Pescarmona vuelve a Yacyretá con un contrato de 27 millones de dólares para repuestos de dos turbinas

El jueves la EBY anunció la firma del acuerdo. “Nuestro director ejecutivo, Humberto Schiavoni, firmó hoy el contrato con las empresas IMPSA y CIE para que inicien la reparación de repuestos de dos turbinas del parque generador con el objetivo de mantener la potencia disponible”, señaló la entidad binacional.

“Nuestra prioridad en Yacyretá es llevar el rendimiento del complejo hidroeléctrico al ciento por ciento de su capacidad operativa”, manifestó Schiavoni.

IMPSA y CIE presentaron la mejor propuesta técnica y económica entre las tres que se recibieron y su oferta de 27 millones de dólares significó un ahorro importante con respecto a las anteriores contrataciones. Las otras dos fueron la norteamericana General Electric (Aldrige) y la alemana Voith Hydro. La EBY invitó a participar a las tres que proveyeron las 10 turbinas originales de la represa.

Pescarmona fabricará el conjunto de repuestos de partes móviles y su ensamblaje en obra para dos turbinas en un plazo acordado de 878 días (2 años y 4 meses). Se trata de poner a punto los sistemas Kaplan. Las turbinas vienen funcionando en modo hélice, que es algo así como un modo fijo donde la generación es menor. Esto es así por el deterioro de los sistemas Kaplan por funcionar a cota reducida.

Para Pescarmona el contrato representa un soplo de aire fresco ya que la empresa lucha por salir de la crisis en la que está inmersa tras la caída de contratos importantes en Venezuela y otros países (tuvo que negociar un nuevo concurso con los acreedores).

Reponer el parque generador

Las 10 turbinas de Yacyretá sufrieron un deterioro acelerado por funcionar durante varios años a cota reducida. La EBY invirtió 200 millones de dólares en reparar las partes fijas el año pasado. Entre otras reparaciones, las paredes de acero del anillo de las turbinas que recubren el homigón.

Desde que asumió al frente de la EBY, Schiavoni está abocado a cuidar el parque generador y aumentar la generación en la medida de lo posible.

Aña Cuá y turbinas adicionales

Por eso están avanzados los proyectos para poner entre 3 y 5 turbinas más en el brazo principal y otras tres en el vertedero de Aña Cuá, pero para esto es necesario negociar con los paraguayos ya que hay que firmar nuevos convenios internacionales.

Mientras tanto, se están realizando reparaciones en las 10 turbinas existentes. Siempre hay una que está paralizada por estos motivos, desde hace un año. La intención de la EBY es tener un kit de repuestos para intercambiar partes y que no se interrumpa la generación de energía.

Como dijo Schiavoni en octubre, durante una presentación que realizó en Ituzaingó: “Una turbina no se compra en una ferretería, lleva años fabricarla, tenemos que empezar ya”

Por Martin Boerr

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password