Qué debemos considerar a la hora de comprar una bicicleta, scooter o moto a baterías

Lo importante es saber la autonomía y los tiempos de recarga, antes que la velocidad de los productos.

Ante el miedo de volver a viajar en transporte público como consecuencia del coronavirus, las empresas que fabrican vehículos eléctricos, aparecen como una de las industrias ganadoras de la pandemia, con scooters, motos y monopatines eléctricos como estrellas.

El reemplazo de la actual movilidad con motores a combustión hacia una más sustentable, que no genere gases de efecto invernadero, se está dando de manera paulatina a nivel global. Todo indica que en una primera etapa ambas convivirán, por ejemplo usando vehículos 100% eléctricos más chicos en las ciudades y cascos urbanos, como complemento del transporte urbano y de los autos “tradicionales”.

Desde Acubat, empresa especializada en el recambio de este repuesto, vienen trabajando hace algunos años en mejoras sustentables; no comercializan baterías de Litio pero son especialista en la venta y posventa de baterías de vehículos, tanto de motos como de autos, y se preocupan por el desarrollo de una nueva movilidad sostenible.

Quien esté pensando en adoptar algún tipo de vehículo alternativo debe considerar varias cosas, vinculadas a esta tecnología. “Para la compra de scooters o bicicletas eléctricas se debe tener en cuenta la distancia que va a recorrer, ya que la autonomía promedio suele ser corta (no mayor a 80 km. con una recarga) y varía en función del peso y la velocidad”, sostiene Luz Valbuena, responsable de marketing de Acubat.

“Es más importante conocer el verdadero valor de la autonomía y los tiempos de recarga antes que los de velocidad máxima, así como corroborar fehacientemente que se puede recargar en cualquier lugar, en cualquier toma corriente de 220V”, añade.

Otro punto a tener en cuenta es si la batería es removible y si existe disponibilidad para su reemplazo, debido a que muchas veces no hay recambio para cuando llegue al fin de su vida útil; esto es algo que tal vez no se considera al momento de la compra y es muy importante porque aún este tipo de tecnología es nueva en nuestro país.

“Hay scooters eléctricos que llevan cuatro baterías de CPC (de Ciclo Profundo, con mayores ciclos de carga y descarga) y al momento de su reemplazo -aproximadamente tres años, dependiendo del uso- pueden llegar a costar $30.000”, advierte Valbuena.

“Mucha gente viene y nos consulta si se puede reemplazar por baterías de moto -que son de plomo- y técnicamente sí, pero son menos eficientes y su vida útil puede llegar a ser de un año y medio”, finaliza.

Pero, ¿qué debemos considerar para ayudar a su correcto funcionamiento y lograr una mayor vida útil? “El promedio de vida útil en las baterías queda sujeto principalmente a la cantidad de ciclos de cargas y descargas que sufra la batería y no guarda una relación tan directa con el tiempo que tenga ese acumulador (o batería)”, sostiene Luz Valbuena, responsable de marketing de Acubat.

Qué pasa en Argentina con las baterías de litio

Desde Acubat explican que si bien son para los vehiculos eléctricos, en argentina casi no hay. Los vehículos a combustion no necesitan una bateria de litio para arrancar el motor, con una de plomo-ácido les alcanza y sobra para esa utilidad. Los eléctricos que dependen exclusivamente de la batería para moverse, necesitan baterías de litio por la aceptabilidad de ciclos de carga y descarga que tienen.

“En nuestro país hay muy pocas baterías de litio para motos y ninguno para autos, es una problemática. Si bien son más livianas, valen 5 veces más y la durabilidad de las de litio en teoría es superior. No comercializamos porque el costo-beneficio de la batería no consideramos que justifica. Con la línea que trabajamos de moto, bronco AGM, tenemos muy buenos resultados y tienen un precio competitivo”, confiesa Valbuena.

“Las baterías de plomo ácido -como las de las que equipan actualmente a los autos con motor a combustión- permiten unos 1.500 ciclos de vida, mientras que la tecnología de las baterías de litio -que se usan para los equipos de tecnología o los autos eléctricos- ofrecen una duración de hasta tres veces más”, explica.

El costo de las baterías de plomo es considerablemente menor a los de las de litio, además las de plomo tienen un peso mucho más alto, y esos son apenas algunos de los motivos por los cuales no hay una migración definitiva de un metal hacia el otro.

En cuarentena, la batería fue el repuesto que multiplicó sus ventas y que experimentó un auténtico boom debido a la gran cantidad de particulares que descubrieron que, de un día para el otro, su auto no arrancaba aun cuando le habían dado marcha semanalmente de modo preventivo. Ahora anunciaron que con el regreso de las vacaciones, sumado al comienzo de clases y a las oficinas post verano, las consultas ya crecieron un 64%.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password