¿Qué es el rainbow washing?

Compartí esta noticia !

Hoy 28 de junio, un día para reflexionar cómo comunicamos. 

Es probable que este mes hayas visto a muchas empresas cambiar los colores de su logo, por los de la bandera LGBTIQ+. en redes sociales. Junio es el mes del Pride, cuya traducción literal es ‘orgullo’, y su día es recordado cada 28 de junio bajo en nombre de Día Internacional del Orgullo LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transexual). Un momento especial para reflexionar sobre el rol de las estrategias de marketing en relación a este movimiento. 

Esta fecha se celebra en conmemoración a los disturbios de Stonewall de 1969 y tiene como objetivo reivindicar la lucha contra las diferentes formas de discriminación, celebrando todas las identidades y orientaciones sexuales y de género.

A medida que hemos evolucionado como sociedad, descubrimos cómo el mundo está lleno de desigualdades y con los años, esta fecha se convirtió en un fenómeno cultural imposible de ignorar. Es así como las empresas empezaron a desarrollar campañas de marketing con productos específicos, gráfica y mensajes que buscan mostrar “apoyo” a la lucha del colectivo. Pero como todo en nuestra generación, en el último tiempo se han comenzado a cuestionar el impacto real de estas campañas. ¿Lo hacen para generar un cambio o para ser parte de la conversación? ¿Es esta práctica realmente efectiva para la imagen de las empresas? Y, lo que es más importante, ¿realmente ayuda esto a la comunidad LGBTQIA+? 

Hoy, muchas organizaciones y países están trabajando para reducir estos problemas. No es casualidad que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) haya elegido la igualdad de género y la reducción de la desigualdad como uno de los nuevos objetivos para el desarrollo sostenible. Sin embargo, estos intentos de parecer más “diversos” o “inclusivos” pueden caer en la superficialidad e incluso simplificar las dificultades solo para ganar credibilidad del consumidores sin hacer un esfuerzo o tomar algún tipo de acción que impacte en las personas. . Cuando ocurre este fenómeno, la comunidad LGBTQIA+ lo denomina “Rainbow Washing” literalmente, “lavado arcoiris” o “Pink Washing”, un tema que las empresas deben evitar. 

Te puede Interesar  Ascienden a 6.517 los fallecidos por coronavirus y a 320.884 los contagios en el país

La apropiación de causas de colectivos que luchan desde hace años puede ser violenta para quienes los integran. Para identificarlo es propio ver si la empresa en cuestión: solo lanza iniciativas para apoyar a la comunidad LGTBIQ+ durante junio, utiliza la imagen del arcoiris para promocionar la venta de productos, ofrece incentivos falsos para el talento de la comunidad, existe una brecha salarial que

perjudica al talento de la misma, solo cambia el logotipo de manera temporal, no fomenta un ámbito de trabajo seguro para el personal que es parte de esta comunidad , no trabajan con problemáticas de la comunidad. 

¿Qué hacer para cambiar esto? Seamos responsables al comunicar, tengamos un compromiso real, haciendo que la Diversidad, la Equidad y la Inclusión sean parte de los valores de la empresa. Buscar políticas que traten la singularidad de cada persona con la debida justicia y respeto, escuchando atentamente todas las voces y actuando para transformar realidades más allá de los empleados y consumidores. Desde el Inadi se convoca a informar con perspectiva de género y diversidad, con un enfoque de derechos humanos, siempre con el objetivo de lograr una comunicación inclusiva, plural, que no reproduzca estereotipos ni estigmatice.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin