Legislaturas también se plantan contra subas de tarifas en provincias

En Buenos Aires hubo un intento (frustrado) para reducir la carga impositiva en las facturas de gas y luz. En Santa Fe y en La Pampa existen diversos proyectos para contrarrestar efectos de aumentos.

En línea con el traspié que sufrió el miércoles la oposición en la Cámara de Diputados nacional, tampoco logró prosperar ayer una sesión especial en la Cámara baja bonaerense, impulsada por bloques del justicialismo y del Frente Renovador (FR), para tratar una veintena de proyectos que buscan reducir la carga impositiva en las facturas de gas y luz de los usuarios locales.

El revés disparó cuestionamientos desde filas del FR (incluso puertas adentro de la misma oposición), al denunciar que Cambiemos y la kirchnerista Unidad Ciudadana impidieron concretar la sesión

Como en el plano nacional, en el distrito que gobierna María Eugenia Vidal los legisladores opositores buscaron unificar fuerzas para forzar la discusión, ya que el oficialismo ostenta 44 diputados de los 92 que integran la Cámara.

El pedido de una sesión especial fue formulado en la noche del miércoles al titular de Diputados, el macrista Mario Mosca. Pero las condiciones para que la estocada prosperara no se dieron, al no lograr acceder a los 47 legisladores necesarios para arribar al quórum y disparar la sesión.

Más allá de la previsible ausencia de Cambiemos, al recinto bajaron sólo -y, además, sin asistencia perfecta- legisladores del PJ Unidad y Renovación -referenciados en los intendentes justicialistas-, del FR, del Peronismo Kirchnerista, de Convicción Peronista, del FIT, de Integrar y los 16 de Unidad Ciudadana. Pero este último bloque se retiró, tras plantear que la sesión no era válida por falta de convocatoria previa.

En rigor, la estocada opositora apuntaba a disparar un debate en torno de las tarifas la semana que viene, en base a un proyecto de Unidad Ciudadana. Pero el massismo -en sintonía con el peronismo dialoguista- intentó apurar los tiempos y activar un debate ayer, que naufragó.

“Tiene que haber una discusión entre todos los sectores políticos para ver de qué manera el tarifazo no es tan brutal como está siendo hasta ahora”, enfatizó Lisandro Bonelli (FR).

“Entendemos que el recinto es el ámbito institucional que tenemos todos los legisladores y legisladoras elegidos por el voto popular para debatir sobre una problemática que afecta a todos los bonaerenses”, afirmó la peronista Marisol Merquel.

Pero la polémica por la suba de tarifas no sólo tuvo su correlato legislativo en Buenos Aires.

En Santa Fe, la Legislatura provincial se convirtió hace tiempo en una caja de resonancia por este tema. Y hay ejemplos diversos de proyectos que proponen congelar las tarifas, otros que los aumentos los regule la Legislatura, y hasta existe una iniciativa que propone que se mida el consumo y se facture todos los meses, lo que tendría una baja automática en la factura de entre el 30 y el 40%.

En La Pampa, los diputados Espartaco Marín y Lucrecia Barruti, junto a otros legisladores del PJ, presentaron en la Legislatura provincial un proyecto manifestando “preocupación” por el aumento desmedido de las tarifas de servicios públicos que, por ejemplo, superan el 1000% en el caso de las cooperativas. La iniciativa solicita el tratamiento de la propuesta presentada ante la Cámara de Diputados de la Nación sobre Razonabilidad en las Tarifas de Servicios Públicos, cuyo fin es la adecuación tarifaria equitativa, basada en el Coeficiente de Variación Salarial, para los hogares, y en el Índice de Precios Interno al por Mayor, IPIM, para comercios y Pymes.

La Administración Provincial de Energía de La Pampa aseguró que la Provincia tiene que “cubrir los baches que deja Nación” en relación al sistema energético. Esa ausencia del gobierno macrista tiene que ver con la falta de fondos que deuda y la carencia de obras de infraestructura, según describió el organismo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password