Desde Posadas, el femicida Tablado desafía los escraches: “Aunque me corten en pedacitos voy a ir donde quiera”

Compartí esta noticia !

Planean escraches en su contra. A cada provincia donde va para radicarse lo repudian o declaran persona no grata. Está en libertad condicional y en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló. Pero Fabián Tablado, de 45 años, no piensa rendirse.

“Aunque me prendan fuego, me ahoguen en el mar, me linchen, me corten en pedacitos, me maten a tiros o a palazos, yo voy a caminar por donde quiero porque soy libre y puedo ir adonde quiera mientras respete la perimetral, según marca el artículo 14 de la Constitución Nacional”, desafía Fabián Tablado desde Posadas, en un diálogo exclusivo que mantuvo con el sitio Infobae.

En seis meses, lo “desterraron”, lo escracharon para alejarlo de ciudades, o lo declararon persona no grata (en algunos municipios no está oficializado o aún no fue declarado porque no es un proceso rápido) en Tigre, San Fernando, San Isidro, Partido de la Costa, Florencio Varela, Ciudad de Buenos Aires, Cañada de Gómez, Bell Ville, San Clemente del Tuyú, Santa Fe, Corrientes y Posadas.

Lo de Tablado se inició el 19 de octubre de 2020, cuando violó la perimetral mientras paseaba con sus mellizas por la calle. Llevaba ocho meses libre y fue captado por las cámaras del Centro de Operaciones Tigre acompañado por las nenas por el puente Sacriste, a una cuadra y media de la Dirección Nacional de Migraciones de Tigre, donde trabaja Edgardo Aló, el padre de la víctima.

Éste lo denunció por violar la perimetral y Tablado fue arrestado en Tigre. Recuperó la libertad tiempo después pero Aló logró que se le impusiera una perimetral de 300 kilómetros de distancia entre el Tablado y él. Y es así como Tablado vaga errante por lugares que lo rechazan por su acto horroroso.

Por más que haya estado preso o goce de libertad condicional, parece perseguirlo una maldición.

-Hubo un destierro y estoy como peregrinando en el país. Y siguen denostando mi figura, que ya está denostada. Dicen el femicida Fabián Tablado, cuando esa figura jurídica no existía cuando cometí el asesinato. Tampoco soy el primer femicida por el hecho de Carolina. Antes hubo otros casos, el de María Soledad, el de la médica Cecilia Giubileo, el de Barreda, el de Oriel Briant. Decir que soy femicida está mal dicho jurídicamente porque ese término surgió años después.

-Pero no socialmente. De hecho si fuera condenado hoy le darían perpetua.

-Es cierto. Está bien. Me hago cargo. Poné como hiciste en tu nota que soy femicida. En realidad fui condenado por matar. Pero ponen “el asesino Tablado”, “el femicida Tablado”.

-Es como si su apellido hubiese quedado como un emblema del femicidio.

-Si. Me arrepiento de lo que hice y pido perdón. Es algo con lo que cargo todos los días. Pero cumplí la pena, más de 20 años, y la Justicia me concedió la libertad condicional. Pero no me dejan ir a ningún lado. El juez Ricardo Balor dijo que corresponde la resinserción social y que las declaraciones de persona no grata no tienen validez judicial. No es una figura legal. Puede que me coma piedrazos, me corten en pedazos y ahí yo no sería el violento sino los otros.

Te puede Interesar  El Brete se vistió de verde para celebrar el San Patricio Artesanal

-¿Puede caminar por la calle?

-Es difícil. Pero camino. Soy un hombre libre.

-La perimetral de Aló es de 300 kilómetros. ¿Qué hacía usted a una cuadra y media de su trabajo?

-No puedo hablar de él. Pero obvio que no me di cuenta. Paseaba con mis hijas, que están sufriendo mucho lo que me pasa. Otra cosa: es raro que hayan aplicado la Ley de Género de un hombre contra otro hombre. Esa Ley contempla que sea la mujer víctima de violencia de género, no el hombre. Pero Aló logró que se la dieran. Igual no está firme. Y terminaría en febrero. Otra mentira: dijo que yo tengo una causa por violencia de género en Córdoba. Un fiscal investigó y determinó que no había delito.

El intendente del Partido de la Costa, Cristian Cardozo, cuando el asesino se instaló, fue categórico: “Las 14 localidades que integran el Partido de la Costa no quieren que ese asesino conviva con gente trabajadora y honesta”.

En Corrientes corrió la misma (mala) suerte. Expulsado. “Vivió dos meses en Villa Virasoro. No salía a ningún lado por temor a que lo insultaran. Estuvo como preso por temor al repudio de la gente. Vivió en un monoambiente, a la vera de la ruta. La única que lo visitaba era la madre. Al parecer no trabajaba y lo mantenían los padres”, dijo a Infobae el periodista correntino de policiales Aldo Santamaria.

Ahora está en Posadas, alojado en la Fundación Ministerio Carcelario y Hospitalario “Filipos”, a cargo del pastor Carlos González. Ese lugar, que en un momento se dijo que pertenece al Pastor Jiménez, aloja ancianos y personas de la calle. “Lamentablemente amenazaron con apedrear el lugar y prenderlo fuego. Recibimos a muchas personas que han estado detenida y se han reinsertado, formado familia y no han vuelto a delinquir. Tablado hace un aporte importante acá”, dijeron desde ese lugar.

-Es muy feo que te acusen falsamente. El acoso es diario. Es mentira que no puedo ir a ningún lado. Soy una persiona libre y puedo ir adonde yo quiero. No es que entro a una ciudad y me impiden el ingreso y me tengo que quedar en la banquina. Ahora si yo entro y me pegan, me insultan, me patotean, me prenden fuego, me cuelgan de la plaza los violentos son ellos y van a tener que responder legalmente. Porque es sembrar violencia y expresión de odio. Legalizar el delito de odio. Si yo entro en San Clemente, me agarran y me ahogan en el mar, esas personas van a tener una condena, no les van a dar el premio.

-Aló refiere que usted tiene cinco denuncias en su contra por violencia de género.

-Es falso. La única es de 2011, la de la madre de mis hijas, a quienes veo y amo y me aman. La de Córdoba fue falsa. Yo me quiero resocializar pero me están haciendo la vida imposible. Yo desde que salí de la cárcel no me quedé de brazos cruzados. Hice cursos con abordajes de violencia de género y una formación del lado profesional el estudio de la Ley Micaela sobre violencia de género. Busca demonizarme, como que seguí incurriendo en violencia de género. Y lo que busqué es aprender sobre el tema, formarme, conocer a fondo. No seguí cometiendo crímenes. Hasta hice jornadas sobre derechos humanos y tengo un diploma de la Sedronar que me habilita como operador socioterapeuta en adicciones. Nadie lo publica. Aparezco siempre como el monstruo. Siento que tengo que empujar el Titanic.

Te puede Interesar  Volver a Belgrano

Fabián Tablado, el día que salió en libertad (Gustavo Gavotti)Fabián Tablado, el día que salió en libertad (Gustavo Gavotti)

Tablado salió libre el 28 de febrero de 2020 luego de que la Sala III de la Cámara Penal de San Isidro lo condenara a 24 años de cárcel por el delito de homicidio simple, casi dos décadas antes de la llegada de la figura del femicidio al Código Penal. Hoy hubiese sido condenado a perpetua. Esta semana, un nuevo cómputo lo benefició, hecho por el Juzgado de Ejecución Penal Nº1 sanisidrense. Se le había sumado una nueva condena en el medio, dos años y medio en 2012 por amenazar a una mujer que conoció en su encierro, con la cual tuvo mellizos.

-Lo que quiero es que se dé otra versión. Siempre es la misma. Sigo viviendo en Posadas. Estoy en pareja. Y lo me siento discriminado, pienso denunciarlo en el INADI.

-Más allá de todo, usted sabe que el delito que cometió es atroz.

-Lo sé. Lo hablamos en otras entrevistas. Fue un horror. No puedo volver atrás. Tengo 45 años y estaré arrepentido toda mi vida.

-Los peritos dictaminaron que usted tenía una personalidad estructurada de modo psicopático, con una débil internalización de los límites, con rasgos narcisistas, egocéntricos, sobrevaloración de sí mismo y manipulación del otro.

-No soy eso. No soy un monstruo. No soy un psicópata. Tengo muchas pesadillas: me persiguen y me atacan. Yo cumplí con la Justicia, no entré y salí por una puerta. Estuve 23 años preso. Y cumplí con las costas de lo que hice porque se pagó una suma millonaria al particular damnificado.

-Aló habla de que hubo corrupción judicial.

-No puedo hablar de él. Pero cualquier acusación a esos jueces es falsa. Que muestren las pruebas.

-¿Qué tareas cumple en Posadas?

-Trabajo en la fundación en tareas generales. Desde ayudante de cocina a tareas de carpintería y refacciones. Pero repito. No soy un monstruo.

-¿Y qué es?

-Un ser humano que cometió un hecho lleno de horror. Un ser humano que busca reivindicarse y volver a la sociedad. Pero necesito paz.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin