Coronavirus, EN FOCO, LA CHACRA, Ultimas Noticias

Ganadería: el potencial de Misiones para cubrir la demanda interna y llegar a mercados externos

Ganadería: el potencial de Misiones para cubrir la demanda interna y llegar a mercados externos
Compartí este articulo en:

La ganadería misionera se proyectó en las jornadas virtuales “Misiones Ganadera”, organizado por la Federación de Asociaciones Rurales y Forestales de Misiones (FARM), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y el Gobierno de la Provincia de Misiones.

Estas Jornadas Virtuales “Misiones Ganadera 2020” mostraron la realidad del sector y las proyecciones a futuro.

Durante tres jornadas con diferentes presentaciones se plantearon debates sobre la ganadería misionera, las políticas públicas provinciales para fortalecer el sector y el impacto de la pandemia del Covid-19. El evento virtual fue seguido por numerosos productores de la provincia y de la región.

Con transmisiones simultaneas en las redes sociales de la FARM, las jornadas lograron superar las barreras impuestas por el aislamiento social y obligatorio.

En la jornada de apertura el gobernador de la provincia de Misiones, Oscar Herrera Ahuad valoró la evolución de la actividad ganadera en la provincia, basada en eventos como este de capacitación. Invitó a todos los productores a buscar la forma en que cada metro cuadrado de su chacra sea utilizado de manera inteligente.

El primer disertante fue el Sub-Secretario de Ganadería de la Nación, José María Romero quien detalló las políticas nacionales para poder sostener la actividad durante la pandemia. Explicó que los protocolos creados para el sector permitió garantizar la seguridad alimentaria. Indicó que la producción de carne bovina aumentó un 3%, las exportaciones aumentaron un 18%. Además el consumo por habitante en el mes de abril llegó a 53,2 kg de carne bovina y en las tres principales carnes se llegó a 115 kg por habitante.
Romero valoró el trabajo de toda la cadena productiva de carne, que siguió trabajando y generando saldos exportables de forma normal durante la pandemia. Por ello destacó que el 76% de la producción de carne esta destinada al consumo interno. Explicó que la carne volcada al mercado interno, unas 2.300.000 toneladas por año generan un saldo de 10 mil millones de dólares. En tanto la exportación de 8.050.000 toneladas esperables para este año generarían un saldo de 3 mil millones de dólares.

Como datos de consumo Romero detalló que siete millones y medio de cabezas son faenadas para consumo interno en el país. Estas aportan un peso medio de 207 kilos al gancho, lo cual nos deja por debajo del promedio de países productores, que están por encima de los 250 kilos al gancho.

En cuanto a los 230 mil productores del país, Romero explicó que el 71% de ellos solo tiene el 14% del stock; mientras que el 9% tiene el 62% del stock y el 20% de los productores que tienen entre 150 y 600 cabezas tienen el 25% del stock. En base a esto debe planificarse las políticas de incorporación de tecnología. El desafío del país para Romero es enganchar la cadena de producción de granos con la pecuaria para poder incrementar la producción de carne, para incorporarle valor agregado y así mejorar los indicadores de exportación.

En la segunda jornada, Adrián Luna Vázquez presidente de la FARM habló sobre el delito rural y el impacto en el sector productivo. Comentó que los productores han comenzado a organizarse para evitar este dolo, que no solo afecta a los productores, sino que también pone en riesgo la seguridad alimentaria de la comunidad, porque si alguien roba ganado es para poder obtener un rédito vendiéndolo después.

Quien se sumo a la charla Jorge Chemes, presidente de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) quien destacó el potencial que tiene Misiones en cuanto al sector ganadero. Indicó que para desarrollar este potencial es necesaria la sinergia entre los sectores públicos y privados para que se den las políticas de incentivos necesarias para el desarrollo de los sectores productivos.

Consideró que la ubicación de Misiones en la frontera con Brasil y Paraguay, permite un desarrollo único. Valoró la cuenca lechera de la provincia, donde productores con mucho esfuerzo producen en terrenos difíciles y con poco incentivo.

En tanto el Ingeniero Agrónomo Dardo Chiesa disertó sobre el impacto de la pandemia en la producción de carnes. Explicó que China fue el primer país afectado por el Covid-19y de allí se propagó por el mundo: esto impacto en los mercados. Recordó que China recibe el 75% de las exportaciones de carne, luego cayó la Unión Europea.

Chiesa valoró el trabajo entre las empresas y los sindicatos para la creación de los protocolos de seguridad. Que luego fueron validados por las instituciones del Gobierno. Lo cual les permitió seguir trabajando con seguridad sanitaria dentro de las fabricas.

Para Chiesa la ganadería postcovid será “bastante similar a la que hacemos ahora en el país”. Dio como ejemplo que en la actualidad China vienen a revisar la cadena productiva de carne con un concepto de CovidFree. Sin embargo detalló que deben mejorarse muchas cosas en la producción de carne, pero estará más atado a las variables macroeconomicas del país, porque deben hacerse inversiones en la producción bovina, aviar y porcina para poder mantenerse entre los mejores países exportadores. Para toda inversión “se necesita seguridad juridica”.

Sobre Misiones, Chiesa dijo que se deben mejorar los valores reproductivos, pero se puede avanzar en esto para poder significar un importante aporte al consumo interno. Reconoció que el problema del bajo indice de preñez es de todo el país,el año pasado el índice nacional fue del 61% y en Misiones es del 45%. Según Chiesa el principal problema es la subnutrición y debe subsanarse eso para mejorar los índices de preñez.

Al referirse a la demanda en Misiones, Chiesa detalló que hay 16 frigoríficos con datos del SENASA y tiene más de 60 usuarios, además hay un ingreso constante de animales para faena de otras provincias. Con lo cual queda en claro que hay una demanda creciente.

Chiesa planteó que Misiones como todas las provincias del país pueden ser productora de ganado. Consideró que el ingreso de animales extrazona para faena es por falta de “regularidad” en el abastecimiento de animales. Ahí debe buscarse la alianza estratégica para armar una cadena productiva misionera para abastecer el mercado interno. Dijo que si no alcanza con los terneros producidos en la provincia habría que pensarse en traer terneros de afuera y terminarlos aquí hasta mejorar los índices de preñez.

Sobre la mirada ambiental del consumidor, Chiesa consideró que “el consumidor post Covid-19 es exigente”. Recordó que la aftosa (una fiebre de la vaca) postergó a la Argentina de una forma granvísima del mercado internacional, y ahora pensando que las enfermedades no son solo animales, sino humanas, se agregarán más protocolos de seguridad, porque el consumidor querrá saber toda la trazabilidad del producto que adquiere.

En la jornada de cierre participaron el economista Juan Carlos De Pablo y el ministro del Agro y la Producción de Misiones, Sebastián Oriozabala. De Pablo realizó un diagnostico detallado de la realidad económica y el impacto de la pandemia en la macroeconomía.

En tanto Oriozabala detalló como es la realidad de la producción ganadera en Misiones, poniendo en foco que el productor es minifundista, donde no hay latifundistas. Además el productor apuesta a la diversificación, para optimizar sus ingresos.

Oriozabala valoró el ingreso de la ganadería caprina y ovina que son más recientes y ampliaron la matriz productiva de la provincia, ampliando la producción bovina, aviar y porcina. Además remarcó que en la producción pisícola Misiones es la más importante del país.

El Ministro afirmó que el camino es la agregación de valor a estas producciones. En ese sentido comentó que la provincia busca incentivar

Al referirse al impacto del COVID-19 Oriozabala planteó que debe rediscutirse el centralismo. Porque las autoridades nacionales están ubicadas en las zonas más afectadas y toman las decisiones tomando en cuenta su contexto. Pero por ahí afectan a las demás zonas del país, dio el ejemplo del sector forestal misionero, que podría quedarse sin la ayuda fiscal de los ATP, por estar en una provincia con poca afectación de la pandemia, sin embargo los consumidores de esa industria están ubicados en AMBA y sin consumo terminan siendo afectados por la pandemia.

Lo que toma como positivo de la pandemia Oriozabala es que “gracias a los retenes y limitaciones de circulación, se aumentó el consumo de los productos misioneros, esto hay que remarcarlo. Productos que se generan gracias a las políticas provinciales de soberanía alimentaria”, dijo.

El funcionario provincial afirmó que la descentralización para por la vinculación con los diferentes sectores, no tanto por la presencia física. Porque para la generación de políticas acertadas es necesario tener presencia la voz de los productores, de los industriales y de todos los sectores.

Al referirse a la ganadería, recordó que Misiones no supera las 450 mil cabezas, sin embargo se logró desarrollar una cuenca lechera. Pero reconoció que debe avanzarse en un proceso de mejora para aumentar la cría. Recría y terminación del ganado bovino. Recordó que la mayor parte de los productores no están en condiciones de contratar de forma privada la asitencia técnica y ahí es donde entra en juego el rol del Estado para acompañar al sector productivo en el desarrollo.

Indicó que Misiones debe avanzar en la tecnificación de la producción primaria para fortalecer la producción de alimentos, como de granos para forraje que ayudaría a la producción del ganado misionero.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*