Gran aumento de hackeos en Argentina y su impacto

https://sp.depositphotos.com/

No es novedad leer y escuchar sobre el gran incremento de hackeos y brechas de seguridad que existen en la actualidad. Esta modalidad de robo de información ha crecido de manera desmedida con el inicio de la pandemia: se estima que aumentó en un 600% y esta tendencia continúa avanzando día a día.

La realidad es que son pocos los casos de ciberataques que son conocidos y denunciados. La mayoría de los particulares no saben a quién debe recurrir ante un caso de robo de datos personales y muchos son los incidentes que nunca se conocen por parte de los damnificados. Con relación a las empresas, la mayoría busca mantener un perfil bajo al momento de brindar información sobre estos tipos de incidentes con el objetivo de aminorar el impacto. 

Ahora bien, es importante hacer énfasis en que los ciberdelincuentes no discriminan entre empresas pequeñas y grandes. En base a la estadística publicada por Small Business Trends,, el 43% de los hackeos daña a pequeños negocios.

Las filtraciones de seguridad tienen dos importantes consecuencias: por un lado, las empresas se ven dañadas hacia el interior como en su reputación y, por el otro lado están los particulares, los usuarios que han cedido sus datos a esas empresas y que se ven afectados directamente por el hackeo respecto a la privacidad de sus datos.

Dependiendo del tipo de datos sustraídos será el tipo de daño que pueda causar en la empresa y en los particulares. Hoy podemos hablar de tres tipos de hackers, cada uno con sus particularidades. 

Existen los Black Hat Hacker (Hacker de Sombrero Negro) estos son los más peligrosos, ya que su intención y principal objetivo es perjudicar a las empresas y organizaciones públicas, ya sea propagando un malware o robando datos. Muchos de estos casos terminan siendo conocidos ya que la información robada termina siendo publicada en internet. 

En el punto intermedio, están los Gray Hat Hacker (Hacker de Sombrero Gris) quienes, a diferencia de los anteriores, pretenden cobrar una especie de “recompensa” por los datos sustraídos. 

Por otra parte, encontramos a los menos conocidos, los White Hat Hacker (Hacker de Sombrero Blanco), esta categoría de hackers suele estar empleados directamente por las propias empresas con el objetivo de buscar debilidades en sus sistemas y trabajar en solucionarlos antes que un Hacker de Sombrero Negro lo descubra.

En conclusión, la pregunta que todos se hacen es: ¿Cómo puedo evitar una filtración de datos personales? Como especialista en protección de datos personales trabajo a diario en la prevención de los problemas y la búsqueda de la minimización de los riesgos implementando programas de protección de datos personales adaptados a las necesidades y al modelo de negocio de la empresa. El objetivo de trabajar en las medidas de seguridad es reducir al máximo posible el impacto que pueda generar un hackeo, ya que el elemento más costoso de un ciberataque es la pérdida de datos, el cual representa un 43% de los costos de acuerdo a lo expresado por la multinacional Accenture.

María Delfina Haene es abogada, Máster en Administración y Dirección de Empresa, Experta en Protección de Datos Personales, Managing Partner en Haene Consulting

Contacto: [email protected]

Web: www.haeneconsulting.com

LinKedin: www.linkedin.com/in/delfinahaene 

Instagram: @haeneconsulting

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE