Entró en vigencia el nuevo régimen de acreditación de tarjetas pero estacioneros reclaman mejores condiciones

Luego de que el BCRA publicara la resolución por la cual se disminuye el plazo de acreditación de los pagos con tarjeta de débito de 48 a 24 horas y achican las comisiones bancarias, expendedores advierten que las medidas resultan insuficientes para el sector.

Por Surtidores – El Gobierno dio a conocer en el fin de semana que las entidades bancarias habían acordado con el Banco Central de la República Argentina, acortar a un día hábil el plazo para el depósito en la cuenta de los comercios de las ventas que realizan con tarjetas de débito.

De esta forma, la ley 25.065 de Tarjeta de Créditos fijó un plazo máximo de 3 días hábiles y, por un acuerdo con el regulador, los bancos habían acordado hacerlo en el plazo de 2 días hábiles.

Ahora ese plazo se reduce a 1 día, lo que permitirá a las Estaciones de Servicio, disponer en su cuenta bancaria de los fondos por expendio con tarjeta de débito al día hábil siguiente de concretarla, a la vez que se reducen las comisiones de 1,5 por ciento a 0,8 por ciento.

Además, confirmaron que ya comenzó a regir la medida para de reducción a 8 días hábiles para la acreditación de las ventas con tarjeta de crédito, que dispuso el BCRA.

Al respecto, el presidente de la Federación de Expendedores de Naftas y Afines del Interior, Alberto Boz, destacó a surtidores.com.ar que “estamos satisfechos por el hecho de que el Estado haya tomado las riendas para solucionar este problema en los comercios y resulta muy positivo este paso”.

Sin embargo, admitió que el rubro de las Estaciones de Servicio tiene contrastes importantes respecto de otras actividades comerciales, debido al gran volumen de facturación, que se choca con el escaso margen de rentabilidad.

Además, recordó que, a diferencia de cualquier otro comerciante, el estacionero no tiene la libertad de manejar el precio al consumidor, ni de aplicar comisiones extras por ventas en dinero electrónico, como sucede de hecho en el resto de los sectores.

Por ello, pidió a las autoridades “que tengan en cuenta un porcentaje de comisión más bajo, de manera específica para nuestro sector, ya que más de la mitad de lo que nosotros facturamos como precio final, son impuestos”.

El dirigente advirtió que “estamos pagando comisiones y sosteniendo plazos de acreditación por un monto de dinero que le pertenece al fisco y no es parte de la ganancia de la “Estación de Servicio”.

Al respecto, Boz sostuvo que “si bien legalmente no está permitido adicionar costo al cliente para pago con tarjetas o código QR, es de público conocimiento que cualquier comercio lo lleva adelante igual, a través de descuentos o precios diferenciados de acuerdo al modo de pago”.

“Nosotros tenemos un precio controlado por las petroleras y nos transformamos en los únicos negocios minoristas que estamos impedidos de ajustar el producto o ejecutar un recargo extra al consumidor, para sostener los costos fijos que cada vez son más caros”, lamentó.

Finalmente se refirió al conflicto entre el gobierno y las financieras de pago con QR, lo cual derivó en los últimos días en que las expendedoras de combustibles queden perjudicadas con un incremento en las comisiones y plazos de acreditación.

“No queremos quedar prisioneros de la pelea que generaron estos cambios en las condiciones para el uso de tarjetas, ya que nos quieren imponer comisiones de hasta 6 por ciento por ventas con código QR, lo cual, nos fagocita por completo el mínimo margen que nos queda por cada litro vendido”, sentenció Boz.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password