El proyecto “Comida por un dolar” es finalista del programa Naves

El emprendimiento misionero que busca acabar con el hambre en el mundo “Comida por un dolar” produce porciones de comida saludables, nutritivas y no perecederas, por apenas un dólar.

Dos años atrás, Mario Matías Sebely tuvo sus 15 minutos de fama al llegar al libro Guinness de los Récords por ser la persona más joven del mundo en dirigir un hospital público.

Tomas Colom. Aconcagua – A pesar de no ser médico –sí es presidente de la cooperadora del centro asistencial–, todavía mantiene su cargo en el hospital Samic de la pequeña localidad de Leonardo N. Alem, en la provincia de Misiones.

Sin embargo, hoy este joven emprendedor busca alcanzar un hito mucho más ambicioso: revertir la difícil realidad alimenticia mundial.

Para eso lanzó “Comida por un dólar”, un emprendimiento que quiere demostrar que por apenas un dólar se puede acceder a una porción de comida saludable.

La iniciativa ofrece una variedad de alimentos deshidratados altamente nutritivos, elaborados con productos artesanales provenientes de los campos de Misiones, al noreste de la Argentina.

“Estos productos se someten a un proceso físico químico denominado liofilización o deshidrocongelación, por medio del cual quedan deshidratados y livianos, para ser embolsadas en pequeñas porciones secas”, explica Sebely, líder del proyecto.

Y agrega: “Se deshidrata la comida a través de frío y vacío, a diferencia de la deshidratación convencional que es por calor. De esta forma, se conserva el aroma, los nutrientes y el sabor de la comida y tiene la gran ventaja de que los alimentos duran hasta 20 años si perecer”.

A partir de este innovador proceso, se elaboran una serie de comidas conocidas bien conocidas por los paladares argentinos y latinoamericanos: guiso de lentejas, locro, feijoada y sopa de arvejas.

“Los productos se presentan en pequeños envases y su preparación es muy simple, similar a las sopas instantáneas: se vuelca el contenido en un recipiente, se le agrega agua caliente y se revuelve unos segundos. Eso es todo”, resume el emprendedor, de 30 años.

“El proyecto nace de la problemática de qué hacer con la comida que se tira en las chacra de Misiones, por el hecho de no tener mercado. Recuerdo cuando uno de los agricultores de mi barrio me planteó un problema, y me dijo: ‘Tenemos que hacer algo con el hambre. No puede ser que haya animales que coman mejor que gente, y que los chicos se estén muriendo”, confiesa Sebely.

El emprendimiento, además, se preocupa por mantener viva la actividad en las chacras y los poblados rurales, donde se fomenta las plantaciones agroecológicas y las producciones amigables con el medio ambiente.

Según Sebely, quien también es miembro de la Fundación Alimentos para el Mundo, dadas las características de estos alimentos no perecederos y fáciles de transportar, el proyecto tiene potencial para alimentar a grandes masas de gente, especialmente a aquellos que se encuentran en zonas de conflicto.

Hoy “Comida por un dólar” es finalista de NAVES, el prestigioso concurso de start ups que impulsa el IAE Business School y es apoyado por el Banco Macro.

Entre los beneficios que otorga la competencia, además del miles de dólares en capital inicial, son: horas de consultoría sin cargo, una gran red de contactos, disponibilidad de oficinas por un año y aprobaciones para acceder a competencias internacionales.

“A pesar de no conseguir inversión alguna del Estado, hoy estamos esperando que termine el proceso de NAVES para tener la financiación para escalar nuestro proyecto”, concluye el emprendedor.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password