Juani Blends, el vestigio de Misiones en cada té

El té es una de las bebidas más apreciadas del mundo, un clásico que se disfruta en miles de millones de tazas todos los días. Su origen está repleto de mitos y cuentos. Desde emperadores chinos hasta princesas portuguesas, sin duda la historia del té es tan rica como su sabor.

Compartí esta noticia !

Las primeras referencias del consumo de té se originan en China, donde la leyenda cuenta que se inició con el emperador Shen Nung. Mientras que en Europa fueron los portugueses los primeros que descubrieron los placeres del té, luego de que misioneros y comerciantes que vivían en Asia llevaran el té como obsequio. La bebida se fue expandiendo a lo largo y ancho del mundo por viajeros que visitaban países donde el brebaje ya se había vuelto popular. 

En 1923 el sacerdote ucraniano Tijon Hnatiuk arribó a Misiones, específicamente en la Colonia Tres Capones. El sacerdote trajo un paquete de semillas Sinensis de regalo para su familia y fue su hermano Wladimiro quien plantó la primera planta de té en el suelo rojo de Misiones. Fue él quien produjo té por primera vez en territorio nacional. Para 1932, Wladimiro recibió el reconocimiento del Ministerio de Agricultura de la Provincia a través del diploma de honor. Hoy día es una de las bebidas más populares a nivel mundial, y Misiones es la región productora de té más austral de todo el mundo y la cuna del té en Argentina

Actualmente en Misiones la infusión es una de las bebidas más elegidas después del agua. Con el transcurrir del tiempo sus presentaciones se han vuelto un elixir de sabores desde frutas tropicales, nativos y occidentales. Silvia Romero es amante del té. Es profesora de Ciencias Naturales, trabaja en medios de comunicación y es una emprendedora de corazón. Hace aproximadamente dos años empezó con su marca de té, Juani Blends, un proyecto familiar en el cual el 90% de los que trabajan ahí son mujeres. 

La historia comenzó en pandemia, la madre de Silvia falleció, y fue un momento difícil para la familia, acontecimiento que hizo que su hermana volviera a vivir a Argentina, una mujer caracterizada por ser una persona activa. Ambas, con un espíritu emprendedor, retomaron un pequeño lote de té del cual son propietarias: “Es un pequeño terreno con té, rodeado de monte muy silvestre, el predio queda en Palmera Boca, que no es un lugar habitual para la producción de té, que se concentra más en el centro de San Pedro”, explicó Silvia en entrevista con Economis.

La propuesta de Silvia fue emprender con los blends de té, ya que coincidió que ella se estaba capacitando sobre los beneficios de la bebida, porque su familia siempre fue amante del producto. “Hice una capacitación de té gourmand, que es aquel profesional especialista, que marida el té, como hay maridaje de vinos, también hay maridaje de té con cosas dulces o saladas según qué tipo de té, entonces se me ocurrió empezar a trabajar blends de té en ese momento”.

Con el fin de fortalecer el proyecto, desde la sociedad decidieron armar una carpeta completa que se presentó en el concurso de Fomento Agropecuario Industrial, para poder gestionar un deshidratador semi industrial, necesario para deshidratar las hierbas. “La idea era hacer blends, lo cual significa mezclar las hierbas de té, con flores, frutos con cascarita, con alguna esencia, de ahí mi idea de incluir mi proyecto para adquirir la maquinaria”.

En la familia de Silvia, siempre se buscó destacar lo local, lo propio del misionero. Esta visión hizo que los blends sean de frutos nativos. “Lo novedoso de nuestros productos, es que en lugar de encontrar un té negro, van a encontrar un té con ananá, arandano, durazno, con acerola, guayubira, con cerilla, que son nuestros frutos nativos. Juani Blends está hecho con flores y frutos nativos. Trabajamos con una impronta muy misionerista,  no solamente desde la materia prima que es hierba cosechada, totalmente orgánica, sino que también en el nombre de nuestros productos, queremos reflejar la historia de Misiones, por eso van a encontrar blends con el nombre de “Posadeña linda, Yasy Yateré, Pomberito, Primavera misionera, entre tantos otros que tienen que ver mucho con nuestros dichos e historias”. 

Te puede Interesar  GEMA destacada por la Ciudad de Buenos Aires

Mi papá era Silvio Orlando Romero fue un locutor muy conocido (conductor histórico de la hora del Yasy Yatere), él tenía programas, que buscaban resaltar a Misiones, y ahora nosotros queremos hacer lo mismo a través de estos productos”.

El proyecto de Juani Blends no solamente apunta a fomentar lo nativo, resaltar la belleza e historia de Misiones, también fomenta el emprendedurismo de la mujer. “Hacemos articulaciones, queremos potenciar a la mujer para que pueda emprender, hace poco estuvimos en la inauguración de un pequeño modelo de negocios, una casa de té barrial que nos gustó mucho, porque nos interesa la independencia económica de las mujeres, es un modelo de negocios que me gustó mucho porque creció desde lo micro local”.

“Hicimos una articulación con una pintora misionera y le pedimos que ella nos diseñe una imagen para nuestras latitas de té que refleje nuestra biodiversidad, un pájaro, una mariposa, un paisaje nuestro, porque la idea también es que el turista pueda acceder a nuestros productos y se lleve un poco de Misiones, en el diseño de los blends, sus hierbas cosechadas, es un producto muy importante para nosotros, porque lo nativo, es familiar, nace en honor a nuestra madre”, precisó la experta. 

Conjuntamente la marca de Juani Blends logró hacer unión con Alegrarte, una casa de té de Posadas. Además, el producto se expandió, llegando a Puerto Iguazú, con tan solo dos años de trayectoria, creciendo a pasos agigantados. “Queremos mucho nuestro producto, le ponemos pasión a lo que hacemos nosotros y en su elaboración”. 

Formamos parte de una asociación civil que se llama Huellas de Género justamente, entre los objetivos está trabajar contra la violencia institucional y atendiendo disidencias, que también es muy importante rescatar. Es la segunda vez que participamos de un té de fin de año de huellas de género, donde invitamos a emprendedoras de diferentes rubros a participar y a dar a conocer un poco de sus productos para lograr la independencia económica, en un círculo donde hay violencia es muy difícil, entonces a través del emprendedurismo queremos apoyar esas iniciativas”, explicó. 

Silvia es Licenciada en Ambiente, se graduó cuando la carrera en la ciudad aún no existía, en el Instituyo Montoya el cual en ese entonces hizo un convenio con la Universidad del Salvador. Posteriormente se capacitó en desarrollo local e hizo algo de políticas públicas. “Creo que todas estas formaciones y capacitaciones que fui haciendo en transcurrir de los años, que más allá de la creatividad y el empuje, me dieron las herramientas para poder crear este tipo de emprendimiento con una visión global, y ver un panorama general de cómo poder crecer en situaciones difíciles, porque en Argentina siempre es difícil, por eso es importante capacitarse, trabajar y ser solidarios con el otro cero que son ítems muy importantes para la vida”.   

En el transcurrir de estos dos años, Silvia agradeció recibir el apoyo por parte del Gobierno provincial, que busca visibilizar al pequeño emprendedor misionero. “Armar un proyecto no es fácil, y muchas veces las cosas caen por no saber armar una buena base, cuando lo armás bien cuidando hasta el mínimo detalle no hay forma que no salga, de que no genere interés como pasó con el concurso para conseguir el deshidratador una herramienta muy importante para nosotros. Todo este proceso también nos dejó un aprendizaje en el conocimiento de las nuevas tecnologías, porque en el manejo del deshidratador no te va diciendo cómo deshidratar un guabirá, si manzana, ananá, frutas tropicales, pero nosotros trabajamos como productos nativos, por eso es importante ver las pequeñas cosas que hacen la diferencia, lo cual proporciona un plus al producto, eso hace que llegue  a otro nivel  y sea aceptado, nosotros como misioneros tenemos que valorar todo el potencial y los recursos que tenemos, como es el caso de la biodiversidad, el turismo y apostar más aún a ese sector”, dijo Silvia. 

Te puede Interesar  Chile, Perú y Brasil tienen mayor cantidad de mujeres en presidencia de juntas en Latinoamérica

La visión de los jóvenes sobre el té quizás sea un poco distorsionada, pensando que el té se toma con la abuela, y no es tan así, nosotros trabajamos el té más allá de la infusión incluso hicimos una salsa barbacoa hecha con hojas de té ahumado, producto que se presentó en la Expo Té, eso también nos dio un impulso como micro emprendimiento, porque los jóvenes nos conocieron y se acercaron a nuestro stand, esto nos permitió incursionar en los té fríos, porque estamos en una provincia en donde  la temperatura promedio son unos 30 grados casi todo el año”, indicó. 

“El consumo del té tiene infinitas propiedades, como por ejemplo flavonoides, antioxidantes, nosotros queremos ver esas potencialidades a través de una bebida fría como es el té helado, un proyecto que tengo a futuro es poder hacer latitas y que se pueda comercializar  como Juani Blends. Realmente estoy muy satisfecha de lo que he logrado hasta el momento, también con mucha conciencia y responsabilidad de lo que es representar un producto de jerarquiza a nuestra provincia, a nuestra biodiversidad, motivo por el cual cuidamos incesantemente nuestro teal, que está en palmera Boca, y todo el monte nativo que lo rodea”, aseguró  Romero. 

“Estamos viviendo un momento de cambio de mentalidad en cuanto al cuidado del medio ambiente, el mismo turista te pide algo selecto, pequeño, artesanal, un producto cuidado y producido a conciencia con el cuidado ambiental”. 

En Juani Blends podrán encontrar frascos de té, de tres tipos latas, frascos y latas premium, nosotros trabajamos frascos y trabajamos tres tipos de latas y una lata premium los frascos con precios que van desde los 1500 a los 2800 pesos. “Es un precio razonable no muy caro porque estamos en una etapa de promoción del producto, lo que recalcamos es la parte artesanal”. 

Desde el microemprendimiento el objetivo es crecer y brindar puestos de trabajo, por lo que recientemente iniciaron la incorporación de mujeres para la reventa. Silvia expresó que “la fuerza para lograr cualquier cosa está en el corazón, si tienen un sueño, un anhelo que lo lleven adelante, al principio va a ser un poco sacrificado pero solo es el comienzo, si haces algo que de apasiona lo van a disfrutar el doble cuando vean los frutos, yo realmente lo hago con amor y en honor a nuestra familia, va más allá de lo económico”  

Ubicados en el barrio Rocamora en la calle Barreiro 3601, por el momento los fines de semanas en atención al público, entre semana se puede hacer pedidos a través del Instagram @lajuaniblends o al número 3764-661140. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin