Mercantiles y otros sindicatos cerrarían paritarias en torno del 15% propuesto por el Gobierno

A pesar de expectativas inflacionarias privadas con un piso del 20%, son varios los gremios listos para sellar acuerdos salariales con subas inferiores
La estrategia gubernamental tendiente a cerrar la mayor cantidad de acuerdos salariales en el marco de las paritarias, con el fin de diferenciarse del accionar del camionero Hugo Moyano, continuará la semana que viene con la firma de aumentos salariales para dos grandes gremios de servicios, como lo son UPCN y los mercantiles.
Tras la medida de fuerza convocada para el 21 de febrero por el gremio camionero, que es acompañado por un sector sindical de relativo peso en las grandes decisiones gremiales nacionales, el Gobierno mostró su músculo propiciando un cierre paritario general en torno del 15%.
Con el dato de que los cálculos previos sobre el porcentaje anual de inflación podrían superar las cifras gubernamentales, el sindicalismo en general aceptó el 15 por ciento, pero logró que en las negociaciones se incluya una cláusula de revisión a los 9 meses de la firma de los acuerdos salariales.
El lunes, según las fuentes consultadas, seguramente habrá un encuentro entre la dirigencia de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y funcionarios, para acordar el cobro del 4,8% de desfase de la cláusula gatillo 2017 para miles de trabajadores estatales.
El gremio ya inició conversaciones con los funcionarios gubernamentales al respecto y no se descarta que el acuerdo podría zanjarse en tres cuotas mensuales consecutivas de 1,6% cada una.
UPCN generalmente inicia la discusión salarial para modificar la grilla salarial de trabajadores de la administración pública y entes descentralizados a mediados de marzo, pero las fuentes gremiales y oficiales no descartaron que esas negociaciones pueden adelantarse.
Los dos gremios grandes que se aprestan a acordar la semana que viene son la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), que conduce Armando Cavalieri, y la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (Fatlyf), liderada por Guillermo Moser; ambas organizaciones pactarían acuerdos en torno de las cifras pretendidas por el Gobierno.
Los empleados de comercio tambien cerrarían en un 15%. Recientemente, a fin de enero, estos trabajadores activaron una cláusula gatillo que venía del acuerdo de 2017, por la cual obtuvieron un 6% extra, que se paga en tres tramos consecutivos (enero, febrero y marzo) del 2%. Esta suma había generado un “tironeo” entre los empresarios y el sindicato, pero finalmente tuvo su aplicación.
Por su parte, fuentes lucifuercistas indicaron que su gremio tiene previsto para el lunes un encuentro de secretarios generales de todos los sindicatos del país, con el fin de unificar criterios en la mesa de negociaciones en un momento álgido para Luz y Fuerza, ya que la empresa Edesur abrió un plan retiros voluntarios, lo que ha generado inquietud en los trabajadores.
Hasta el momento han cerrado en acuerdos celebrados en el Ministerio de Trabajo la Federación de Aceiteros, el Sindicato de Remiseros, los tintoreros, el Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sgbatos) y los municipales porteños.
Esas organizaciones gremiales cerraron con aumentos anuales del orden del 15%, pagaderos en dos cuotas de 7,5%, y una cláusula de revisión dentro de 9 meses por si se disparan los números inflacionarios.
El titular del Sgbatos, José Luis Lingeri, acordó también la diferencia de lo acordado salarialmente con la claúsula gatillo para 2017, que a los trabajadores les reportarán un 2,8% retroactivo a enero.
En el caso de los municipales, se informó que el acuerdo era del 12% y sin cláusula de revisión, pero un comunicado del gremio suscripto por Amadeo Genta y Patricio Datarmine sostuvo que el aumento, con cifras no remunerativas y otras medidas compensatorias, llegará para agosto a un 23% y la incorporación de 2000 empleados al régimen de relación de dependencia.
En marzo comenzarán a discutir paritarias la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), de Antonio Caló; los panaderos de Abel Frutos, los tabacaleros y los mecánicos, que discuten salarios trimestralmente.
Otro gremio que cerró paritarias con el sector empresario fue el de Sindicato de Obreros de Garages y Playas de Estacionamieno, que conduce el triunviro cegetista y aliado a José Luis Barrionuevo, Carlos Acuña, pero que no fue aún homologado por la cartera laboral.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password