El Presidente culpó a las provincias fronterizas por el desabastecimiento de gasoil, pero en el NEA el consumo está estable

El presidente Alberto Fernández culpó a las “provincias limítrofes” por el desabastecimiento del combustible que afecta a la Argentina hace más de un mes y apuntó especialmente a la región NEA. Sin embargo, el Presidente parece estar mal informado, porque en las provincias de la región, el consumo de combustible prácticamente no varió en los últimos cuatro meses y, particularmente en gasoil, no aumentó significativamente.

En una entrevista concedida al canal C5N, Fernández deslindó responsabilidades en las provincias ante el reclamo generalizado de entidades empresarias y del campo. “Cuando uno mira cómo se consumió el gasoil en los últimos meses, se da cuenta cómo (…los países…) las provincias limítrofes dejaron escapar el gasoil insólitamente. Un ejemplo, Corrientes, en el último mes la venta de gasoil aumentó 40 y pico por ciento ¿Cómo se explica eso? O cargan y se lo llevan. Ya lo corregimos, pero esas cosas razonablemente no deberían pasar. Eso es un estacionero que se presta a ese juego, una provincia que no mira el problema y deja que ocurra… eso también ha pasado y hay que plantearlo”, dijo el Jefe de Estado.

Pero los datos de los últimos meses no revelan un comportamiento anormal en el consumo del combustible, aunque es evidente que creció la compra en las provincias por compradores extranjeros, básicamente explicado por el valor del combustible en relación con el dólar y aumentos en Paraguay y Brasil. Los conocedores del movimiento del mercado en Misiones, explican que los paraguayos y brasileños no vienen por el gasoil, sino que cargan lo que normalmente cargaban por el transporte en el Mercosur. Otro escenario se da en las naftas, donde sí se evidencia un mayor flujo hacia el exterior.

El pico de consumo en Corrientes ocurrió en enero, cuando se vendieron 40,5 millones de litros, pero la demanda comenzó a crecer en julio del año pasado, cuando lentamente fueron dejadas de lado las restricciones impuestas por la pandemia. El “cuarenta y pico” se da únicamente en la comparación interanual -43,41 por ciento-, pero en línea con el crecimiento del consumo en el país, que llegó al 32% interanual.

El gobernador Gustavo Valdés fue uno de los primeros en responder al Presidente. “En la reunión del 8 de abril, en Salta, los gobernadores del Norte Grande advertimos a Nación sobre la falta de combustible. Pasaron más de dos meses y recién ahora el Presidente se sorprende porque en las fronteras se llevan el gasoil. Lo señalamos, pero no nos escucharon. También expone la responsabilidad de su Gobierno cuando menciona que Corrientes no miró y dejó escapar el gasoil porque ninguna provincia tiene jurisdicción en fronteras. Afirma que el problema está corregido, pero los que vivimos en el norte del país sabemos que no es así”, cuestionó.

El Presidente no nombró a Misiones, provincia con la que cerró un acuerdo por un millón de litros extra de gasoil para la zafra yerbatera, pero el comportamiento fue similar. Pico en enero con 52,2 millones de litros de combustible y de ahí a la baja, entre 45 y 47 millones de litros mensuales, con un crecimiento interanual de 33,71 por ciento. Misiones es por lejos la provincia que más demanda, pero en los últimos meses el consumo se mantuvo estable, con leves variaciones. Formosa en cambio, los últimos dos meses registró una caída en las ventas.

Pero si se analiza únicamente el consumo de gasoil, el “cuarenta y pico” no existe. En Corrientes la demanda creció 30,37 por ciento. En mayo de 2021 se vendieron 13,5 millones de litros y ahora fueron 17,6 millones, a la baja en comparación con los tres meses previos.

En Formosa, gobernada por Gildo Insfrán,  sí hubo una demanda más alta de gasoil, con 37,14 por ciento, pero el consumo es mínimo ante la magnitud del problema: 4,8 millones de litros de gasoil, contra 3,5 millones de mayo de 2021. 

Nuevamente es Misiones la que consume más gasoil en la región, pero el crecimiento de la demanda fue de 18,99 por ciento. En mayo pasado se vendieron 17,9 millones de litros y ahora 21,3 millones. En los últimos cuatro meses el consumo se mantuvo en 20 millones de litros promedio.

Pero fue Misiones una de las provincias más castigadas por el aumento de los combustibles impuesto por YPF para frenar las ventas al exterior. La petrolera YPF cobra $ 240 por litro del gasoil Infinia para los vehículos y transporte de carga con patente extranjera. Los compradores misioneros hoy pagan el gasoil más caro del país -e insólitamente más caro que la nafta-: en YPF, en Posadas cotiza a 201 pesos el diesel premium y a 146,80 el común, mientras que en el interior, la Infinia Diesel cotiza a 211,40 y el Ultra a 156 pesos. La nafta está en 167 pesos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password