Pindó SA realizó su primer despacho de madera certificada PEFC™ a mercados internacionales

Compartí esta noticia !

En un mercado internacional cada vez más exigente y que experimenta, poco a poco, una mayor demanda de madera, el sector forestal argentino tiene la capacidad de desarrollarse como proveedor, respondiendo con productos certificados y de óptima calidad. Es por ello que la empresa Pindó SA emprendió el desafío de enviar el primer despacho de madera rústica para China con certificación PEFC™.

Este primer lote de madera certificada y exportada, es fruto de un proceso arduo de trabajo, donde la sostenibilidad funcionó como una hoja de ruta. “Un camino que recorremos a diario, y nos marca el rumbo en cada decisión. A lo largo de estos 45 años, el compromiso con el desarrollo sostenible se ha mantenido intacto y se ha convertido en parte de nuestro modelo de negocio”, explicaron a Economis, desde la empresa.

En ese sentido, advirtieron que desde la empresa, la premisa es trabajar sobre la sostenibilidad, que es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones, garantizando el equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social.

“Es un valor indiscutido para la sociedad y ha evolucionado desde la minimización de impactos sobre el ambiente hacia la integración de las dimensiones social y económica, de tal manera que hoy se habla de desarrollo sostenible: una apuesta por el progreso social, el equilibrio medioambiental y el crecimiento económico”.

La culminación de este proceso, es la exportación de lotes de madera certificada al mercado oriental, pero que inicia muchos años antes. Entre los hitos más importantes que marcaron el rumbo de este camino, es la obtención de la certificación de Gestión Forestal Sostenible PEFC™. Esta certificación trabaja a lo largo de toda la cadena de valor forestal para promover buenas prácticas en el bosque y asegurar que tanto la madera como los productos forestales no madereros (PFNM) sean producidos respetando los más altos estándares ecológicos, sociales y éticos.

Te puede Interesar  ¿Qué viene después del superciclo de las materias primas y la pandemia? Políticas para abordar la pobreza y la desigualdad en América Latina

Para obtenerlo, entre otros aspectos, se debió demostrar ante evaluadores externos el cumplimiento de toda la legislación aplicable a la gestión forestal, el respeto de los derechos de los trabajadores, su capacitación permanente en aspectos clave del desarrollo de su trabajo, la planificación del uso de los recursos naturales para garantizar su perpetuidad, no haber reemplazado bosques nativos desde el año 2000 para realizar plantaciones y la identificación y conservación de sitios prioritarios para la preservación de la biodiversidad regional.

Posteriormente, desde la empresa iniciaron la implementación de los requisitos de la norma PEFC™ de Cadena de Custodia sobre la producción y venta de rollos, astillas, productos de madera aserrada, biomasa y energía, a fin de asegurar que todos nuestros productos de base forestal provienen de bosques certificados y de fuentes controladas.

Luego de una exhaustiva auditoría, en febrero de 2021 obtuvieron la certificación. Este logro permite a Pindó SA comercializar madera certificada para los mercados más demandantes, además de proveer energía y vapor a partir de biomasa certificada para sus procesos internos, convirtiendo a la empresa en la primera en América en producir energía de origen sostenible certificado.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin