La Cámara Argentina de la Construcción declara estado de emergencia por la parálisis de la obra pública

Compartí esta noticia !

La excepcional gravedad de la situación del sector ha llevado a la realización de una Reunión de su Consejo Federal, anticipándose a la programación periódica habitual 

En ese marco de emergencia, deliberó el Consejo Federal de la Cámara Argentina de la Construccion, órgano superior de la institución, donde están representadas más de 1.400 empresas socias, de toda envergadura y de todo el país, y sus Delegaciones.

Los Consejeros presentes plantearon los problemas, muchos terminales, que afectan a las empresas dedicadas a la industria de la construcción, tanto en el ámbito público como privado. 

Por su gravedad, y por sus inminentes, previsibles y en muchos casos, irreversibles efectos, se decidió emitir la Declaración de Emergencia para poner en conocimiento de la Administración y de la sociedad, diversos temas tratados:

La Cámara aglutina a empresas dedicadas a una actividad sumamente compleja, como es la construcción, con un alto impacto en la sociedad y en la mejora de calidad de vida de la gente. Esas empresas generan más de 500.000 puestos de trabajo, en forma directa, con un gran efecto multiplicador sobre el empleo y la actividad económica general de más de 140 sectores productivos, de gran relevancia en todo el territorio nacional.

Reafirmamos el valor agregado de nuestra actividad para el país. 

Sostenemos que la inversión en infraestructura pública y privada es un prerrequisito para el desarrollo del país, para la competitividad de las empresas industriales, comerciales, agropecuarias y de servicios que producen bienes y servicios, en el país, para que esos productos sean accesibles y exportables

Tenemos claro que achicar la brecha de infraestructura -diferencia entre la existente y la requerida para ser competitivos- exigirá de un esfuerzo continuado, incesante, durante muchos años, usando todos los recursos disponibles: los inversores internos o externos que resulten atraídos por la propuesta, los organismos multilaterales de crédito, los usuarios y los Tesoros de cada nivel de Gobierno.

Te puede Interesar  Ministerio de Economía obtuvo financiamiento de $148.009 millones y logró cubrir los vencimientos

No puede dilapidarse un capital humano formado a lo largo de décadas ni el capital, estructura y conocimiento acumulado en las empresas, prolongando aún más una crisis que lleva meses, haciéndolas atravesar una nueva etapa seguramente terminal, una incertidumbre absoluta, un desierto sin expectativas, sin agotar los recursos que moderen o acorten ese proceso

El país todo asiste a una situación de emergencia económica y social. Esa emergencia ya arrecia en nuestro sector, cuyo origen es el desborde inflacionario de 2023, agravado por el muy elevado aumento de precios de diciembre y enero últimos y el consecuente quiebre de la cadena de pagos. En todo el país, el peligro de despidos masivos, de reducción a la mitad o menos de las plantillas de personal, la quiebra de un sinnúmero de empresas constructoras y sus proveedores es inminente. Nuestra industria no puede soportar más que unas pocas semanas.

Por ello, el Consejo Federal de la Cámara Argentina de la Construcción declara el Estado de Emergencia del sector e instruye a las autoridades de la Institución a nivel nacional y de cada Delegación a adoptar las medidas que estime necesario, para obtener, en brevísimo plazo, solución a problemas concretos que se enumeran en el Anexo, impidiendo de ese modo la destrucción del entramado productivo del sector y más de 200.000 despidos   Asimismo, insta a las autoridades nacionales y provinciales  a instrumentar de manera inmediata  medidas en su jurisdicción que, al menos, permitan mitigar transitoriamente la situación de crisis extrema por la que atraviesa el Sector.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin