COLUMNISTAS, ECONOMIA, Ultimas Noticias

Inversión pública en contexto de año de elecciones

Compartí este articulo en:

A diferencia de lo que ocurrió en 2020, el inicio de este año en materia de inversión pública del Estado nacional en Misiones viene con un buen ritmo, arrastrado con lo que fueron los meses finales del año pasado. De esta manera, a la fecha, el gasto en capital, entendido como las transferencias de capital y la inversión real directa en la provincia de Misiones, acumula un total devengado de $450,2 millones, por encima de los $147 millones que se registraron a finales de febrero de 2020.

Por ello, la inversión pública nacional en Misiones ya es de un 206% superior al año anterior, siendo que aun restan quince días para finalizar febrero.

banner-intra

En este punto, cobran peso las transferencias de capital: a la provincia se enviaron ya $262,3 millones, y otros 0,2 millones a instituciones privadas sin fines de lucro. En lo que refiere a la inversión real directa, $175 millones ya se destinaron a construcciones, y otros $2,1 millones a la adquisición de maquinaria, equipos y producción propia.

De esta forma, por segundo año consecutivo, Misiones muestra el mayor de capital gasto devengado en el NEA en términos absolutos, que viene de la mano de la ejecución total del gasto del estado nacional en la provincia, que también es la mayor entre las provincias del NEA, con $3.440 millones ya devengados.

Debe destacarse en este punto que no se trata necesariamente de inversión pública “nueva”: de hecho, como publicó Economis días atrás, en lo referido a licitaciones de obra del mes de enero, Misiones está bastante atrás en el ranking. Sin embargo, ese ranking mide las licitaciones tomadas en pesos, lo que no implica ejecución inmediata.

Es por ello que Misiones hoy goza de una situación, que como se dijo anteriormente, viene de un arrastre de los últimos meses del año anterior: los $450,2 millones devengados en la provincia forman parte de proyectos que ya están curso, y cuanto mayor es el desembolso realizado por la nación, mayor es el ritmo de ejecución, ya sea de obras como de compras de equipamiento.

Sin embargo, a pesar de que el ritmo de ejecución en Misiones es superior a las del resto de las provincias del NEA por el momento, no debe dejar de destacarse algo que ya habíamos detallado en su momento: la provincia tiene una asignación presupuestaria que está notablemente por debajo de sus pares, si lo medimos por tamaño poblacional.

En términos absolutos, el Chaco tiene una asignación presupuestaria vigente de gastos de capital por un total de $15.772,2 millones, que equivale a $13.224,9 por chaqueño; Corrientes, por su parte, tiene un vigente una asignación presupuestaria por $12.553,5 millones: $11.298,8 por correntino. Formosa cuenta con una asignación por $5.542,1 millones, que es de $9.233,3 por formoseño.

¿Misiones? La asignación presupuestaria vigente es por apenas $8.351,1 millones (casi la mitad que Chaco y apenas por encima de Formosa, con el doble de población), que en términos per cápita representa $6.695 por misionero, muy lejos del resto de las provincias.

Además, si se desagregada por tipo de gasto de capital, la inversión real directa en Misiones sería la menor en el NEA, con apenas $2.825 millones de crédito presupuestario para este año, siendo éste un ítem importante ya que trata, como el nombre lo indica, del gasto que la nación ejecuta de manera directa en la provincia en pos de inversión pública.

La distribución del crédito presupuestaria no puede analizarse sin considerar que estamos en año electivo, y basta ver la composición del gasto de capital presupuestado por notar algunas particularidades.

En el Chaco se ponen en juego cuatro diputados nacionales (dos por el oficialismo y dos por la oposición), además de cargos locales, y se trata de una provincia muy aliada al Gobierno nacional. El gasto de capital presupuestado para este año en el Chaco es 214% mayor al de 2020, pero desagregando el dato, la inversión real directa solo crece 33%, pero las transferencias de capital crecen 362%. Ergo, oxígeno (en forma de recursos) a la provincia para obras necesarias en un contexto de elecciones, sumado a que las transferencias corrientes crecen en un 80%

En Formosa, provincia que también esta fuertemente aliada al Gobierno nacional, se renuevan dos bancas de Diputados Nacionales (uno por el oficialismo y uno por la oposición); allí, el gasto de capital presupuestado ve un alza de solo el 46%, destacándose la inversión real directa que crecerá 167%, por fuerte presencia nacional en el territorio.

¿Pero entonces el Gobierno nacional pretende protagonizar la campaña en Formosa? No. Lo hará vía inversión en obras, pero lo que no se dice, es que mientras “achica” las transferencias de capital a la provincia, hace crecer las transferencias corrientes (+78%), apostando a que la provincia protagonice la campaña desde el territorio con acciones tendientes a la asistencia y contención social y no tanto a obra.

En Corrientes, este año no solo se renuevan legisladores nacionales (un total de tres; dos de Juntos por el Cambio y uno por el Frente de Todos), también se elige gobernador.

La asignación del gasto de capital crece un 328%, y en ese marco, la inversión real directa lo hace en un 238%, lo que le da vuelo al gobierno nacional a hacer pie en el territorio. Pero hay un dato llamativo: las transferencias de capital crecen en un 420% este año. ¿El gobierno nacional le quiere dar aire a Valdez? No necesariamente, ya que las transferencias al gobierno provincial no crecen al mismo ritmo que lo hace a los municipios. Por ende, puede pensarse que descentralizarán las acciones en el territorio, para tener un tratamiento directo con los protagonistas comunales.

Además, las transferencias corrientes a la provincia (esas que le permitirían al Gobernador, eventualmente, “hacer caja” para la campaña) solo crecen 38%.

Hasta acá se plantean las estrategias: en Chaco y en Formosa hay fuerte apoyo desde la acción directa y desde los recursos vía transferencias; mientras que en Corrientes ajustan las transferencias al Gobierno provincial para descentralizar a municipios y el Gobierno nacional hace lo suyo con inversión directa.

¿Y Misiones? La provincia no es parte del Frente de Todos, pero se la considera una provincia aliada al gobierno nacional, con la (enorme) diferencia que la disputa territorial ve por un lado al kirchnerismo y por el otro a la Renovación. ¿Qué se puede pensar que hará el Gobierno nacional en ese escenario? Apoyar a un partido provincial de fuerte arraigo territorial y que gobierno desde hace años en la provincia, o darle aire a los “suyos puros”, en un escenario donde Misiones renueva tres bancas, de las cuales dos son de la Renovación y una de la UCR.

En términos presupuestarios, el gasto de capital crece 64%, el segundo menor en la región; la inversión directa crece solo 19%, pero las transferencias de capital lo hacen en un 103%, con mayor participación del gobierno provincial por sobre los municipios. Primera estimación: menor presencia del estado nacional, mayor aire al provincial.

Pero a su vez, las transferencias corrientes al gobierno provincial crecen un 83%, por lo cual aquí hay más aire pensando en las elecciones.

Por ende, se puede pensar que el gobierno nacional apunta a darle aire a la caja provincial en vistas de la campaña, de modo tal de asegurarse a un aliado por sobre las intenciones de Juntos por el Cambio.

De cualquier manera, todo esto tomarse como estimaciones: sabemos que las ejecuciones presupuestarias tienen sus propios ritmos, y así como podría sobre- ejecutarse recursos por necesidad, se pueden también sub-ejecutar por conveniencia.

Lo único cierto por el momento es que Misiones ya tiene calendario para su elección provincial. El resto todavía está por decidirse.


Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*