MADERA DURA, Ultimas Noticias

La industria forestal advierte sobre una parálisis y suspensión de trabajadores por la regulación del precio de la materia prima

La industria forestal advierte sobre una parálisis y suspensión de trabajadores por la regulación del precio de la materia prima
Compartí este articulo en:

La industria forestal salió en bloque a intentar contrarrestar el incremento del precio del raleo vigente desde la semana pasada y establecido en unos 20 dólares la tonelada. En un comunicado conjunto, la Asociación Forestal de Argentina, la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel y la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines se pronunciaron en contra de la regulación del chip y el raleo y como medida de protesta anunciaron que las principales papeleras y pasteras no están recibiendo chip y raleo. 

El lockout también alcanza, advierten, a proveedores que dejaron de entregar rollos al no poder vender el raleo o puntas de árboles a las pasteras. “De continuar esta situación muchas empresas se verán obligadas a parar la producción por razones de fuerza mayor, lo que significa la suspensión de miles de empleos”, aseguran las entidades. 

Sin embargo, en el Gobierno aseguran que la situación es muy distinta en los pequeños aserraderos y cooperativas de la provincia. “Los aserraderos en la ruta 14 o en la ruta Costera están trabajando sin parar con una altísima demanda. Lo mismo sucede con las cooperativas forestales del Alto Paraná, que opinan muy distinto que los grandes jugadores”, señalaron en el Instituto Forestal Provincial.

Desde Apicofom, con 130 socios activos y 200 socios adherentes aseguraron que el aumento de la materia prima impacta inmediatamente en la matriz de costos de la cadena de producción.

“Quisiéramos se revea el procedimiento y metodología de la conformación de los precios mínimos que establecieron en fijar esos valores, utilizando una matriz de costo convenientemente elaborada por un equipo técnico y que incluya toda la cadena de valor de la Foresto Industria. Se debe tratar más en profundidad el tema, con todas las partes, principalmente los consumidores (fábrica de pasta celulósica, secaderos, productores de energía a través de biomasa, usinas, etc.) como los foresto- industriales”, señaló la entidad.

“La situación es gravísima, porque si empezamos a quemar los subproductos de los aserraderos e industrias forestales, se llenará la provincia de humo, vamos a respirar el aire contaminado, además la viruta tiene un poder calorífico muy alto, se pueden generar incendios. El daño ecológico que esto ocasionará es irreparable. Tenemos que evitar llegar a extremos que generarán una crisis social, económica y ecológica”, asegururaron en Apicofom.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*