Devolviendo resultados: fila1on fila2 fila3on fila4on

Fabián Tablado, un femicida que nunca tendrá un destino

Le tocó debatir a Misiones. Después del repudio generalizado que provocó la sola presencia de Fabián Tablado en la Costa argentina, en Córdoba y en la vecina ciudad de Virasoro, el femicida de las 113 puñaladas busca una nueva oportunidad en Posadas.

Tablado fue condenado a fines de 1998 a 24 años de cárcel por homicidio simple. En 2013 sumó otros dos años y medio de prisión por amenazas a su exmujer, a la que había conocido ya estando preso y con quien tuvo mellizas.

Cumplió su condena – en ese momento no existía el concepto jurídico de femicidio, de lo contrario hubiese recibido perpetua – pero el recuerdo no prescribe, el miedo de la sociedad no prescribe, la sensación de indefensión de las mujeres misioneras no prescribe, ni el repudio.  No hay olvido ni perdón.

No estamos hablando del Fabián Tablado que pasó más de 20 años preso y ya saldó su deuda por el aberrante asesinato de Carolina Aló.

En 1996 y en el lapso de una hora ejecutó lo que tenía planeado: persiguió a la joven por distintos ambientes de la casa; la golpeó salvajemente  y luego la apuñaló hasta quebrar las hojas de tres cuchillos diferentes. Cuando uno se rompía, él buscaba otro, cuentan las crónicas de entonces.

Sin mostrar arrepentimiento, ni enfermedad mental, buscó ayuda para escapar. Lo atraparon, pero salió y en el poco tiempo en libertad volvió a ser condenado por amenazas de muerte contra su ex esposa con la que, como se mencionó,  se casó estando preso y tuvo dos hijas. Violó una prohibición de restricción contra Edgardo, el papá de Carolina Aló –desobediencia– y fue denunciado en agosto de este año nuevamente por violencia de género en Córdoba por los vecinos de su ex novia.

Estamos hablando de éste Fabián Tablado. Del que los antecedentes recientes muestran que no se recuperó.

Fabián Tablado fijó domicilio legal en el microcentro de Posadas este martes

“Después de Carolina hubo cuatro denuncias más por violencia de género. Intentó matar a una novia que tenía en la cárcel con una bombilla de mate. Dice en una carta que yo tengo, que cuando mata lo hace sentir omnipotente. Estanos hablando de un psicópata, eso no se cura no acepta un no por delante y toma a la mujer como objeto”, describió en Red Ciudadana Edgardo Aló.

El miedo de la sociedad es lógico, es justificado. Es entendible que ninguna mujer quiera compartir espacio público o privado con él. Es una amenaza y lo será siempre. Tenemos como sociedad la oportunidad de involucrarnos activamente y por primera vez quizás evitar un daño irreparable como el que sufrió, sufre y sufrirá la familia de Carolina, la única víctima en toda esta historia.

Fabián Tablado está buscando una nueva oportunidad en Posadas y debemos preguntarnos, ¿una nueva oportunidad para qué?

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE