Por primera vez una mujer está al frente de una Unidad Penal de hombres mayores

Mediante disposición y por razones de servicio, la Dirección General del Servicio Penitenciario Provincial, designó como nueva Directora de la Unidad Penal VII de Puerto Rico a la Alcaide Principal Adriana Elizabeth Knebel. Luego del acto de asunción, se hizo entrega de los certificados  de ascenso al personal Superior y Subalterno de la Unidad que acaba de ser promovida al grado inmediato superior (correspondiente al período calificatorio 2016/17)

El acto se desarrolló en el patio de armas de la sede penitenciaria y estuvo presidida por la Directora General del Servicio Penitenciario, alcaide general Nilda Correa quien se encontraba acompañada por  el Jefe de la División Personal, alcaide general Daniel Gerardo Ayala y otros funcionarios.

 

El Jefe de la División Personal, Gerardo Ayala  puso en posesión del cargo a la flamante directora de la U.P.VII, Adriana Elizabeth Knebel, quien reemplazó  al alcaide principal Arnaldo Fabián Fleck.

Inmediatamente después, Knebel saludó al efectivo formado y una vez finalizado el acto protocolar de asunción se dio paso a la entrega de despachos de ascenso al personal que fue promovido al cargo inmediato superior.

 

La flamante directora de la U.P VII de Puerto Rico, Alcaide Principal Adriana Elizabeth  Knebel  egresó en 2001 de la Escuela de Cadetes ” Salustiano Pérez Estévez”. Sus  primeros pasos dentro de la fuerza de seguridad provincial los dio en la U.P V “Correccional de Mujeres”, que, afirma, “fue una hermosa experiencia inicial, años en que aprendí mucho y conservo muy  buenos recuerdos”.

A finales del 2002, fue trasladada a la Unidad Penal III que más tarde se convertiría en el Complejo Penitenciario III de Eldorado. De ese modo se transformó en una de las primeras oficiales femeninas de carrera que trabajó en dicha Unidad. “Allí noté cierto recelo por parte del personal masculino, pero esta situación fue cambiando con el tiempo y pude aprender cómo  desenvolverme en una Unidad Penal de hombres con personal e internos todos masculinos con quienes nunca tuve problemas”, reconoció. En esta sede penal se desenvolvió en casi todas las áreas de seguridad y administrativas.

Años más tarde, en abril de 2015, fue trasladada a una de las últimas unidades penales inauguradas en Misiones, la Unidad Penal VII de Puerto Rico, donde estuvo desempeñándose como Secretaria de Unidad hasta su actual designación.

Con la reciente designación, Knebel, se transformó en  la primer oficial mujer de carrera en convertirse en directora de una Unidad de hombres mayores y su designación – comenta – la recibió con gran emoción y lo siente como un reconocimiento y a la vez  “un gran desafío” porque las  unidades siempre estuvieron conducidas por hombres.

En tal sentido añadió “estoy sumamente  agradecida a las autoridades  por  brindarme esta oportunidad y la confianza que depositaron en mi para llevar adelante esta  importante función; pero  a la vez  representa para mi una doble carga por la gran responsabilidad que asumo y además por convertirme en una referente para mis camaradas mujeres”.

En lo inmediato -afirmó Knebel-, “mi  tarea estará orientada a trabajar en equipo con todo el personal penitenciario y planificar acciones concretas tendientes a mejorar la calidad de vida de los internos como del personal penitenciario, con todo lo que ello significa”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password