EL MUNDO, Ultimas Noticias

Derrota histórica para May: 432 votos en contra y moción de censura para sacarla del gobierno

Derrota histórica para May: 432 votos en contra y moción de censura para sacarla del gobierno
Compartí este articulo en:

Desde el año 1924 no se veía una negativa tan contundente del Parlamento contra una iniciativa del gobierno en Inglaterra. 432 legisladores rechazaron el acuerdo con la UE firmado en Bruselas para el Brexit propuesto por Theresa May contra 202 votos a favor. La Primera Ministra tiene 3 días para presentar una alternativa o se enfrentará a consecuencias muy peligrosas como podría ser la salida abrupta de la Unión Europea que dejaría al Reino Unido en una situación de mucha fragilidad frente al mundo, Escocia e Irlanda del Norte, quienes quieren a su vez salirse del Reino Unido y seguir en la Unión Europea.

432 legisladores votaron en contra del acuerdo Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) de Theresa May con la Unión Europea firmado en Bruselas en noviembre del 2018. Por partidos, 196 conservadores, tres laboristas y tres independientes han respaldado a May y 248 laboristas, 118 ‘tories’, 35 diputados del Partido Nacionalista Escocés (SNP), once liberal demócratas, diez legisladores del Partido Unionista Democrático (DUP), cuatro parlamentarios galeses, un ‘verde’ y cinco independientes han dicho ‘no’.

El líder opositor Jeremy Corbyn anunció que no se veía una negativa tan abrumadora desde 1924 cuando asumió el primer líder del partido laborista de la historia, Ramsay Mcdonald y tuvo una serie de rechazos en la Cámara de los lores, el mayor de ellos por 166 votos. El de hoy lo superó con 230 votos en contra del gobierno de May y Corbyn pidió una votación de NO confianza para la premier y pidiendo elecciones generales para que asuma el gobierno laborista poniendo en peligro su mandato, el de los conservadores, más específicamente de los Tories. Este proceso que inició el laborista comienza con lo que se llama “moción de censura” e implica lo siguiente: Si la moción de censura fuera aprobada, podría conformarse un Gobierno alternativo del Partido Conservador, lo que obligaría a May a dimitir. De no ser así, el actual Gobierno tendría un plazo de 14 días para ganarse la confianza del Parlamento. En el caso de que no lo consiguiera, habría elecciones anticipadas.

“Necesitamos una elección general ahora para romper el punto muerto del Brexit. Y un nuevo gobierno que puede obtener un acuerdo con Brexit que realmente se ofrece a los trabajadores”, dice el dirigente en su carta para la votación de esta iniciativa.

La moción se votará mañana (16/01) a las 18 hs del Reino Unido.

En cuanto a la ardua votación de hoy (15/01), la apelación a la democracia que repitió constantemente Theresa May no sirvió para cambiar la decisión de los miembros del Parlamento de la Cámara de los Comunes de los cuales la mitad de su propio partido (que son proeuropeos) votó en contra. La premier británica trató a esta votación como la más importante de la historia y pidió a los legisladores que acaten el pedido del pueblo en el referéndum del 2016, mencionando a la democracia como el valor más importante a seguir.

“Esta noche tenemos una clara elección entre la certidumbre y la inseguridad, entre la unidad y la división”, dijo May en su última intervención en el Parlamento, minutos antes de la votación. “Esta noche podemos elegir entre cumplir la promesa o romper el compromiso con el pueblo británico y quebrar la fe en la democracia”.

El punto de más fricción del acuerdo entre los parlamentarios trata de la situación de Irlanda Del Norte, país que quiere desligarse del Reino Unido y seguir en la Unión Europea. El acuerdo que firmó May en Bruselas se comprometía a que ambas partes lleguen a una cláusula de “salvaguarda” (llamada backstop en inglés) para garantizar que la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, permanezca libre de aduanas u otras barreras. Mantiene al Reino Unido en un acuerdo aduanal con la UE y se extenderá hasta que se sustituya por nuevos acuerdos comerciales permanentes. Ambas partes dicen que esperan tener un nuevo acuerdo para finales del 2020 para que la salvaguarda nunca sea necesaria.

“Sé que algunos diputados querrían, idealmente, una salida unilateral del mecanismo (para Irlanda del Norte)”, admitió la primera minis tra, que sin embargo alertó de que Bruselas “no aceptaría algo así”. “Ellos temen que una disposición como esa permitiría que el Reino Unido abandonara la salvaguarda en cualquier momento, sin establecer ninguna otra medida para evitar una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda”, aseguró.

El ‘backstop’ es un mecanismo de emergencia ideado para preservar abierta la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda que los diputados británicos contrarios al actual acuerdo rechazan por considerar que mantiene el anclaje de Reino Unido a la UE por la pertenencia de Irlanda del Norte a este sistema pero la no pertenencia al Reino Unido.

Los posibles desenlaces a partir de esta votación histórica son:

>May tiene 3 días hábiles para presentar un nuevo acuerdo, por lo que probablemente irá a Bruselas para pedir a la Unión Europea más garantías legales en cuanto al backstop o salvaguarda entre las Irlandas.

>Otra posibilidad de May es solicitar al bloque comunitario una prórroga de los plazos para evitar que el 29 de marzo, El Día “D” del Brexit, llegue sin que las partes hayan pactado un divorcio amistoso. Este es el escenario que todos quieren evitar porque tendría un impacto brutal a ambos lados e implicaría una salida abrupta e unilateral del Reino Unido.

>Por último y menos probable (pero no imposible) es apelar a un segundo referéndum. El Tribunal de Justicia de la UE dictaminó en diciembre que Reino Unido tiene derecho a paralizar todo el proceso de forma unilateral, sin consenso previo con sus todavía socios. May ha ratificado este mismo martes que seguirá adelante con el Brexit.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*