Miss Waffle: una alternativa innovadora para las meriendas posadeñas

La venta online de productos manufacturados, bebidas, panificados y pastelería fue el salvavidas financiero que colaboró con la supervivencia de la economía doméstica de muchas familias misioneras, durante la emergencia sanitaria generada por el COVID-19.

En medio de estas numerosas ofertas disponibles, las hermanas Yesica y Yamila Sánchez generaron una propuesta novedosa para acompañar a las meriendas posadeñas.

Se trata de Miss Waffle, un proyecto de pastelería que se instaló con un creciente éxito en la capital provincial.

El emprendimiento surge con la idea de ofrecer un producto nuevo, que no se ofrecía en el mercado local. “Si buscas, en Posadas ya hay venta muffins, cup cakes, donas, pero nadie hacía waffles”, señaló Yesica que sonríe constantemente, como una madre orgullosa del proyecto que vio nacer y acompaña en su crecimiento. “Fue una apuesta, porque sabemos que mucha gente no conoce realmente como es, generalmente lo asocia a Estados Unidos, por películas o series y muy pocos tuvieron la posibilidad de probarlo antes. Tal vez en la casa o cuando visitaron algún lugar donde lo preparan”, agregó.

La decisión de preparar este producto en particular, remonta a la infancia de Yesica y Yamila, quienes preparaban wafles desde pequeñas. “Teníamos una wafflera y lo hacíamos de seguido y eso nos animó a prepararlos para la venta”, remarcó. No obstante, reconoce que no fue sencillo dar a conocerlo: “Cuando les ofrecía, muchos pensaban que era una torta o una tarta y no, es más parecido a un panqueque, aunque más grueso y con un relieve cuadrillé, donde se le agregan otros ingredientes para el decorado”, señaló.

Desde que decidieron emprender, en octubre del año pasado, lograron instalar su marca y crecer en popularidad. “Miss es por señorita y queríamos un nombre sencillo, que la gente recuerde, porque si es medio raro o medio largo es difícil de recordar”, indicó. “Al principio costó, es encontrar la medida justa de los ingredientes para encontrar un sabor que guste a los clientes, dejar un poco los gustos particulares y apuntar a lo que quiere la gente”, reflexionó Yesica.

Otro desafío fue mantener el stock de producción, debido a los costos de los ingredientes. “Hubo días en que nos quedábamos sin harina o algún ingrediente y teníamos que cerrar los pedidos. Por eso decidimos producir en mayor cantidad y si sobra, es un riesgo que corremos, pero fue también un aprender durante la marcha”, recordó. En ese sentido y, con el correr de los meses, aumentaron la producción de waffles tanto en cantidad, como en variedad.

“Es un constante probar, usamos mucho el Instagram donde hacemos encuestas y preguntamos a la gente cómo quiere el decorado del waffle, siempre y cuando aporte al sabor del producto”, señaló Yesica. “A veces nos piden el tradicional waffle sólo con miel o que saque algún ingrediente específico y deje el resto; hay para todos los gustos”, agregó. “En los comienzos, mi hermana se encargaba de hacer la masa y yo el decorado,
pero con tiempo y práctica, las dos hacemos todo, por si alguna no puede o por cualquier eventualidad”, comentó.

Los waffles vienen en versión base de vainilla, chocolate y salado. Para los dulces, los clientes pueden elegir con galletitas, Oreos, Toddy, Pepitos, Rockets o Bon o Bon; también con frutas como frutillas, ananás, duraznos, kiwis, bananas, arándanos etc.

Todos estos pueden ir con dulce de leche, nutella y Chantilly. Por otra parte, los salados son de jamón y queso. “Sabemos que hay gente que no es tan amante de lo dulce, así que empezamos a innovar también con esto. De momento tenemos uno de jamón y queso, pero queremos probar otras alternativas y estamos abiertas a escuchar propuestas para ir probando”.

Proyección

Además de Miss Waffle, las hermanas Sánchez tienen sus trabajos particulares, pero eso no les impide proyectar en grande. Actualmente producen un promedio de 15 waffles por día, pero los pedidos aumentan gracias a recomendaciones de clientes o porque ven en las redes sociales sus productos.

“Estamos en vistas de poder tener nuestro propio local, también de poder emplear a alguien, sería grandioso poder darle trabajo a la gente con algo que tanto nos gusta”, remarcó Yesica. Por el momento realizan sus productos a pedido y generan sus propios eventos para la venta.

Para encargar un pedido, lo pueden hacer vía whatsapp al 376-5221145, al mail [email protected] o a través de sus redes sociales: @misswaffle por Instagram, MissWafflePdas por Facebook o su página web mswaffle.com. Los pedidos se hacen en el día y se entregan a través de Moto mandado.

0 Comentarios

Dejanos tu comentario

[bws_google_captcha]

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password