Pichi Perié: “Este es el momento de un trasvasamiento generacional”

 “Ser útil a Misiones”. Con esa definición, Mario “Pichi” Esper Perié comenzó a transitar un camino en el que busca posicionar a la juventud y el recambio en el peronismo, como herramienta de transformación de la realidad. Aunque sus apellidos son sinónimo de peronismo en la política, Pichi quiere escribir su propia historia y trabaja por la unidad del partido para enfrentar lo que considera un modelo dañino para la sociedad. No está solo en la cruzada generacional, sino que trabaja en un esquema que incluye a jóvenes de otros espacios políticos, con quienes mantiene un diálogo permanente sobre las problemáticas misioneras.

 

“En el campo nacional y popular estamos convencidos que este año es el momento de un trasvasamiento generacional, que permita a dirigentes y referentes del peronismo y del campo popular una referenciación electoral determinada”, explica el joven de 37 años en una entrevista con Economis.

Vos estás muy vinculado a la etapa del  Kirchnerismo, ¿Cómo te llevas con este escenario?

Primero estoy convencido que los votos se ganan y se cuentan de a uno y se los consigue reconociendo las coyunturas electorales, que son todas diferentes. Mi identificación desde siempre es con la militancia política dentro del peronismo, he sido militante del peronismo desde que tengo uso de razón. Nunca he sido funcionario pero si acompañé desde el punto de vista político e ideológico al proceso de los 12 años de Néstor y Cristina.

¿Y cómo ves al proceso del peronismo ahora en plena división?

Si hay algo que tiene el peronismo es una capacidad de comprender los procesos históricos y ambición de poder, de construcción de esa ambición de poder. Y como decía el General, “Cuando los peronistas parece que nos estamos peleando en realidad nos estamos reproduciendo, somos como los gatos”. Eso sucede hoy en los diferentes sectores, de diferentes posicionamientos dentro del peronismo más allá del partido justicialista en sí, equilibrando sus fuerzas o mostrando sus fuerzas.

Y en esto aparecen figuras trascendentales que determinan la voluntad del peronismo, y otras más satelitales, que piden participar. En medio, el movimiento obrero debe dar una respuesta. Lo que se pedía en la plaza espontáneamente de poner la fecha de un paro, más que fecha era determinar  un cronograma de resistencia o de discusión respecto de los temas que a los trabajadores les interesan. En esta discusión generacional, el movimiento obrero, esas capas medias que se han incorporado fuertemente a los gremios en los últimos años, con la adquisición de un montón de derechos laborales sobre todas las cosas, creemos que  va a tener también un protagonismo decisivo en esta etapa de referenciación política generacional. Y esto no sólo se da en Buenos Aires, sino en todas las provincias.

En los últimos dos meses estuve visitando dirigentes nacionales, como el caso de “Coqui” Capitanich en El Chaco, “Camau” Espinola, candidato a gobernador de Corrientes, Fabián Ríos Intendente de Corrientes,  un montón de otros dirigentes, anduve también por el Norte. Con Alberto Rodríguez Saá tuve la posibilidad de estar en una reunión como integrante de la Mesa Nacional de Conducción del Peronismo Militante, en el Instituto Patria, también con Cristina. Todos están en la misma línea, más allá de las variaciones, de los bemoles políticos, todos con el mismo planteo: el 19 nos tiene que encontrar unidos, con las referenciaciones electorales determinadas y con una fuerte impronta generacional desde Cristina a Camau, por decirte un nombre. En Corrientes es una cosa particular Camau, compañero dirigente de una nueva camada que  estuvo muy aliada al kirchnerismo en su momento, pero que hoy tiene la capacidad de sintetizar al Partido Justicialista, al massissmo y el kirchnerismo en Corrientes.

 

Como joven…. ¿Cómo lográs seducir al adolescente, al veinteañero que no quiere meterse en política?

En todos los ámbitos de la vida social, participa la política, no hay forma en la vida que no está atravesada la política. Los jóvenes, los adolescentes,  los que se incorporan al voto,  lo hacen siempre con resquemores y ciertas dudas o desconocimiento de, cabalmente, qué se trata la democracia. Y yo les digo que la política y la democracia se tratan exclusivamente de participar, informarse de formarse y participar. Un extremo de participar es el voto, pero es el mínimo. Pero en el club del barrio, en el centro de estudiantes, en la biblioteca popular del barrio, en la comisión vecinal, en todos lados, la participación mejora la calidad de la democracia, de nuestra vida en sociedad.

 Lastimosamente, atravesamos, o arrastramos una situación de vituperación de la política como tal, cuando se supone que debe ser la actividad más excelsa del hombre en sociedad. Y obviamente que el joven no está exento de eso, como no lo está el anciano. Son dos instancias diferentes de la vida, y les sucede una cosa parecida, nuestros abuelos hoy tienen una especie de rechazo a la política, gente que tiene más de 60, 65  años, que no tiene la obligación de participar y empieza a ver con malos ojos a la política.

El 2017 no define totalmente el escenario, pero tenemos a Florencio Randazzo, a Sergio Massa, a Cristina, a los Gobernadores por otro lado ¿hay forma de hacer una unidad de ese peronismo?

Creo que el 17 tiene que ver con el posicionamiento electoral. Estoy convencido que los compañeros tienen derecho a participar, a proponerse en el electorado, todos. Segundo, no estaría mal que cada uno muestre en la sociedad cuantos votos tiene, sino también nos pasa, en realidad sucede en todas fuerzas políticas, pero también pasa en el peronismo que algunos dicen que tienen más de lo que tienen. Y en la política, hoy sobre todo donde hay mucho descredito de muchos dirigentes, lo mejor sería que cada uno pueda decir en octubre “estos son los votos que tengo”. De este sector, esto es lo que tengo yo y ahí nos juntemos nuevamente en un Congreso Partidario con el esquema que pueda definir esto, en cuanto a la representación de ese electorado que tenemos. Me parece lo más justo y así funciona la democracia que tenemos.

Sin embargo, me parece imprescindible la unidad en 2019. Son dos escenarios totalmente diferentes. Hoy se puede decir que la unidad tiene que ver con lo programático. Hablábamos de eso con Rodríguez Saá el fin de semana. ¿Qué dice Alberto? Nosotros debemos definir esa unidad donde estén todos los que quieran estar, ofreciendo un programa y firmarlo. Entonces poder decir después, porque como es una legislativa, señalar al compañero que no cumplió con ese programa. Que es lo que nos pasó en estos últimos dos años, muchos peronistas nos sentimos decepcionados por dirigentes que votaron contra un programa implícito. Con Rodríguez Saá estamos plenamente de acuerdo en hacer un programa, escribámoslo, con los temas de la calle, no es que tenemos que inventar nada, poniéndonos a leer muchos libros, o hacer investigaciones sociológicas. Con los temas de la calle; Ni una Menos, paritarias, todo los temas que se plantearon en movilizaciones sociales y manifestaciones en la Argentina. Hacer un escrito con esos temas y todos los que quieran participar que se adhieran. Después verificar en Diputados, en los Concejos Deliberantes, en el Congreso Nacional, si se cumple.

¿En la Provincia cuál sería el esquema a armar por ustedes?

Estoy convencido de que hay una necesidad de unificar diferentes sectores del Peronismo, una unificación de la representación del Peronismo, con las otras fuerzas políticas, incluso con otras expresiones sociales del campo nacional y popular, organizaciones sociales. Creo que van a jugar a nivel político un rol importante las organizaciones intermedias ONGs, Asociaciones Civiles, Bibliotecas Populares, otros esquemas de organizaciones intermedias. Algunas con relaciones más de género, que van a jugar un rol más importante.

Otra cosa que viene sucediendo es la caracterización de los candidatos, es decir, hay herramientas nuevas y un leguaje nuevo, determinado estrictamente por las redes sociales. Hace cinco años eran imprescindibles los pasacalles, el choripán y los afiches. Hoy está en duda si eso es imprescindible, hoy es más importante el trato directo con los vecinos y la reproducción en redes sociales, no es que esté inventando algo.  Y eso requiere un lenguaje diferente, no es el mismo lenguaje con el que nosotros crecimos en las campañas y actos, con esa fuerte identidad Peronista. Uno tiene que tomar nota, a Macri la campaña le fue exitosa hace dos años, a Donald Trump, hace un año, y a Obama hace ocho.

Acá Irrazábal mantiene un acuerdo con la Renovación ¿Estás dentro de ese esquema?

Creo yo que es su objetivo.  Yo estoy decidido a armar una propuesta Peronista Generacional si es con el Partido Justicialista dentro de la Renovación, si es con el partido Justicialista fuera de la Renovación, si es sin el Partido Justicialista y sin la Renovación.  Si hay algo que yo comprendí en estos últimos dos años, es que donde me invitan a debatir y a charlar de política o lo que fuera, voy. Si soy invitado a ciertos círculos políticos para discutir y debatir, y si llego a acuerdos que tienen que ver con esa problemática, estoy a gusto. Pero en principio esto consiste en salir a caminar Misiones para generar esa referenciación con diez puntos, quince puntos relacionados a la provincia. Mi preocupación puntual es la situación estructural de ciertos sectores productivos, sobre todo con la capa más débil de la producción de la yerba mate,  del tabaco, o incluso con el Alto Paraná y la dependencia absoluta a Arauco y la cada vez mayor exclusión de las localidades, de la producción de esas localidades. Un pino es un metro cuadrado de soberanía que perdemos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password