El modelo híbrido impulso la recuperación del mercado de oficinas en Argentina

Compartí esta noticia !

El modelo híbrido, surgido como respuesta a la reevaluación de los modelos laborales durante la pandemia, ha mostrado múltiples beneficios para los trabajadores y las empresas, que lo consolidan como la realidad más frecuente en el mercado de trabajo. Esto se debe a que no solo promueve el equilibrio entre la vida personal y profesional de los colaboradores, sino que también conlleva una reducción significativa de costos al requerir menos espacio físico, lo que se traduce en menores gastos de alquiler y mantenimiento. Así, esta modalidad laboral se erige como un poderoso imán para el talento, al ofrecer opciones de trabajo atractivas que satisfacen la necesidad de flexibilidad de muchos empleados. 

Múltiples estudios respaldan su eficacia, mostrando que trabajar desde casa puede mejorar la productividad, mientras que el trabajo en oficina fomenta la colaboración y la creatividad. Según el relevamiento realizado por WeWork en colaboración con Michael Page, titulado “Más allá de la revolución híbrida“, el 79% de los colaboradores argentinos afirman que la flexibilidad y los modelos híbridos de trabajo han contribuido al mejoramiento de su salud mental y el 81% afirma que este modelo favorece a tener una mayor productividad laboral; lo que contribuye a lograr un balance en la vida personal y la vida laboral.

Además de los cambios en las formas de trabajo, que consecuentemente conlleva a un enfoque más humano y centrado en el bienestar de las personas,  la modalidad híbrida impacta directamente en el tradicional mercado de oficinas, al generar una reevaluación profunda en la manera en que las empresas y propietarios de oficinas entienden, diseñan, utilizan y negocian los espacios laborales. Estos cambios responden a la necesidad de adaptarse a una forma de trabajo que ahora se centra en la flexibilidad, la eficiencia y la adaptabilidad. 

Te puede Interesar  COVID-19: cuál es la herramienta más utilizada por las empresas, para que sus sitios jamás se “caigan”

La implementación del trabajo híbrido está remodelando radicalmente la concepción y utilización de los espacios de oficina. Las empresas están reconsiderando la disposición y tamaño de sus instalaciones, optando por entornos más adaptables y flexibles que fomenten la colaboración y las interacciones presenciales. Esta evolución no solo implica un cambio en el diseño y distribución de las oficinas, sino también una nueva perspectiva sobre la ubicación de estos espacios. Ahora se valora la accesibilidad y conveniencia para aquellos que combinan días presenciales y remotos” indica Rocio Robledo, Country Manager de WeWork en Argentina.

Además, esta transformación exige una actualización en la infraestructura tecnológica y equipamiento de las oficinas, priorizando la conectividad y herramientas de colaboración remota para garantizar la fluidez en el trabajo, sin importar la ubicación de los empleados. 

“Este cambio de paradigma no sólo redefine el propósito de las oficinas, ahora concebidas como centros de colaboración e intercambio, sino que también conlleva una revalorización de estos espacios como facilitadores de cultura corporativa y compromiso entre los empleados. Así, esta evolución está impulsando una nueva manera de negociar contratos de arrendamiento, buscando acuerdos flexibles que se ajusten dinámicamente a las necesidades reales de espacio, adaptándose de esta manera a los momentos de expansión o retracción de cada organización” concluye Robledo.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin