En la Feria del Libro, Misiones jugó en primera

“Es como jugar en primera”, nos dice Carlos García Coni luego de presentar su último libro en el stand de Misiones en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Y tiene razón. La presencia de la provincia estuvo a la altura del mayor evento del mercado editorial en Latinoamérica, con una interesante síntesis de la enorme diversidad de las letras misioneras y un espacio que no desentonó ante el despliegue monumental de provincias con mayores recursos o frente a los gigantes del mercado: Planeta y Penguin, que tradicionalmente ocupan las dos manzanas centrales de la feria.

Por sobre todas las cosas sobresalió la presencia del pueblo originario mbyá guaraní como autores de sus propios libros. Del mismo modo estuvo presente la comunidad de afrodescendientes, una minoría invisibilizada en la historia misionera.  

Economis recorrió la feria, dialogó con escritores, organizadores y autoridades provinciales y la conclusión es contundente: Misiones jugó otra vez en primera.

El stand misionero

El stand de Misiones se encuentra en el pabellón Ocre, que reúne a las provincias y otras instituciones. Como una muestra de cierta presencia forzada, el pabellón de las provincias se encuentra separado del resto de los pabellones por un largo pasillo de más de 200 metros. Si bien el ingreso principal de la feria, que es por Plaza Italia, desemboca en el sector Ocre, la mayoría del público pasa raudo hacia el núcleo de la feria. 

Luego de tres años desde la anterior edición se notó cierta merma en la cantidad de provincias presentes. Algo similar se registró en el resto de los pabellones, que mostraron una imagen raleada en comparación a la era pre pandémica. En cuanto a Misiones, el espacio fue gestionado por el Parque del Conocimiento, en alianza con el ministerio de Cultura.

Misiones tiene una presencia ya consolidada en la feria, pese a que años anteriores, por problemas de presupuesto y organización, faltó en alguna oportunidad. En esta ocasión, el foco estuvo puesto en la figura de Horacio Quiroga, con el montaje de un espacio específico dedicado a él y la posibilidad de acceder a sus cuentos a través de códigos QR

En cuanto al material expuesto, el Parque del Conocimiento entregó minilibros a los visitantes del stand. También expuso los manuales escolares que realiza junto a Misiones Tiene Historia, un programa inédito en la Argentina, consistente en la elaboración de manuales para 4° grado sobre la historia y la geografía de los municipios. Además, colocó en exposición y a la venta los libros editados por la Editorial de las Misiones.

Este año se intensificó la presencia de la Editorial Universitaria en el stand de la provincia. Anteriormente, la editora de la UNaM formaba parte de la Red de Editoriales de las Universidades Nacionales, en donde sus obras quedaban diluidas ante la cantidad de títulos. 

Desde 2019, comenta la directora de la editorial, Nélida González, “participamos con mucho éxito con la Biblioteca Pública de las Misiones, el Parque del Conocimiento y Cultura de la provincia. Este año, luego de la pandemia, repetimos el trabajo colaborativo”. Edunam llevó libros de varias de sus colecciones y sus autores pudieron exponerlos en el stand de la provincia. González es enfática al resaltar que “ver nuestros libros en una feria internacional es un orgullo. Y nos desafía a hacer más y mejores ediciones”.

Durante la primera semana de la feria, el gobernador Oscar Herrera Ahuad visitó el stand y manifestó su satisfacción por la presencia misionera. En diálogo con Economis, destacó “la diversidad y variedad de nuestras letras, en este gran evento”. Asimismo, planteó el desafío para el futuro, en especial en torno a la necesidad “de potenciar aún más la presencia de escritores de Misiones, pero también para que nuestro stand reciba a los grandes escritores nacionales que visitan la feria”. 

La idea del Gobernador es, a partir del año que viene, contar con algo así como visitantes ilustres en el espacio misionero.

Durante toda la feria expondrán sus obras unos 25 autores, ya que el Parque del Conocimiento abrió una convocatoria para todas y todos aquellos que quisieran presentar sus libros. 

Bajo esta modalidad el periodista Carlos García Coni presentó “Profesión y pasión”, editado por Edunam. El colega, de vastísima trayectoria, reconoció que “inesperadamente se presentó la oportunidad y allí estuvimos, con una linda convocatoria. Fue como jugar en primera y me sentí feliz, contento, sigo siendo un aprendiz de escritor y el hecho de haber estado en la gran fiesta del libro argentino fue como que se abrieran las puertas a una gran ilusión”. 

La presentación de su libro fue acompañada por la presidenta del Parque, Claudia Gauto, el ministro de Cultura, Joselo Schuap y varias glorias deportivas, como Francisco “Pancho” Sá y Antonio Vidal González.

También se presentó Marco Magaz, con “Como en la cancha: la radiofonía en el fútbol de Posadas”, quién comentó que “me pone muy contento poder presentar el libro en la feria. Está bueno que la provincia tenga su espacio ahí y que se pueda valorizar a los autores de Misiones”. 

Magaz aportó una mirada interesante al explicar que “está buenísimo traer las historias de las transmisiones radiales del fútbol de Misiones a una ciudad tan importante como Buenos Aires. Nosotros siempre consumimos su fútbol y sus transmisiones y esto fue hacer el camino al revés. Contarles a ellos cómo se transmite fútbol en Misiones, como viven los clubes, como afrontan los torneos”. La presentación fue acompañada, entre otros, por el vicepresidente del club Platense, de la primera división de AFA.

El día de Misiones

Es tradición en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que las provincias participantes tenga su día, en el cual presentan una selección de las mejores obras editadas en su territorio durante el año anterior. Este año la presentación de la “selección misionera de las letras” fue el sábado 7, en la sala Ernesto Sábato. Se trató de la exposición de 10 libros seleccionados por un jurado de especialistas coordinado por el ministerio de Cultura. El conjunto de las obras evidencia la riqueza y diversidad de las letras misioneras, con libros que abarcan todos los géneros, los colectivos y las franjas etarias. Una presentación de primer nivel. 

El mayor destaque fue el Diccionario mbyá guaraní/español realizado por el director de escuela intercultural bilingüe Javier Rodas y el Kuaray Patí Carlos Benítez. Por el aporte de la obra y, principalmente, por la presencia de un miembro del pueblo mbyá guaraní como autor del libro, se trató de un hecho histórico para Misiones en la feria. Luego de la presentación, Benítez nos comentó su alegría por “estar presentando esta obra” que recupera los saberes ancestrales de su pueblo. “Nuestros verdaderos sabios fueron nuestros abuelos, nuestros antepasados”, explicó. “Ellos mantuvieron esos saberes durante siglos y, hoy por hoy, nosotros, que somos más jóvenes, podemos dejarlo plasmado en un papel. No fue nada fácil y gracias a todo lo que pudimos recolectar con cada integrante de las comunidades logramos hacer el trabajo”. Para Carlos es muy importante “visibilizar y ser escuchadas esas voces que teníamos ocultas por varias cuestiones”.

Algo similar ocurrió con el libro de Nélia Wisneke, “No te olvides de los que quedamos acá”, que recorre la historia de los afrodescendientes que llegaron a Misiones escapando de la esclavitud en Brasil. Para la autora, es “fuerte el orgullo porque estamos ocupando los espacios que siempre nos correspondieron y nunca nos dejaron ocupar. Se siente como una reivindicación de la historia, de la vida misma”. El libro “retrata la historia de la continua migración de esclavizados afrobrasileños que, en busca de libertad, huían de Brasil, cruzaban el Uruguay y se asentaban en la selva misionera, en pequeños quilombos, de los que nadie quiere hablar. La historiografía oficial no investiga esos casos y somos la sexta generación de descendientes de esos esclavizados, que eran 36”. Un aspecto central de la presencia de Nélida en la feria, es que “cuando hablamos de diversidad debemos hablar de los espacios que cada grupo ocupa en los diversos sitios. Lo importante es que el 90% de los libros escritos sobre afrodescendientes no fueron escritos por nosotros. Por eso este libro es trascendental porque son nuestras voces, nuestras experiencias como hijos, nietos, bisnietos de afrodescendientes los que estamos contando nuestra historia”.

Los jóvenes autores de Misiones también tuvieron su presencia entre los diez escritores seleccionados. Dalila Goralewski es una joven autora de poemas que presentó “Encontrarme fue poesía” y manifestó que “es un orgullo enorme representar a las letras y que se tome en serio nuestro trabajo como jóvenes. Siento que tiene mucho que ver con lo que uno siente y tiene adentro y quiere expresar a través de la literatura. Rompo un poco con las estructuras existentes por estudiar letras y soy de cruzar esas fronteras para buscar nuevos caminos. En mi libro hay muchas emociones, sentimientos y cualquier joven que lee podrá identificarse porque alguna vez sintió estas emociones, como el amor, el dolor”.

Otro tema central en esta feria son los 40 años de Malvinas, que tampoco quedaron afuera de la representación misionera. Samuel Giménez presentó su trabajo dedicado a Pablo Areguatí, el comandante guaraní que fue la primera autoridad argentina designada en las islas Malvinas, en la década de 1820. Samuel explicó que, “como escritor, es una satisfacción que nuestra producción se lea, ya que nuestros interlocutores son los lectores. Esto de estar en la feria fue un plus a la vida, una alegría inmensa representar a la provincia. Mi libro es un granito de arena que aporto al proceso de malvinización, que durante muchos años estuvo escondido”.

Quizás el único aspecto negativo haya sido la escasa presencia de la Sadem como institución que nuclea a las y los escritores de la provincia. No estuvo a la altura de las circunstancias y privó a sus socios de tener una presencia activa en la principal feria del libro de Latinoamérica. Tan es así que los autores pertenecientes a este nucleamiento ni siquiera pudieron vender sus obras en el stand de Misiones. Desde hace años que la Sadem es prisionera del ego de sus autoridades, siempre predispuestas a la auto adulación pero nunca preparadas para poner a las letras misioneras por encima de sus ambiciones e intereses personales. Para ellas y ellos, fue otra oportunidad perdida o, siguiendo con la metáfora de García Coni, podemos decir que Sadem se fue al descenso.

Pablo Camogli5 Posts

Periodista, docente, historiador y relator de fútbol. Sanmartiniano, artiguista y peronista; por sobre todas las cosas, del partido americano. Nacido en Oberá, Misiones, en 1976 es licenciado y profesor de Historia por la Universidad Nacional de Cuyo, y técnico superior en Periodismo. Es autor de Batallas por la libertad (Aguilar, 2005), Batallas de Malvinas (Aguilar, 2007), Batallas entre hermanos (Aguilar, 2009) y Nueva Historia del cruce de los Andes (Aguilar, 2011), entre otros.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password