Los Menchos del Chamamé, este viernes en Misionero y Guaraní

Con una semana corta por las elecciones del domingo, La Peña se despacha con dos extremos de nuestro ritmo madre. El jueves. Yopará Guazú y su finísimo chamamé, guaranias y gualambaos con estirpe casi académica. Para el viernes, un clásico de clásicos. Chamamé del puro, no en vano le dicen Aheté Va Chamamé

Los Menchos del Chamamé se iniciaron hace una década por inquietud de Horacio Gómez y Martin Kusczak. A lo largo de esos años fueron afianzándose técnica y musicalmente hasta lograr el equilibrio armónico gestando a través del mismo un estilo propio dentro del género chamamecero, siguiendo las huellas que dejaran el Rey del Chámame Tarrago Ros y ese nombre que quedó acuñado a fuego y sapukai como “tarragosero”. En el año 2011 hicieron su primera grabación denominada “Gracias a Dios” material presentado en el auditórium «Antonio Ruiz de Montoya», alcanzando así el padrinazgo artístico del patriarca del chamamé, Don Salvador Miqueri. Desde allí hasta estos días llevando su música por todala geografía nacional evocando a los grandes referentes del chamamé como Los Reyes del Chamamé, Don Tránsito Cocomarola, Emilio Chamorro, Mario Millán Medina, Andres Cañete, entre otros.

Los Menchos del Chamamé son:

1ra acordeón Maxi Villalba

2da acordeón Luis Benítez

Voz y bajo Celso Cáceres

2da Guitarra y voz Vicente Pardi

1ra guitarra y voz Luciano Kusczak

Glosas y Sapucay Horacio Gomez

jueves 24

Yopará Guazú: Radicados en Buenos Aires, Yopará Guazú retoma la música del litoral integrando en su esencia el sonido urbano con la magia del río y todo su entorno de vida. El dúo integrado por el misionero Gastón Mayol (guitarra) y el porteño Pablo Fidel Broide (saxofón) recorre en principio un repertorio de diversos ritmos como el gualambao, la guarania, la polca y el chamamé, que luego se fue nutriendo de otros estilos del Cono Sur como el tango o el choro brasilero.

Según la tradición paraguaya cada 1 de octubre es necesario recibir el nuevo mes con la preparación de un suculento guiso de restos y variedades que van quedando, en el mes más pobre del año de cultivo. El hambre y la miseria son personificados por el duende Karaí de Octubre, personaje siniestro que debe ser espantado con la preparación de un gran potaje o Yopará (“mezcla” en idioma guaraní). Se llama así también a aquella lengua mestiza que combina con naturalidad el guaraní y el castellano al hablar, sonoridad e identidad única de la región de los ríos grandes. Guazú se suele traducir como “grande” o “gran”

Y es este dúo un gran guiso, una mezcla de culturas, un Yopará Guazú. El monte y la ciudad, la tradicional guitarra criolla y el saxofón visitante, los ritmos, los sabores. Música popular, portable, que viaja liviana por las calles de Buenos Aires. Músicas del agua, del barro y del guiso carrero de nuestra región.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password