Las diez principales tendencias de la banca en 2024: La era de la Inteligencia Artificial

Compartí esta noticia !

Durante los últimos 25 años, la revolución digital ha transformado radicalmente el sector bancario, reduciendo la relevancia de las sucursales físicas y disminuyendo el uso de efectivo. Competidores digitales, desde startups hasta gigantes tecnológicos, han entrado en competencia. Ahora, en un nuevo punto de inflexión, la convergencia de la Inteligencia Artificial, el procesamiento de datos y la computación en la nube promete desencadenar nuevas oportunidades

A medida que nos sumergimos en la era de la IA, la industria financiera experimenta una sensación de asombro similar a la de hace 25 años. Javier González Boix, Director Ejecutivo para la Industria Financiera de Accenture Argentina, entrega las 10 tendencias en la banca para este año:

  1. El auge de la IA generativa: En 2023, los bancos exploraron la IA generativa con resultados impresionantes. Se espera una mayor adopción en diversas áreas, con bancos reinventando sus negocios. Se proyecta que la IA aumentará la productividad bancaria, siendo el sector más beneficiado. La combinación de IA con personal de ventas y marketing podría elevar los ingresos de una manera sustancial. 
  1. Captar las oportunidades y beneficios que surgen de la era digital: La banca digital, centrada en la funcionalidad y careciendo de interacciones humanas, busca transformar los puntos de contacto remotos en conversaciones y oportunidades de venta mediante la IA. Con el 99% de las interacciones bancarias siendo digitales, la clave es utilizar la IA generativa y datos de consumo para tratar a cada cliente de manera individualizada. El objetivo es proporcionar una experiencia auténtica y personal en canales digitales, replicando la atención ofrecida en sucursales físicas, sin necesidad de aumentar el personal.
  1. Todo el riesgo que no podemos ver: Según nuestro último estudio, el 72% de los altos ejecutivos bancarios admiten que la gestión de riesgos de sus organizaciones no se ha adaptado al cambiante panorama. Se anticipa que los bancos adaptaran su enfoque de ciberseguridad de la prevención a la resiliencia, aprovechando tanto hackers como instituciones la Inteligencia Artificial en la carrera cibernética.
  1. Una nueva forma de trabajar: Para capitalizar las oportunidades, los bancos deben fomentar una cultura de curiosidad y desarrollo continuo, reimaginando la colaboración entre humanos y máquinas. Es esencial que los directivos consideren cómo los empleados trabajarán con la IA para preservar la conexión humana con los clientes, manteniendo relaciones y demostrando empatía genuina.
  1. El poder de la fijación de precios: La clave reside en prever pequeñas fluctuaciones de precios mediante la identificación del precio ideal para cada cliente, producto y canal. La IA generativa simplifica este proceso al considerar numerosas variables y proponer rápidamente precios específicos, utilizando la retroalimentación para ajustarse y aprender. A través de millones de iteraciones, los bancos pueden eventualmente encontrar el precio perfecto para maximizar la eficacia.
  1. Es hora de pensar primero en la nube: Las demandas informáticas y de datos de la IA hacen que la escala sea prácticamente imposible sin la computación en la nube, convirtiéndola de beneficiosa a esencial. Con la creciente apreciación de los bancos por las capacidades de la nube, se espera una migración total, liderada por los departamentos de TI y respaldada por líderes empresariales. Adoptarán un enfoque que priorice la nube en su modelo operativo local, transitando hacia un sistema operativo común y abierto, facilitando la migración de aplicaciones. 
  1. Regulación recalibrada: Desde la crisis financiera de 2008, el estándar normativo para los bancos ha aumentado significativamente, y la expansión continúa con nuevas regulaciones centradas en IA y sostenibilidad. La colaboración más estrecha entre reguladores y bancos es esencial para lograr un equilibrio donde se satisfagan las necesidades regulatorias sin imponer cargas excesivas a los bancos. En 2024, encontrar este equilibrio será crucial. 
  1. De la tecnología a la ingeniería: A medida que las tecnologías como la Inteligencia Artificial Generativa y la nube transforman la banca, la función de TI experimenta un cambio fundamental. La presión para replantear la asignación presupuestaria está cambiando la mentalidad del equipo de TI, acercándose a la empresa y potencialmente fusionándose con ella. Los equipos de tecnología bancaria pasarán de mantener la infraestructura a participar activamente en la creación de nuevos productos.
  1. La clave del Core: El envejecimiento de los core digitales en la banca ha sido un problema persistente en la era digital, pero la IA Generativa ofrece nuevas esperanzas. En pocos meses, herramientas como AWS CodeWhisperer, Duet AI de Google Cloud y GitHub Copilot de Microsoft han demostrado habilidades para desentrañar el código COBOL desestructurado. Estas tecnologías prometen reducir significativamente el tiempo necesario para proyectos de modernización. Según Accenture Technology Vision 2024, el 95% de los ejecutivos bancarios creen que la IA generativa impulsará la necesidad de modernizar la arquitectura tecnológica de sus organizaciones.
  1. Más allá de los principios metodológicos tradicionales: Durante las últimas décadas, los ratios de eficiencia de los bancos se han mantenido en un rango estable de 50-60%. Proyectamos un cambio significativo en 2024, ya que la adopción de la IA permitirá abordar problemas cualitativos, transformando la gestión de costes. La tecnología actual supera las limitaciones anteriores centradas en problemas cuantitativos, allanando el camino para resolver desafíos de automatización y simplificación que eran previamente insuperables. Este avance promete reinventar los perfiles de costes bancarios, marcando una nueva frontera en su rendimiento.
Te puede Interesar  Scroll en redes sociales, y una teoría preocupantemente vigente

La banca apuesta por la IA

“No es la primera vez que la banca se enfrenta a un momento crítico. Pero mientras que otros puntos de inflexión, como la banca digital y móvil, se revelaron sin apuro, la adopción de la IA generativa se está produciendo con una rapidez casi frenética” cierra González Boix.

En última instancia, el secreto del éxito de los bancos no será la IA, sino cómo se utilice. Se trata tanto de personas como de tecnología, y tanto de estrategia como de implementación. Hay mucho que hacer, pero los bancos que lo dominen recordarán con cariño el año 2024.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin