La energía, la clave del presente y el futuro

En esta semana YPF cumple 100 años de existencia. Su historia con sus épocas de gloria y de caídas es la historia de este país. Pero en todo caso es aún la empresa más importante de la Argentina.

Pero en definitiva la celebración nos encuentra con el anuncio de que se va a importar gasoil por U$D 220 millones para normalizar el faltante de este combustible, que particularmente en Misiones y en todas las provincias fronterizas escasea debido en gran parte al más que esperable tráfico del vital líquido debido al diferencial de precios con nuestros vecinos del Paraguay, Brasil y Bolivia, con precios internacionales de 120 dólares el barril, mientras que en la Argentina el llamado barril criollo es de 55 dólares, una brecha de más del doble que impacta en que las colas de camiones con patente del vecino país se multipliquen en las estaciones de la capital misionera. 

Los beneficiarios son los transportistas paraguayos, mientras que los posadeños y misioneros deben pulular en búsqueda de combustible. 

En el mismo tono va la discusión por los subsidios al transporte que plantean los gobernadores y es una lucha que plantean dar con justicia. Los subsidios al transporte tienen un agravante: si bien el subsidio al boleto de transporte público es transversal a todos los estamentos del Estado ya que en la conformación del precio que pagamos están incluidos, aunque no se conozca demasiado, subsidios no solo de orden nacional, sino también provinciales y municipales, es profundamente desigual porque se le da más al que más tiene, la ciudad estado más rica de la Argentina, la ciudad de Buenos Aires donde el boleto cuesta $20, mientras que en Posadas desde este lunes cuesta el doble. 

Es importante que un país federal se asiente en la solidaridad entre las provincias mediadas por la Nación. Es imposible entender cómo una ciudad dice ser autonómica pero a la hora de pagar por las cosas vive de la manutención de la Nación.

Como bien sostuvo el jefe de gabinete Juan Manzur:  “Cada uno se tiene que hacer cargo de lo suyo. No puede ser que los del interior, todos los argentinos, les pagamos las líneas de colectivos a los que viven en la capital. Hay que pasárselos de una buena vez por todas”. Quizás por ser un hombre del interior, comprenda las ofuscaciones que estos privilegios producen por estos lares. 

Por último una buena noticia las exportaciones marcan un nuevo récord para el mes de abril U$D 8.300 millones  y dentro de este crecimiento las más dinámicas son las manufacturas industriales, pero para ello es necesaria una matriz energética confiable y económica.

En eso es fundamental la generación de energía. La visita del Presidente junto con su par paraguayo Abdo Benitez a Yacyretá para ver los avances del proyecto de maquinización del brazo Aña Cuá, que posibilitará ampliar la capacidad de generación de energía de la Central Hidroeléctrica Yacyretá entre un 9% y un 20%, es un paso en el sentido correcto, como lo fue en esta semana la firma de un decreto que destraba una línea de crédito con China para seguir con la represa Néstor Kirchner y Gobernador Cepernic, que a la fecha son las obras de energía más grandes de la historia argentina.

Matriz hidroeléctrica, un 10 por ciento más de capacidad y a la matriz en general energética del país un 4,7 por ciento más, son buenas noticias. Podrían ser mejores si el secretario Gustavo Beliz dejara de lado el lobby estadounidense y firmase las adendas para Atucha III con financiamiento chino. 

Por otro lado, Vaca Muerta ya es señalada por el Financial Times como un competidor a escala global de GNL. Como vemos, todo tiene que ver con todo en economía, energía barata es sinónimo de crecimiento y si al crecimiento le sumamos una correcta distribución que permita que el fruto de ese crecimiento le llegue a todos, tenemos un verdadero desarrollo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password