Organizaciones ambientales, científicas y civiles solicitan acción urgente en el Canal de la Patria

Compartí esta noticia !

Las organizaciones abajo firmantes exigen a las autoridades de la provincia de Santiago del Estero la implementación de medidas a fin de remediar la problemática en el Canal de la Patria. La coalición subraya la necesidad de intervención en la obra de infraestructura que representa un grave riesgo para la fauna silvestre y doméstica, así como para las poblaciones humanas en las áreas cercanas.

Ubicado en el norte de la provincia de Santiago del Estero, el Canal de la Patria es una obra que se extiende por alrededor de 250 kilómetros, llevando agua desde el río Salado a diversas localidades como Quimilí, El Colorado, y Pozo del Toba, entre otras. La estructura del canal tiene una profundidad de alrededor de 1.40 metros y 2 metros de ancho, y está revestido de concreto. 

Por sus características y magnitud, la obra está generando un impacto muy grave sobre la fauna silvestre que habita la región, principalmente por ahogamiento, pero también por fragmentación y pérdida de ambientes naturales y seminaturales, abrupta pérdida de conectividad y atropellamiento, entre otras. Estas problemáticas, lejos de ser aisladas, podrían estar actuando en forma sinérgica, con consecuencias no evaluadas para nuestra región. Además, el proyecto puede implicar riesgos a la salud pública y riesgos de accidentes por caída de personas o vehículos.

Un golpe más para la fauna en una región amenazada

La provincia de Santiago del Estero se encuentra en la porción argentina del Gran Chaco Americano, una de las regiones más amenazadas del planeta. Es también uno de los sitios con mayores niveles de deforestación y de degradación del mundo. Esta región enfrenta la pérdida sostenida de su patrimonio natural y cultural, principalmente por el cambio de uso del suelo para la producción agropecuaria y para negocios inmobiliarios, ocasionando graves consecuencias ambientales, sociales y económicas. En este contexto, el Canal de la Patria supone una nueva amenaza para la fauna silvestre, que al acercarse al canal, queda atrapada dentro y muere ahogada. 

Una serie de relevamientos liderados por el Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces en Argentina (CECARA) durante los últimos meses en el Canal de la Patria documentó más de 250 ejemplares ahogados de más de 40 especies de mamíferos, anfibios, aves y reptiles, de los cuales al menos cinco son especies con algún grado de amenaza. En la visita más reciente, junto a la Fundación Vida Silvestre Argentina, partiendo desde la ciudad de Quimilí, pasando por Amamá, Libertad, y 9 de Julio, y llegando hasta cerca del paraje Santos Lugares, encontró en menos de dos días 19 especies de animales afectadas por la obra. 

Entre los restos encontrados se destacan el mataco bola, el oso hormiguero, la vizcacha, la corzuela y el pecarí de collar, así como un tuco-tuco (un roedor subterráneo raro para la zona) cuya especie no pudo ser determinada debido al avanzado estado de descomposición. Entre los reptiles, se encontraron tortuga terrestre argentina (vulnerable a nivel global), lampalagua o boa de las vizcacheras, yarará chica, culebra caracolera, y lagartos ápodos como culebra de bigotes o anfisbena cabeza blanca. También se registraron muertos animales domésticos como perros, gatos, cabras y vacas. 

Te puede Interesar  Vida Silvestre invita a adolescentes a tener “Un día verde” desde sus casas

Fragmentación y pérdida de ambientes naturales y seminaturales

La construcción de un nuevo canal de esta magnitud supone una perturbación importante en términos de pérdida de ambientes naturales y fragmentación.  Ante esto, sin ánimo aparente de compensar o mitigar potenciales efectos negativos, se despejaron amplias zonas de monte y se emplazaron caminos a ambos lados de la estructura. Además, la presente situación de la obra incrementa la posibilidad de presencia de cazadores en la zona, problemática poco tenida en cuenta pero que suma otro impacto no evaluado para la fauna silvestre local. 

Contaminación del agua

La presencia de animales en descomposición dentro del canal trae consigo impactos sobre la salud pública: la acumulación de cadáveres puede contaminar el agua que, sin un tratamiento adecuado, podría resultar en la dispersión de enfermedades y otros graves riesgos para la salud, representando un riesgo aún no evaluado para las comunidades que dependen del canal para su abastecimiento de agua.

 Falencias en la construcción

La estructura del canal presenta una serie de irregularidades y fallas, así como los taludes de tierra complementarios y los distintos puentes. A lo largo de los 250 km del Canal de la Patria, hay unos 35 puentes de hormigón para uso humano, algunos de los cuales permiten el paso de vehículos y otros solamente peatones o motos. Debido a la distancia entre los puentes (uno por cada siete kilómetros), es muy poco probable que los animales puedan utilizarlos para cruzar. Además, estos puentes cuentan con escasas medidas de contención como barandas o guardarrail.

Por otro lado, se construyeron, dentro del canal, 4 escaleras con una altura entre escalones que varía entre los 15 y 25 cm, medidas que las hacen inutilizables para la gran mayoría de animales afectados por la obra, como tortugas, ranas, armadillos o roedores, y su utilidad es aún incierta para especies más grandes. Además, por el momento estas estructuras están situadas solamente en el tramo superior del canal (tramo 9 de Julio – Santos Lugares, de unos 70 km de longitud). Las demás secciones del canal ni siquiera disponen de estas estructuras que podrían llegar a permitir la salida de los animales que caigan al agua.

Un reclamo urgente

Hasta la fecha, en respuesta al reclamo de diversos actores de la sociedad civil, en su mayoría locales, las autoridades de Santiago del Estero a cargo de la Dirección de Bosques y Fauna, la Subsecretaría de Medio Ambiente (dependiente del Ministerio de Producción) y la Secretaría del Agua (dependiente del Ministerio de Obras Públicas) emitieron un comunicado oficial en el que se menciona como única medida la realización de recorridas periódicas de personal para rescatar los animales afectados. Posteriormente, se elevó desde las organizaciones firmantes un pedido de informes tanto a la Presidencia de la Nación como al Ministerio de Producción, Recursos Naturales, Forestación, Tierras y Medio Ambiente, y el Ministerio de Obras, Servicios Públicos y Agua de la Provincia de Santiago del Estero.  

Te puede Interesar  Nuevo informe del INTA sube a 934.000 las hectáreas quemadas en Corrientes

Por otro lado, en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la obra del Canal de la Patria realizado en 2020 y facilitado a través de un pedido oficial por parte de la Defensoría del Pueblo de la Nación Argentina, apenas se presta atención al ahogamiento de fauna, mencionando que durante la etapa de construcción del proyecto, las excavaciones podían incrementar el riesgo de que actúen como trampas de caída para los individuos de especies de desplazamiento terrestre, especialmente para la herpetofauna y mamíferos. El EIA lo considera un impacto de significancia “moderada”, y omite la posibilidad de este riesgo durante la etapa de operación y funcionamiento del proyecto, que en la actualidad representa uno de los principales peligros de esta infraestructura. La experiencia internacional indica que esta problemática potencial de mortalidad masiva de fauna ya fue reportada en otros canales revestidos a cielo abierto, por lo que el EIA no puede pasarlo por alto.Frente a esta situación, las organizaciones firmantes exigen a las autoridades tomar medidas urgentes, entre las que se incluyen:

  • Tapar el canal para alcanzar su entubamiento a lo largo de todo su recorrido. Sólo esta medida será efectiva para evitar los impactos ambientales y sociales identificados.
  • Evaluar seria y correctamente los impactos de la obra y monitorear periódicamente mientras se avanza con el entubamiento.
  • Impulsar medidas de compensación del impacto ambiental evaluado, que contemple la creación e implementación de nuevas áreas protegidas en la región e implementación de corredores.
  • Es necesario el compromiso y la seriedad de las autoridades competentes para revertir la situación y lograr un antecedente positivo desde la perspectiva ambiental y social. Sólo la búsqueda de soluciones permanentes, con respaldo técnico y científico va a permitir que el nombre de la infraestructura sea coherente con su esencia y represente cabalmente los intereses de la Patria, las personas que la conforman y su patrimonio natural. 

    Firmantes:
  • ACEN
  • Alihuen
  • Asociación Herpetológica Argentina
  • Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza Argentina (ACEN)
  • Aves Argentinas
  • Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico
  • Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces en Argentina (CECARA)
  • Círculo de Políticas Ambientales
  • Eco House Global
  • Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN)
  • Fundación Azara
  • Fundación Biodiversidad
  • Fundación Cullunche
  • Fundación Humedales / Wetlands International
  • Fundación Vida Silvestre Argentina
  • Jóvenes por el Clima Argentina
  • Red Argetina Contra el Tráfico de Fauna (RACTES)
  • Red de rescate de fauna Ñacurutú
  • RENACE Red Nacional de Acción Ecologista
  • S.O.S acción salvaje
  • Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos (SAREM)
  • Yo No Mato Serpientes

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin