¿Por qué la amenaza de paro en el transporte? La disparidad de subsidios y costos explica el enojo de empresas y choferes

Compartí esta noticia !

¿Por qué un paro de los choferes del transporte público es una amenaza latente en buena parte del país? La bomba de tiempo fue desactivada por unas horas, pero el problema sigue estando. Los subsidios nacionales que son generosos en Capital y Buenos Aires, están agigantando una asimetría interna que afecta la rentabilidad de las empresas y empobrece a los trabajadores del volante: las compañías aducen que no pueden incrementar salarios al nivel de los en el AMBA, ya que los costos subió considerablemente en los últimos meses y la tarifa no cubre los gastos de operatividad. En algunos casos, como Posadas, el boleto está congelado desde fines de 2018. 

Gran parte de los municipios del interior de la Argentina tienen problemas con el servicio de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), su financiamiento y sobre todo, reclaman por el incremento de los subsidios por parte del gobierno nacional, equiparándolos con los de Capital y Gran Buenos Aires.

Según los transportistas, mientras el AMBA cuenta con 18 mil unidades en servicio, una tarifa de $18, y 47.000 trabajadores, percibe $16 mil millones en subsidios nacionales mensuales, el interior del país, con 13 mil unidades, una tarifa promedio de $37 y 33.000 trabajadores, percibe únicamente $1.500 millones mensuales.

El reclamo no es solo de las empresas. Los gobernadores del Norte Grande tienen el incremento de los subsidios como una de las principales banderas de negociación con la Nación. 

Los mandatarios exhiben números que son contundentes sobre cómo las provincias fueron perdieron recursos en detrimento del siempre beneficiado centro del país. En 2018 los subsidios nacionales al interior del país sumaron 27.000 millones en concepto de cupos de gasoil, Sistema Integrado de Transporte Automotor y Compensaciones Complementarias Provinciales.

En 2019, por el Pacto Fiscal impuesto por Mauricio Macri se eliminaron subsidios nacionales y se incluyó un Fondo Compensador para el interior por 6.500 millones. 

En 2020 se ejecutaron 17.000 millones para el interior, contra los 102.000 millones ejecutados para el AMBA.

Para 2021 al Fondo Compensador para el Transporte Urbano y Suburbano del Interior se le asignaron 20.000 millones, cuando ese monto debería ascender a 42.162 millones, más del doble.

Te puede Interesar  Gran convocatoria de productores yerbateros y tealeros el sábado en Campo Viera "para decir basta"

Por eso los gobernadores plantean retomar el esquema vigente previo al Pacto Fiscal de 2018, que las contribuciones a efectuarse se originen en la utilización de los índices que surgen de la aplicación del SISTAU y CCP y al mismo tiempo, implementar un sistema de compensación tomando en cuenta los kilómetros realizados en un sistema sobre ejecución normal a pleno, considerando un índice de pasajero-kilómetro equivalente, tarifas e ingresos promedios por bus del interior del país.

Por eso también hay disparidad en el precio del boleto en las distintas ciudades, donde hay reclamos de un valor por encima de los cien pesos. 

En Bariloche la discusión está dada por la nueva tarifa, que la empresa Mi Bus requirió que sea de $94, aunque desde la administración de Gustavo Gennuso descartaron que se lleve hasta ese valor. 

En Mar del Plata  las empresas que prestan el servicio de colectivos en esa ciudad balnearia, solicitaron al gobierno municipal llevar el boleto desde los actuales $35,24 a $96,06. Argumentan que la pandemia generó un cuantioso desfase económico financiero para las compañías y que actualmente están operando al 30% del nivel habitual.

En la vecina localidad de Villa La Angostura el boleto eventual cuesta $120, pero la tarifa por el viaje más corto es de $65 (con tarjeta), pero varía según el tramo, por lo que de $65, salta a $93, siendo $260 el pasaje más costoso. Los escolares también pagan.

En Bahía Blanca, se aprobó un aumento y el boleto pasará a costar $59,40. Mientras que habrá otra tarifa promedio de $33,70, que corresponde a quienes reciben atributos sociales o escolares, entre otros.

En la ciudad de Córdoba el precio del pasaje actual es de $43 y las empresas prestatarias están requiriendo un fuerte aumento. El intendente de esa localidad reconoció que el valor actual está muy por debajo de los costos reales, pero que por ahora no habrá subas. “Con la pandemia, para que no subiera el pasaje lo tuvimos que subsidiar. Hoy el pasaje de colectivo no podría valer nunca $43, tendría que superar los $100, pero es imposible también llevarlo a ese monto”, sostuvo el jefe comunal cordobés Martín Llaryora.

Te puede Interesar  El Gobierno no extenderá la doble indemnización por despidos ante la baja del desempleo

En Rosario, el boleto urbano de transporte de pasajeros vale $45 desde el 1° de febrero y desde la Municipalidad se fundamentó que producto de la pandemia, el transporte público atraviesa una profunda crisis que generó que durante 2020 disminuya considerablemente su recaudación, con pérdidas equivalentes a los $2.000 millones, y con una disminución en la cantidad de pasajeros: de 450.000 viajes diarios a 100.000. Y se agregó que según un estudio realizado, el boleto debería costar $77.

Por otra parte, en la ciudad de Neuquén, que tiene más de 90 mil usuarios, el precio del pasaje es de $42,58 y se esperan nuevos incrementos para los próximos meses. Allí, la prestataria aduce que de 90 mil pasajeros diarios, en el transcurso de la cuarentena viajaron un promedio de 12 mil y que en 2020 la tarifa estuvo congelada.

En Concordia, Entre Ríos, en el mes de abril los concejales sancionaron un aumento escalonado. Por lo que el costo del boleto que era de $30, pasó a $40 hasta el 30 de junio; y se elevará luego, si es puesta en funcionamiento la tarjeta SUBE, a $48 desde el 1° de julio. Las empresas no quedaron conformes, ya que habían solicitado un boleto a $70.

En Comodoro Rivadavia (Chubut) el viaje básico tiene un costo de $41,85 para el tramo urbano y el suburbano sale $45,19. En Puerto Madryn (Chubut) se abona $38,72 por cada pasajero transportado y en Tandil (Provincia de Buenos Aires) $39, pero según los transportistas, debería valer $109.

En Posadas el boleto está congelado desde hace 30 meses. Cuesta 20 con SUBE y 28 sin SUBE.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin