“Nuestra responsabilidad social es ganar dinero”

Compartí esta noticia !

Buenas nuevas mis estimados lectores. En viaje de placer y negocios, como buen Cambiemos, me tomé unos días de descanso en esas playas que parecen “paraísos” de América del Centro para observar desde afuera el crecimiento de mi país, que en todos los niveles, me relatan desde adentro.
Lamentablemente tengo que contarles que cuando mencioné el término “país emergente” se me cagaron de risa, es más, un hombre de negocios de Belice me dijo “habrás querido decir indigente con un 40 por ciento de pobreza”. Me calenté y me fui a mi 7 estrella a mirar Netflix para ver en qué puedo asesorar a mi amigo Mauricio e hice la siguiente lectura…
El modelo de negocios de Netflix es insostenible, aseveró el gurú de las finanzas Aswath Damodaran (y pueden googlearlo al hombre).
¿Por qué lo dijo y yo lo menciono? Bueno, parece que la plataforma esta atrapada en un “círculo vicioso” del que no puede salir. Resulta que Netflix pide dinero prestado, crean más y más contenidos (series y películas) para tener más suscriptores y luego van al mercado para tratar de subir en la bolsa sus acciones y así pedir -bajo el argumento de suba de sus acciones- más dinero prestado. No conozco mucho los “cuadernos” de Netflix, pero calculo que de ultima se puede vender.
Por suerte para nuestro proyecto amarillo de pobreza cero y esas cositas, al amigo Aswath no se le ocurrió analizar el tremendo plan de transformación de “no pegamos una” que estamos llevando adelante con el modelo de “no cambiemos”, porque pinta para análogo estudio que Netflix y nosotros sólo ofrecemos contenidos de películas de terror.
Uds. sabrán, que la noción de usura está muy vinculada al interés excesivo en un préstamo y a la ganancia desmedida que obtiene el prestamista. Las personas y entidades que cobran intereses muy elevados reciben el calificativo de usureros.
La usura no es un concepto económico preciso, es decir, no existe un nivel específico y concreto que determine en qué momento un tipo de interés pasa a convertirse en algo excesivo. Por el contrario, la usura está vinculada a una noción compartida socialmente y a la creencia de que existe un cierto precio que es justo y que merece ser pagado por el usuario o consumidor y un precio que no lo es. Vea usted cuál será el precio que tendrán que pagar al FMI hasta nuestros nietos. Las necesidades de financiamiento el año próximo son de 28.000 millones de dólares, sin contar los vencimientos de letras, por el equivalente a 14.500 millones. O sea, el panorama es oscuro, pero tranqui nomás….
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mateo 5:3), reza la palabra de Dios.
Nosotros los “cambiemos”, la reinventamos: Benditos sean los pobres porque habrá muchos, de ellos será la miseria y la tierra prometida. Y te prometemos, te re prometemos y te recontra prometemos.
Para nosotros la mejor responsabilidad social es la de ganar dinero, eso es pobreza de espíritu y la verdad que es fácil; no somos humildes para nada. Más bien, somos millonarios y algunos billonarios.  Un pobre en espíritu es quien sabe que está arruinado espiritualmente. Por eso en nuestro nuevo evangelio amarillento “nosotros los Dioses y ustedes el pobrerío. ¡¡¡Suena duro, pero es así!!!
Desde la clásica teoría de Adam Smith, todo el modelo económico se basa en el egoísmo. El nuestro también, obviamente.  Todo se basa en que ganemos dinero, el egoísmo es la clave de nuestro modelo financiero -no económico porque no tenemos- y cuando todos somos egoístas, nuestro mundo -el de cambiemos- funciona maravillosamente bien.
La gente quiere ser como nosotros, exitosos empresarios. Lo que no saben es que para que podamos ser célebres y comer bien todas las noches, mamá hacía la cena y papá trajo mucha plata a casa que se la chupó al Estado. Y eso, “the big business” le toca sólo al 1% de la población. Afortunadamente somo nosotros.
Los fieles que aún nos siguen y gracias a nuestro auspicioso plan de “evangelización” por redes sociales, diarios y programas de TV de llegada nacional, están en lo que denominamos “círculo del galeto” dando giros a la cosa, a fuego lento y con un fierro metido en el tujes.
En el orden internacional y yendo a nuestro “socio del Mercosur”, en Brasil gano el compañero Bolsonaro. A partir de que se perfilaba para el triunfo, desde “cambiemos” no dudamos un segundo en apoyar su plataforma electoral, el Mauri lo llamó y todo antes del balotaje.
Los brasileños tuvieron algo parecido a lo que se perfila en el panorama local nacional, elegir entre un loco de remate con pinta de inútil (veremos, a veces las apariencias engañan) o la banda de “choris” que están en gayola o con rumbo hacia allí. Eligieron al desaforado que, entre otras cosas y luego de ganar, aseguró que al Mercosur no le piensa dar ni cuarto de bolilla, más allá de la posterior y tibia rectificación. El mandatario electo de Brasil no esperó ni un día para empezar a desairar a nuestro líder.
Bolsonaro romperá con la antigua usanza que siguieron otros mandatarios de Brasil de hacer su primera visita oficial a la Argentina. Según anunció el futuro jefe de Gabinete de Jair, el presidente comenzará su gestión con una gira por Chile, Estados Unidos e Israel. Capaz que de pasada compre vinos en Iguazú, pero visita oficial a Argentina ¿para qué?
La relevancia de Brasil para la Argentina y la región es miscelánea. Para el Brasil se envían cerca de un tercio de las exportaciones totales de la Argentina y equivalente de las importaciones proceden desde el país vecino. Y es todavía más magna en el caso de las exportaciones industriales, que agrupan empleo de calidad en la economía nacional, como ser las terminales automotrices, autopartistas y otros segmentos de la metalmecánica, plástico, neumáticos, industria química, alimentos y bebidas. O sea, pasaremos a ser lo que son los mexicanos para Trump, socios de segunda o tercera. No sé a nosotros, pero a provincias como Córdoba que le vende autopartes, capaz que se les complique la cosa.
En consecuencia, si usted entiende que todo esto se parece a “La Tormenta Perfecta”, está en lo cierto.
Les voy dejando hasta la próxima y como siempre amigos: “Del otro lado de la reja está la realidad, de este lado también está la realidad, lo único irreal es la reja… y el verso nuestro”.

Te puede Interesar  Arrojar luz sobre la corrupción y el lado oscuro de la gestión de gobierno

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin