Ecología trabaja en la recuperación y preservación de vertientes en las chacras para la adecuación ambiental de las unidades productivas

En el Valle del Cuñá Pirú se está llevando adelante un intenso trabajo para la recuperación y preservación de vertientes. La tarea cobró aún más relevancia luego de la sequía de inicios de año y el drama de los incendios forestales.

Los municipios de Aristóbulo del Valle y de Salto Encantado están abocados junto a las distintas instituciones nucleadas en el Comité de Cuencas de los arroyos Alegre y Cuñá Pirú.

En el marco de esas actividades, en un relevamiento del que participaron guardaparques del Parque Provincial Salto Encantado, detectaron la presencia de 27 vertientes y humedales en la zona urbana de Salto Encantado. 

El interventor de la mencionada localidad, Andrés Podkowa explicó que, “el IPRoDHa, el Comité y los municipios abordaron distintas acciones para recuperar las vertientes, que en su mayoría se encuentran en propiedad de colonos. El primer paso fue convencer a los propietarios, para poder avanzar en las obras necesarias. Este tema es fundamental, sobre todo con la sequía que tuvimos este año, que nos hizo sufrir bastante”.

De su lado, una de las integrantes del Comité, Ana Corral, comentó que “es un desafío porque estamos trabajando en los municipios de Aristóbulo del Valle y Salto Encantado, en conjunto, porque compartimos la cuenca. Hasta los pobladores de Ruiz de Montoya toman agua de esta zona”.

“Venimos articulando con distintos actores y el municipio nuevo fue clave para tomar cartas en el asunto, al firmar un convenio con el IPRoDHa”, precisó.

Corral señaló que se apunta a la “adecuación ambiental de la chacra, para que además de producir, cuide el ambiente, porque no es para ellas solamente sino un servicio que le hacen a toda la sociedad”.

“Es una tarea importante, un desafío que no se hubiera podido lograr sin un compromiso fuerte de los municipios. Estaban las ideas, el proyecto, pero en el día a día había que llevarlo a la práctica”, comentó.

Apuntó que, “se avanzó en una primera etapa, en una propiedad, donde se alambraron 800 metros lineales para que los cerdos no dañen la vertiente y en otras obras de infraestructura”.

Corral añadió que “en paralelo se lleva adelante todo el tema de restauración con el proyecto ‘Sembrando Agua Plantando Vida’, cuyo objetivo es incorporar el árbol en la chacra”.

Finalmente, destacó el trabajo con la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Ecología “en lo que es lo urbano y lo rural en el agua”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password