Fútbol millonario: ¿Por qué puede gastarse el Chelsea 700 millones de Euros en seis meses?

Compartí esta noticia !

Londres (EFE).- En este mercado invernal, el Chelsea desembolsó 365 millones de euros en la contratación de ocho jugadores. Su gasto en un solo mes ha superado al combinado por la Liga, la Ligue 1, la Bundesliga y la Serie A. Desde la llegada de Todd Boehly, el Chelsea se ha dejado 680 millones en fichajes, más que ningún otro club del mundo, lo que eleva la pregunta: ¿Por qué puede hacerlo?.

La llegada de Enzo Fernández, a cambio de 120 millones -fichaje más caro de la historia de la Premier League-, de Mykhaylo Mudryk, por 100 millones, más la cesión de Joao Félix, por 11 millones, o las incorporaciones de Noni Madueke y Benoit Badiashile, por 34 y 40 millones, respectivamente, han levantado las dudas sobre cómo el Chelsea es capaz de manejar estas operaciones en un contexto en el que las cuentas de los clubes están más bajo la lupa que nunca con controles como el ‘Fair Play Financiero’.

Los contratos

La primera clave para entender el despilfarro de los ingleses pasa por la duración de los contratos que propone el club de Stamford Bridge, según explica a EFE el economista especializado en fútbol Kieran Maguire.

No es casualidad que los acuerdos por Mykhaylo Mudryk, Enzo Fernández, Badiashile y Madueke se vayan más allá de los siete años de contrato.

En el caso de Enzo y Mudryk, por ejemplo, han firmado por ocho temporadas y media, lo que les permite dividir el coste del fichaje, más su sueldo, por ocho. Es decir, el Chelsea no tendrá una pérdida de 120 millones + sueldo esta temporada por firmar al centrocampista argentino, sino que esa cifra se dividirá por ocho y se introducirá en las cuentas del equipo inglés en cada una de las próximas ocho temporadas.

Esta es una apuesta arriesgada, ya que en caso de que los jugadores no funcionen y tengan que salir por un precio inferior al que se les fichó, la amortización se verá afectada y el Chelsea puede incurrir en importantes pérdidas en el futuro. A su vez, el Chelsea también impone estos contratos a jugadores muy jóvenes, como el caso de Malo Gusto, Andrey Santos y David Datro Fofana. De este modo, en caso de que alguno se venda en un futuro por un precio superior al actual, el equipo recibirá un impulso en sus cuentas.

Te puede Interesar  Argentina le ganó 2-0 a México y se pone en carrera en Qatar

«Esta es la principal estrategia del Chelsea», explica Maguire.

La vigilancia de la Premier League

Las amenazas del Chelsea vienen primero de casa, de la propia Premier League, y también de fuera, de la UEFA. Desde hace unos cuantos años, los organismos del fútbol han introducido mecanismos para evitar el gasto a lo loco de los clubes, tratando de crear una sensación de igualdad en el deporte.

En el caso de la Premier, la normativa establece que los clubes solo pueden incurrir en pérdidas de hasta 35 millones de libras (40 millones de euros) por temporada en un periodo de tres años. Es decir, desde la temporada 2020/2021 hasta la 2023/2024, el Chelsea solo puede presentar perdidas de 120 millones en total. Esto tiene su asterisco, puesto que el impacto del covid dio un respiro a los clubes, que se han podido apoyar en ello para presentar pérdidas mayores. Por ejemplo el Chelsea en la 2020/2021 perdió 170 millones de euros, pero el covid permitió amortiguarlas sin sanciones.

Para embellecer sus cuentas, los clubes también cuentan con la posibilidad de presentar desarrollos en sus centros de entrenamiento, equipos juveniles y femeninos, así como ayudas a la comunidad. En la 2020/2021 estas iniciativas permitieron al Chelsea desgravarse 85 millones de libras (93 millones de euros).

Fair Play financiero

En Europa, el Chelsea tiene menos manga ancha aún, ya que la UEFA permite unas perdidas a tres años de 30 millones de euros. Eso sí, aquí el Chelsea juega con una ventaja, ya que puede compensar sus perdidas frente a la UEFA con su músculo financiero, ya que el organismo europeo puede dar el visto bueno a las perdidas siempre y cuando entienda que el Chelsea es lo suficientemente fuerte económicamente para soportarlas.

Te puede Interesar  Se viene un aumento en el precio del pan por la suba de la harina

Además, las sanciones de la UEFA no han sido excesivas en los últimos años y el PSG, el último equipo multado, apenas tuvo que abonar 65 millones de euros -en varios plazos-.

Nuevas reglas

Con los cambios al ‘Fair Play Financiero’ que se introducirán en la temporada 2023/2024, el Chelsea tendrá que tener cuidado con su estrategia de los contratos a largo plazo. Con los jugosos contratos ofrecidos a sus flamantes fichajes, el Chelsea se arriesga a tener una nómina demasiado grande, cuando la UEFA solo permitirá que el 90 % de los ingresos dirigidos a futbolistas, agentes y fichajes. Este porcentaje irá bajando hasta el 70 % que se permitirá en la 2025/2026.

La Champions League, clave

En este escenario, para el Chelsea es capital clasificarse esta temporada para la Liga de Campeones. Luchar por la Premier League es ya tarea imposible por lo que su único objetivo en la tabla es reducir la diferencia de diez puntos con la cuarta plaza y competir un año más en la mejor competición del viejo continente.

«Si el Chelsea no se clasifica, el escenario se complicará mucho para el club», añade Maguire, que apunta que ganar la Champions hace dos años reportó 120 millones de libras (125 millones de euros) al Chelsea, más dinero adicional por patrocinadores y por ganar la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

«Por cada euro que generas en la Champions, generas 22 céntimos en la Europa League. Una temporada sin Champions es un problema, pero si te vas a cuatro o cinco temporadas, como el Arsenal, con todo el dinero que ha gastado el Chelsea, puede ser una situación muy difícil para ellos», agrega el economista.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin