elisa Carrió, quien redobló la apuesta y lo acusó por “infame traidor a la Patria”. Sumó agitación a un clima caldeado, tras otro episodio de represión contra los trabajadores de Pepsico afuera del Congreso y luego de un áspero cruce entre Cambiemos y el massismo, que acusó al Gobierno de espionaje (de lo que se informa aparte).

También por el oficialismo, el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, advirtió que “el principio de inocencia no es absoluto”, al argumentar que De Vido debería ser expulsado aun sin haber sido condenado.

Uno de los triunviros de la CGT, Héctor Daer, avisó que si la Justicia pide el desafuero del ex ministro, él lo votará, pero consideró que “las mayorías circunstanciales no alcanzan para justificar la exclusión porque con ese criterio somos pasibles de exclusión cualquiera de los presentes”. “Es antidemocrático y contradice el voto popular”, señaló.

Margarita Stolbizer, socia electoral de Sergio Massa, repartió críticas. “De Vido debe ser excluido, pero el oficialismo vino a perder la votación para montar un show electoral”, señaló, anticipando el resultado.

Te puede Interesar  Azara: María Alvez, luchadora antirepresas es edil electa por el FPAyS

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin