Inclusión de estudiantes con deficiencia auditiva en la UNaM, un desafío institucional

Con el objetivo de indagar acerca de la trayectoria académica de estudiantes con deficiencia auditiva en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (FHyCs), de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), una egresada de la carrera de la Licenciatura en Psicopedagogía, de la Universidad Cuenca del Plata, presentó en su Trabajo Integrador Final (TIF) una investigación sobre las complicaciones que padecen esta discapacidad al momento de cursar sus estudios universitarios en la alta casa de estudios.

La responsable del TIF es la flamante egresada de la licenciatura, Luciana Kachuk, quien cursó en la FHyCs el curso de Intérprete de Lengua de Señas y, con las herramientas teóricas adquiridas vio que las instituciones terciarias y universitarias no contaban con intérpretes, ni políticas para personas sordas o hipoacúsicas que les permitiera un normal cursado. “Quise hacer una investigación con todas las universidades de la ciudad, pero tuve que achicar mi objeto de investigación a la Facultad de Humanidades, que cuenta con el curso que hice y la carrera de Educación Especial”, advirtió Luciana.

Por ello, también buscó profundizar en el conocimiento de las políticas educativas inclusivas que dicha institución promueve. “La idea era ver las políticas de inclusión y como se aplicaban en la universidad”, señaló en diálogo con Economis y agregó que “la UNaM asegura el ingreso a personas con discapacidades auditivas, pero hay problemas en la permanencia y acompañamiento”.

Para el desarrollo de esta investigación, Luciana realizó entrevistas abiertas al equipo de profesionales que integran la Oficina de Inclusión Educativa y a los estudiantes con dicha condición. A partir de los datos recolectados en el campo, se constató que existe discordancia entre las políticas educativas inclusivas que la Facultad propone y las prácticas institucionales de la misma, derivadas de la falta de recursos, tanto económicos y humanos para llevar a cabo las mismas.

La situación problemática que planteó Luciana en su investigación parte desde el análisis en detalle en la inserción de los estudiantes con deficiencia auditiva incluidos en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM de la ciudad de Posadas. Desde allí, estableció dos líneas de investigación: por un lado, la descripción de las trayectorias académicas de estos estudiantes, y por el otro lado, las políticas de inclusión educativas que la Facultad ofrece, ya sea como obstaculizadoras o facilitadores de estos procesos.

Oficina de inclusión

Uno de los motivos de Luciana de elegir la Facultad de Humanidades de la UNaM fue la Oficina de Inclusión con la que cuenta la institución, cuyo equipo interdisciplinar que lo integra fue entrevistado junto a estudiantes con discapacidad auditiva que actualmente cursan una carrera en dicha facultad.

“Los profesionales que integran la Oficina de Inclusión Educativa comentan que dicho espacio nace por la necesidad de responder a las demandas que avalan a los estudiantes con discapacidad”, explica en su investigación, Luciana quien agrega que este espacio surge desde un grupo de docentes que detectan una necesidad en los pasillos y que, en el 2013 adopta la formalidad de Proyecto de Extensión, aprobado por la Secretaría de Extensión de la Facultad, brindándoles un espacio para la realización de encuentros formales con estudiantes con discapacidad.

La Oficina de Inclusión Educativa cuenta con un equipo de profesionales integrado por una Psicopedagoga, Profesores de Educación Especial, Fonoaudióloga y Profesora de Historia. Estos profesionales están especializados en diferentes áreas: algunos en discapacidad visual, otros en discapacidad auditiva, otros en discapacidad motriz, etc. De esta manera, se dividen las demandas de acuerdo con la condición que el estudiante presenta.

Estudiantes con discapacidad auditiva

Luciana explica que el estudiante sordo se encuentra limitado por las barreras de comunicación que la Facultad establece. La falta de intérpretes es una necesidad que se repite constantemente en el equipo de profesionales de la Oficina de Inclusión Educativa y entre los mismos estudiantes con deficiencia auditiva. Estos últimos acceden a los contenidos dictados en clases, a través de lo que se denomina “lectura labio-facial”, siendo su único medio al acceso de información en clases.

Durante el informe también explica que la trayectoria académica de los estudiantes con deficiencia auditiva termina siendo dificultosa desde la dinámica áulica, pero, aun así, estos destacan el rol fundamental que los compañeros y el equipo de profesionales que componen la Oficina de Inclusión Educativa cumplen en sus avances académicos. Es decir, el apoyo de ellos favorece, de alguna manera, el proceso académico de los estudiantes con esta condición, pero no asegura la permanencia en la carrera.

A pesar de todas estas dificultades presentadas en el informe, Luciana reconoce que la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones es la única que tiene estudiantes en condición de deficiencia auditiva y un espacio dirigido a la inclusión denominado “Oficina de Inclusión Educativa”.

No obstante, aunque en la práctica y a nivel normativo no existen limitaciones explícitas al acceso e ingreso a la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, se observa que tampoco están previstos los dispositivos institucionales para apoyar el tránsito de estudiantes en situación de discapacidad, es decir, estrategias de contención que apunten a favorecer su permanencia y posibilidades de avance cuando se requieran apoyos o soportes específicos.

Si bien existen avances realizados desde la Oficina de Inclusión Educativa (como, por ejemplo, tutorías entre profesor y alumno para entender la dinámica de rendir un examen con intérpretes), la Facultad no está preparada para favorecer la permanencia de los estudiantes con deficiencia auditiva en su trayectoria académica. En esa línea, Luciana explicó a Economis que según los datos que consiguió, ingresan entre cinco a diez estudiantes con alguna dificultad auditiva, pero únicamente dos permanecen en el cursado y todavía no se registró ningún egresado con esta discapacidad.

Entre las conclusiones finales, Luciana manifiesta que, “se puede afirmar que actualmente las posibilidades de permanecer y avanzar en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales en estudiantes en condición de deficiencia auditiva se encuentran supeditadas a la buena voluntad o disposición de algunos docentes y directivos, a la acción voluntaria y cooperación de algunos compañeros, a la persistencia y sobreesfuerzo de los alumnos, y por último, a las acciones limitadas que la Oficina de Inclusión Educativa ofrece desde sus posibilidades”.

Desarrollado estas terminologías, actualmente, la “inclusión” que la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales ofrece, se dirige más a la integración, ya que es el estudiante universitario con sordera o hipoacusia quien debe realizar lectura labio-facial en aula, omitiendo la presencia de un intérprete, que se englobaría al término inclusivo. Y a su vez, por falta de recursos humanos y económicos, no cumple con el artículo 2 de la Ley de Educación Superior 24.521 que propone “y deberá garantizar asimismo la accesibilidad al medio físico, servicios de interpretación y los apoyos técnicos necesarios y suficientes, para las personas con discapacidad”, continuó.

Finalmente, Kachuk sugiere poner énfasis en el trabajo de área preventiva desde la labor psicopedagógica, realizando formaciones a equipos de cátedras respecto a la inclusión, ya que es imperiosa la demandas de estudiantes con discapacidad o con alguna dificultad que se encuentran con barreras de aprendizaje en su trayectoria académica. “Por otra parte”, agrega, “es pertinente incluir en las intervenciones a los estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales ya que, al hablar de obstáculos, no nos referimos únicamente al acceso a la información o a barreras físicas, sino también las actitudinales: parte de la tarea preventiva requiere de concientizar sobre la inclusión”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password