El Banco Central mantuvo las tasas altas y afirmó que la inflación es mayor a la que pretende

El Banco Central mantuvo ayer su tasa de política monetaria en 26,25% por considerar que en abril la inflación se mantuvo en un nivel “más alto” que el pretendido por el organismo.

La decisión está en línea con lo que esperaban los analistas, ya que a pesar de las críticas que recibe el BCRA de sectores productivos y políticos por mantener tasas altas que dificultan la recuperación de la economía, la realidad indica que la inflación está más alta que lo que esperaba el organismo monetario y el Gobierno. Esta tarde se conocerá el IPC de abril y las previsiones indican que el dato será superior al 2%.

“Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreadas confirman que la inflación de abril se situó en un nivel más alto que el compatible con el sendero buscado para esta época del año”, subrayó este martes la autoridad monetaria en un comunicado.

Sin embargo, el organismo que conduce Federico Sturzenegger destacó que esos datos “sugieren que en mayo la economía retoma el proceso de desinflación”.

La decisión de sostener sin modificaciones la tasa de referencia estuvo en línea con lo esperado por el mercado, el cual consideraba que no iba a haber cambios porque no hay expectativas respecto de los nuevos datos de inflación que publicará el INDEC este miércoles, la cual superó el 2% según mediciones privadas.

En ese escenario, la tasa de política monetaria se mantiene en el mismo nivel desde el 11 de abril último.

“La autoridad monetaria ha realizado un endurecimiento de la política monetaria, a través de operaciones de mercado desde principios de marzo”, resaltó el Banco Central.

Según la entidad, “como resultado de toda la información disponible, decidió mantener inalterada su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 26,25%”.

El organismo recordó que “procurará manejar las condiciones de liquidez a los fines de asegurar que el proceso de desinflación se encauce, quedando listo para actuar nuevamente en caso de ser necesario”.

Ratificó, además, que seguirá con “un claro sesgo antiinflacionario para asegurar que el proceso de desinflación continúe hacia su objetivo de una inflación entre 12% y 17% durante 2017”.

El Banco Central comenzará a utilizar como referencia el índice de precios al consumidor a nivel nacional desde julio para la ejecución de su política monetaria.

Hasta el momento, el organismo utiliza como referencia el IPC-GBA, mientras que desde ese mes podrá contar con datos de todo el país.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password