Milagro Sala dejó el penal y ya cumple con la prisión domiciliaria

En medio de un fuerte operativo policial este jueves (31/8) trasladaron a la dirigente Milagro Sala su casa ubicada en el dique La Ciénaga, aproximadamente a las 16:00 horas, pasó primero por el juzgado de Pablo Pullen Llermanos y posteriormente arribó al que será su nuevo lugar de detención.

Milagro Sala fue trasladada este jueves (31/08) desde el penal de Alto Comedero a una casa de su propiedad ubicada frente al dique La Ciénaga, a unos 30 kilómetros del centro de San Salvador de Jujuy.

El operativo -que fue sorpresivo- estuvo a cargo del Cuerpo Especial de Operaciones Policiales (CEOP) de Jujuy, que se presentó en el penal sin aviso previo. La orden la brindó el juez Pablo Pullen Llermanos.

Sala fue trasladada sola y en el domicilio la recibió una de sus hijas, que se encontraba con otros miembros de la Tupac Amaru realizando refacciones menores.

El Patronato de Liberados le colocó a Sala una tobillera electrónica, uno de los elementos de control complementario que había dispuesto el magistrado. Además, en la casa, la custodia estará a cargo de Gendarmería, que ya instaló un contenedor, garitas y baños químicos en el exterior del domicilio.

Por su parte, el gobierno jujeño está en proceso de colocación de un alambre en el perímetro de la casa y cámaras de seguridad de 360°. La policía jujeña estará a cargo del control en las calles y rutas adyacentes al domicilio.

Milagro Sala llevaba 593 días presa en el penal de mujeres N° 3 de Alto Comedero. Tiene tres prisiones preventivas, dictadas por dos jueces distintos (por “asociación Ilícita, extorsión y fraude”; por “tentativa de homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria”; y por “lesiones graves” contra el fallecido dirigente social Cesar Arias). Hace 11 días, los magistrados le otorgaron el beneficio de la prisión domiciliaria que había sido solicitado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Cuando los jueces establecieron la casa del dique como la apropiada para cumplir la prisión domiciliaria, la misma no tenía no tenía luz ni agua, ni puertas ni ventanas. Para acelerar el proceso de refacción la Tupac Amaru aportó albaniles, plomeros, electricistas y otros voluntarios, mientras que el Comité por la Libertad de Milagro Sala realizó una campaña de recaudación de fondos para equiparla.

La dirigente de la Tupac quería ser trasladada al domicilio donde vive su familia, en el barrio Cuyaya, en el centro de San Salvador, pero los dos jueces actuantes aseguraron que la Gendarmería Nacional informó que allí no era “factible” realizar las tares de control y custodia.

La dirigente de la Tupac Amaru no podrá recibir visitas de madrugada y la cantidad de personas que puede entrar al lugar es reducida. El juez dispuso que “podrán ingresar al inmueble un número de personas que no podrá exceder de siete a la vez” y las visistas solo pueden ingresar a la vivienda de 7 de la mañana a 8 de la noche. La restricción “no se aplicará a los familiares directos de la imputada cuyo listado deberá ser aportado”, cita el juez.

La custodia de la casa donde cumple desde hoy Salas la prisión domiciliaria estará compartida entre la Gendarmería Nacional y la Policía local. Además, el Ministerio de Seguridad instaló también luces y cámaras de vigilancia en los alrededores del lugar.

Según confirmaron desde el Patronato de Liberados, Milagro Sala tendrá libertad de movimiento, lo que incluye poder hacer uso de su pileta y del amplio espacio verde.

El ministro de Seguridad de Jujuy, Ekel Meyer, confirmó que Milagro Sala tendrá que usar dos pulseras electrónicas, y atribuyó la medida a los problemas de conectividad que registran las empre sas de telefonía celular que operan en la zona.

También se conoció que la Gendarmería requirió un segundo camión container, (además del instalado frente a la vivienda), y que será utilizado para la requisa de las personas que entrarán a visitar a la dirigente.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password