ITC diferenciado: estación de servicio de Candelaria advierte que despedirá personal por las bajas ventas

La estación de servicio de Candelaria, donde cayó 40 por ciento la venta de combustibles desde la aplicación del ITC diferenciado a los combustibles únicamente en Posadas, decidió despedir personal por las pérdidas económicas. Es que el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y Contencioso Administrativo rechazó la medida cautelar que planteó el empresario Marcelo Amiel para que su estación de servicio sea alcanzada por el beneficio impositivo y pueda volver a competir con las empresas posadeñas.

La medida contra el Estado nacional fue presentada por Amiel, quien argumentó ante la Justicia que “discriminar a las estaciones de servicios cercanas a Posadas y por ende cercanas a Encarnación, implica aumentar la asimetrías de modo irrazonable e ilegal”.

“La estación de servicios YPF Sarandí dejo de vender 12.475 litros que en proporciones es casi un 100% menos que el año anterior como consecuencia directa del ITC; haciendo que sea económica y financieramente inviable la permanencia del negocio y de la fuente de trabajo de trece empleados”, aduce el documento presentado ante el tribunal.

A tan solo 27 kilómetros de Posadas, la YPF instalada hace más de 70 años en el viejo cruce de las rutas 12 y ruta provincial 204, emplea actualmente a 15 personas. Su dueño explica que compite directamente con la “estación blanca” de Garupá y las YPF de Santa Ana, delimitada por el peaje de esa localidad. 

A pesar de ello, el martes se conoció la decisión judicial por la cual se resolvió rechazar la medida de amparo al concluir que “la acción no reúne los recaudos formales para su procedencia, sino que se basa en argumentos de índole subjetivos, que no pueden desvirtuar el legítimo ejercicio de facultades del Poder Ejecutivo Nacional, y que por tal razón la medida cautelar también debe ser rechazada”.

Por ende, el dueño de la expendedora advirtió que se verá forzado a reducir el personal afectado a la mitad, debido a la inviabilidad del negocio. “Habrá reducción de la mitad del personal, el negocio no se sostiene en estas condiciones, es inviable, reducimos en un 50 por ciento las ventas de naftas y un 70 por ciento la venta de gasoil. El tema de las ventas es lapidario”, lamentó Amiel.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password